Síguenos en:

El baño, un momento refrescante

El baño, un momento refrescante

El baño debe ser parte de la rutina de un bebé desde sus primeros días de vida. Aunque al comienzo el pequeño llore intensamente y parezca resistirse al agu

El baño, un momento refrescante
Por:
31 de Agosto de 2006
Comparte este artículo

El baño debe ser parte de la rutina de un bebé desde sus primeros días de vida. Aunque al comienzo el pequeño llore intensamente y parezca resistirse al agua y al jabón, es importante que lo bañe todos los días como parte de su ritual de limpieza.

Este le brinda descanso, tranquilidad, le limpia los poros, lo libera de toxinas y, lo más interesante, es la mejor forma de bajar la fiebre, pues le quita el calor.Lo ideal es hacerlo en un espacio cerrado, donde no haya corrientes de aire.

No olvide tener a la mano elementos esenciales como jabón y champú para bebé (aunque el primero sirve para todo), toalla, copitos, pañal, crema antipañalitis y su ‘pinta’ completa.

El pediatra Rafael Peña aconseja que el baño debe ser rápido (un bebé se enfría con facilidad), en la mañana o en la noche -esto depende de usted-. Báñelo en una tina indicada para él y nunca lo sumerja por completo. El agua debe estar tibia.

Luz Estela Barajas, enfermera de pediatría del Hospital El Tunal, indica que un buen baño se realiza sólo con la mano, en cinco minutos y sin demasiados productos.

El proceso

Usted debe tener el control del niño: para ello, ubique sus dedos pulgar y corazón detrás de las orejas del bebé, de modo que el dedo índice sostenga la cabeza del pequeño y pueda manipularlo con su mano dominante (derecha o izquierda).

Otra manera de hacerlo: apoye la cabeza del menor sobre su brazo y pase su mano debajo de la axila del niño para sostenerlo con firmeza.

Nunca aplique alcohol sobre su piel, pues puede presentar lesiones cutáneas.El uso de la tina depende de las habilidades del pequeño (si ya se para o camina, por ejemplo). Sin embargo, hasta el primer año de edad es un buen tiempo para maniobrarlo allí. Luego, puede hacerlo en la ducha, pero con las medidas de seguridad adecuadas.

En cuanto a los niños prematuros, el baño se debe hacer con paños húmedos hasta que el peso y la talla del niño sean normales.

ABC del baño

Con todo listo y dispuesto, inicie el ritual de la siguiente manera:Antes de bañarlo, lávese muy bien las manos y retírese las joyas. Sus uñas deben estar cortas y limpias.

Humedézcale la cabeza y el cuerpo. Aplíquele champú (pequeña cantidad) y lávele el cuero cabelludo. Hágalo suavemente, sin restregar.

Luego, enjabónelo (jabón líquido para bebé es una buena opción), pero evite que le caiga en la cara. Pase su mano por el cuello, las axilas y los pliegues del bebé. Si es una niña, no introduzca jabón en sus genitales porque podría irritarlos. Páseles agua de adelante hacia atrás.

Nada de esponjas. Entre menos contacto tenga la piel del bebé con elementos extraños, mejor.

Enjuague al infante de la cabeza hacia abajo y asegúrese de retirarle muy bien el jabón. Sáquelo del agua y envuélvalo con rapidez en una toalla limpia.

Al momento de secarlo, hágalo con toques suaves para que la piel de su pequeño no se lastime. Si usted la fricciona, podría rasparla y provocar vasodilatación, que le haría perder más calor.

Pase muy bien la toalla por cada uno de sus pliegues, el cuello y las axilas para evitar que se acumule humedad en estas áreas.

Si desea aplicarle crema o aceite para hidratar su piel, hágalo del cuello para abajo. Nunca en la cara.

Los talcos son poco recomendables, pues producen partículas que el bebé puede aspirar.

Colóquele primero el pañal para evitar que se orine en la cama. Luego, aplíquele la crema antipañalitis. Comience desde los genitales hacia el ano.

Espárzala bien y no deje grumos. Esta protección evita irritación originada por la acidez de la orina y las deposiciones.

Luego, siga con las prendas. Antes de concluir, no olvide limpiar el ombligo del bebé con un aplicador y solución antiséptica en el borde exterior de la parte visible del muñón y aquella recubierta por la piel, para lo cual debe removerla de modo que ingrese el aplicador y pase alrededor del ombligo. El pañal no debe cubrirlo.

Por Andrea Linares G.Redactora ABC del bebé.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet