Síguenos en:

Descubre qué hacer cuando el bebé está amarillo

Descubre qué hacer cuando el bebé está amarillo

La ictericia: una situación de cuidado que debe tratarse a tiempo.

Descubre qué hacer cuando el bebé está amarillo
Por: Paola González Osorio *
26 de Enero de 2015
Comparte este artículo

Poco a poco la piel del bebé se torna amarilla. Se trata de un síntoma que anuncia la presencia de ictericia, una de las afecciones más comunes en los recién nacidos, la cual suele pasar en poco tiempo y en la mayoría de los casos no significa una complicación grave. 

No obstante, los padres deben estar pendientes de la evolución de la piel, así como consultar con el pediatra, pues si bien puede ser una ictericia fisiológica, la cual pasa en pocos días y no es peligrosa, también puede ser patológica y acarrear mayores complicaciones, lo cual sucede en muy pocos casos. 

“La ictericia, en general, se da por el aumento en la bilirrubina. Esto sucede porque los glóbulos rojos se degradan y producen esta sustancia, la cual metaboliza el hígado; sin embargo, como el hígado del bebé es muy inmaduro, no hace el proceso”, explica el doctor Hernando Villamizar, pediatra neonatólogo y expresidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría. 

La ictericia fisiológica es la más frecuente, aparece en los primeros días de vida del recién nacido y desaparece luego de una o dos semanas. Además, de acuerdo con la neonatóloga Natalia Restrepo, la ictericia fisiológica también se presenta cuando el bebé lactante no está consumiendo la cantidad de leche que requiere o cuando algunas sustancias de la leche materna no permiten la destrucción de la bilirrubina. “Estos dos casos no son excusa para retirar la lactancia, todo lo contrario, la leche materna exclusiva es un factor protector”, dice Restrepo. 

En cuanto a la ictericia patológica, se asocia a niveles muy altos de bilirrubina y se presenta durante las primeras 24 horas de vida, sobre todo en niños prematuros o con bajo peso al nacer. Esta complicación es menos frecuente y requiere de tratamiento médico, con ayuda de fototerapia, procedimiento que se lleva cabo con una luz especial que contribuye a la descomposición de la bilirrubina. 

Igualmente, la madre debe hacerse todos los controles necesarios durante el parto y posparto, pues la ictericia patológica también se presenta por incompatibilidad del grupo sanguíneo, o Rh, entre el bebé y la madre, una complicación que si no se trata puede ocasionar lesiones cerebrales. 

“Gracias a los avances, es posible detectar a tiempo este tipo de ictericia debido a las valoraciones médicas, como pruebas de sangre. Igual, se detiene muy fácil, con una inyección que se le aplica a la madre para que no se ponga en peligro la vida del menor”, concluye Villamizar. 

Tenga en cuenta que, sin importar el tipo de ictericia, es muy importante que el pediatra valore al recién nacido en las primeras horas de vida y que los padres consulten una vez evidencien que el cuerpo del bebé se ve amarillo, esto les permitirá estar más tranquilos y tomar las medidas necesarias si el caso lo requiere. 

Cuidados en casa 

Según la Academia Americana de Pediatría, la mejor forma de detectar la ictericia es poner al niño bajo una luz blanca, para determinar el color de la piel. La cara es la primera parte del cuerpo que lucirá amarilla, luego el color aparecerá en el pecho, el abdomen, los brazos y las piernas, así como en la zona blanca de los ojos. 

De acuerdo con la misma institución, es necesario acudir al pediatra si la piel se torna cada vez más amarilla o si el bebé está inapetente y sin ganas de despertarse; igualmente, si la ictericia no ha desaparecido en tres semanas o si hay presencia de fiebre. 

En casa, el doctor Villamizar recomienda no dejar de lactar al bebé y, contrario a lo que muchos creen, no exponerlo a los rayos del sol. “No hay evidencia de que la ictericia pase con esta práctica y además se han presentado casos como enfermedades de la piel debido a la exposición al sol”, explica Villamizar. Sin embargo, el pediatra agrega que si los padres quieren, o el médico lo recomienda, la exposición al sol debe ser con el niño vestido, y menos de 15 minutos, muy temprano o al caer la tarde, nunca entre las 10 de la mañana y 3 de la tarde. 

Datos según el tipo de ictericia 

Ictericia fisiológica: 

 - Se presenta en un 50 por ciento de los recién nacidos. 

 - El primer indicio es de los 2 a 3 días de edad. 

 - Los días 'pico' son del 4 al 5, y después mejora. 

 - Desaparece de 1 a 2 semanas de edad. 

Ictericia por lactancia o malnutrición 

 - Se presenta entre el 5 al 10 por ciento de recién nacidos. 

 - Debido a que no está recibiendo una cantidad adecuada de leche materna. 

 - Los patrones son similares al tipo fisiológico. 

 - A la vez, el bebé no aumenta bien de peso. 

Ictericia por la leche materna 

 - Se asocia solo al 1 por ciento de los recién nacidos. 

 - Debido a una sustancia en la leche materna que bloquea la destrucción de la bilirrubina. 

 - Se inicia de los 4 a 7 días de edad. 

 - Dura de 3 a 10 días. 

 - No es nociva. 

Por incompatibilidad del Rh y tipo de sangre (A, B, O) 

 - Se inicia durante las primeras 24 horas de vida. 

 - Si se detecta a tiempo se podrá tratar sin complicaciones. 

 - Si no se trata puede llegar a niveles nocivos, como lesiones cerebrales.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet