Síguenos en:

Cuando el bebé tiene estreñimiento

Cuando el bebé tiene estreñimiento

Esta molestia es común en los niños, pero con cuidados puede superarla.

Cuando el bebé tiene estreñimiento
Por: Karen Johana Sánchez
11 de Noviembre de 2014
Comparte este artículo

El estreñimiento es la dificultad o la demora que presenta el organismo para evacuar las heces o para realizar un vaciamiento intestinal de forma regular, lo que ocasiona molestias, o dolor, al momento de la evacuación.

Puede presentarse desde que el  niño nace, ya sea por la demora que existe en la evacuación del meconio (primeras heces) y luego del primer mes de vida por cambios dietéticos, por ejemplo, “al disminuir la lactancia exclusiva e introducir  fórmula láctea, para complementar la alimentación de los bebés”, señala la pediatra neonatóloga Luz Ángela Rozo, coordinadora de la unidad de recién nacidos de la Clínica Reina Sofía.

Una de las causas del porqué se presenta en los bebés, dice el pediatra Gonzalo Franco, es por la inmadurez de las células nerviosas del tubo digestivo y, además, por una dieta con poca agua y fibra.

La doctora señala que en el 95 por ciento de los casos se trata de un problema funcional, en estos, alrededor de un 50 por ciento influye la herencia familiar. El 5 por ciento restante está relacionado con problemas orgánicos, algún tipo de patología de colon o región ano-rectal, trastornos metabólicos (como hipotiroidismo), enfermedades como fibrosis quística y asociadas a trastornos neurológicos severos.

Principales síntomas

La frecuencia del estreñimiento varía según el tipo de alimentación que se le dé al niño. Es más común en bebés alimentados con leche en polvo o de fórmula, por los ingredientes que la contienen, en cambio, la leche materna estimula el tránsito intestinal de los pequeños.

Cuando se presenta la molestia, generalmente los niños manifiestan dolor y pujo al iniciar sus evacuaciones, ya que la textura de estas son duras y secas. Puede presentar su rostro enrojecimiento y dolor abdominal (o tipo cólico), aumento de gases, llanto e irritabilidad.

Otra señal es la “disminución en el número de deposiciones, de acuerdo con la frecuencia que venía manejando el recién nacido. En promedio, se aceptan cuatro evacuaciones por día, en la primera semana de vida, hasta siete u ocho con lactancia plena. Y a los tres meses, entre dos y tres diarias”, explica la especialista.

Algunos bebés, agrega, pueden presentar una a tres deposiciones semanales y no se considera estreñimiento, siempre y cuando estén tranquilos, se alimenten sin problema, tengan buena ganancia de peso y realicen deposiciones blandas, abundantes y sin causarles ninguna incomodidad o molestia.

Control adecuado

Cuando el niño presenta estreñimiento, lo primero que debe hacer la madre es mantener un lactancia continua, a libre demanda. “La leche materna favorece las evacuaciones después de cada comida por un reflejo llamado gastrocólico, y por sus componentes nutricionales”, explica el doctor.

Ahora, si en algún momento requiere complementar la leche, debe asesorarse de un pediatra. “No se usan analgésicos ni antiespasmódicos, los efectos secundarios no son beneficiosos para el bebé”, agrega la doctora Rozo.

Si el recién nacido necesita leche de fórmula, se aconseja preparar el biberón según las instrucciones del tarro para que su contendido no sea tan concentrado y se ofrezca solo como complemento, si la producción de leche materna es muy baja.

Si el niño ya consume alimentos aparte de la leche materna, la dieta con fibra en lactantes se obtiene con las cremas de verduras, y jugos como granadilla y pitaya, dice el experto.

La neonatóloga aclara que hay lactantes que son ‘demorados’ en evacuar, y se vuelven ansiosos e irritables, y, en general, solo expulsan gases: “A ellos se les puede ayudar con masajes en el abdomen (en el sentido de las manecillas del reloj), lo que permite que flexionen y estiren sus piernas en forma periódica y suave; esto consigue que bajen su nivel de ansiedad y puedan evacuar sin dolor ni molestia”.

Por su parte, la madre debe hidratarse continuamente, ingerir verduras, frutas y cereales con fibra, y conservar una actitud positiva ante el amamantamiento. También debe descansar y reposar cuando el niño lo permita. Incluso, tener buenos hábitos alimenticios y de salud desde el embarazo. 

 

 

 

Comparte este artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
EMMANUELMZ
Hace 1 año
Estoy preocupada debido a que mi bebe de 3 meses y medio ya lleva casi 1 mes en que la frecuencia para hacer popo es cada 4 a 6 dias. Es normal esto?. Solo toma leche materna
1
promeroCDLM
Hace 1 año
Una de las causas del porqué se presenta en los bebés, dice el pediatra Gonzalo Franco, es por la inmadurez de las células nerviosas del tubo digestivo y, además, por una dieta con poca agua y fibra.
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet