Síguenos en:

Despierte sus sentidos con música

Despierte sus sentidos con música

Tomarse una ecografía para ver si es niño o niña, comprarle su primer vestido, organizarle un baby shower y decorarle su habitación son algunos de los eleme

Despierte sus sentidos con música
Por:
31 de Agosto de 2006
Comparte este artículo

Tomarse una ecografía para ver si es niño o niña, comprarle su primer vestido, organizarle un baby shower y decorarle su habitación son algunos de los elementos que los padres creen prioritarios con la llegada de su hijo.

Pero antes de hacer esto, lo primero que necesita un bebé es el estímulo sonoro. Y todo, porque el primer órgano que se le desarrolla en la barriga de la madre es el oído: los latidos del corazón, la respiración y la voz de ella son las primeras composiciones musicales que escucha.

Este proceso se da a partir de la semana 20 de gestación. De ahí en adelante el niño sentirá toda la sonoridad en torno a él: los objetos que caen, el timbre del teléfono, las teclas del computador y el padre que lo saluda.

Otro de los canales para conectar al bebé con el mundo exterior es la música. Según Paula Bernal, sicóloga infantil, esta trae grandes beneficios en la gestación y en las siguientes etapas. Por ejemplo, se desarrolla el aspecto intelectual, socioafectivo, sicomotor, el crecimiento personal y el movimiento a todos los centros cerebrales.

“Estudios demuestran que los niños que fueron estimulados con música desde el vientre materno nacen con una predisposición al aprendizaje mucho mayor”, señala la experta. 

En cuanto al tipo de música que deben escuchar los menores, los especialistas afirman que debe ser la que vaya con el gusto de los padres. “En el período de gestación, el bebé no tiene todavía gustos musicales. Se siente cómodo con lo que le transmite la madre por la vía hormonal, es decir, a través de la sangre, donde intervienen las emociones”, dice la doctora Bernal. 

La reacción de los bebés al escuchar la música es que disfrutan no solo de la calidad emocional, sino también sus sonidos específicos, las melodías y los cambios de ritmo y tiempo.

Alix Zorrilo Pallavicino, especialista en musicoterapia, dice que este mundo sonoro  es distinto en cada persona.  Por eso, el bebé debe saber que existe variedad de géneros musicales. “Cada uno tiene una identidad sonora cultural, individual e histórica.

Por ende, una melodía tiene distinto significado para cada quien”. Sin embargo, los especialistas aclaran que todos estos resultados de los estímulos han sido producto de la observación y son supuestos sugeridos que aún la ciencia no ha probado con exactitud.

Música según la edad

Gestación a 3 meses de vida: debe ser con la que la madre se sienta bien. Se sugiere una música suave y armónica. Las más recomendadas son la clásica y barroca, las cuales ayudan a organizar el pensamiento.

3-6 meses: música instrumental y suave en las diferentes actividades que haga el niño; excepto cuando duerme, por higiene del sueño. 6 a 12 meses: deben escuchar todos los géneros musicales: Desde la infantil hasta el rock. Los padres deben estar siempre  pendientes de las reacciones del bebé. Por ejemplo, si  llora cuando escucha un género, hay que cambiarlo.  18 a 36 meses: cuando el niño aprenda a seguir instrucciones se le debe poner música clásica intensa, con movimiento. Se debe jugar, saltar y bailar con él. Lo importante es que él vea que la música despierta sentimientos. 36 en adelante: desde esta edad se pueden hacer cosas más complejas como cambiar la letra de las canciones. Es una buena diversión y una fortaleza para ellos, ya que les fomenta las habilidades cognitivas y emotivas.

En casa con mamá y papá

Mientras su esposo le esté aplicando la crema en el estómago, escuche música que sea del gusto de los dos.

Cántele a su bebé mientras lo cambia y lo baña; al levantarlo y al realizar las demás actividades del día. No interesa si su voz no es como la del cantante Pavarotti, lo importante es la alegría que usted le transmita.

No le cante a media lengua, hágale énfasis en las vocales. Póngale distintos estilos, así él irá comprendiendo que cada género trae una acción distinta. Balancéelo hacia adelante y hacia atrás de manera suave, esto desarrollará el sistema vestibular, que  le perfecciona el equilibrio. Conjugue la música con el baile, es mucho más provechoso cuando los padres interactúan con él. Además, el baile ayuda a coordinar sus movimientos. Cuando el niño tome las ollas y las cucharas de la cocina, déjelo, así él empezará a crear su propia música. Asegúrese de que no corra peligro.

Clase de instrumentos

2-7 meses: déle maracas, sonajeros, cajitas musicales y pulseras. Estos productos deben ser seguros. Las pulseras con sonajeros se ponen en los pies y manos del bebé, así, cuando él se mueva, descubrirá varios sonidos. 7-12 meses: Se aconsejan los huevos sonajeros. Asegúrese de que no se les salga el relleno.  12-18 meses: tambores de diámetro grande, por la coordinación: bajitos y anchos, o en su defecto, una olla grande boca abajo.

Mónica ToroRedactora ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet