Síguenos en:

El compositor holandés Raimond Lap le contó a 'ABC del bebé' el origen de su colección musical 'Lovely Baby'

El compositor holandés Raimond Lap le contó a 'ABC del bebé' el origen de su colección musical 'Lovely Baby'

Relajación,  atención y estimulación son algunos efectos que puede generar esta música, según nos dijo el creador.

El compositor holandés Raimond Lap le contó a 'ABC del bebé' el origen de su colección musical 'Lovely Baby'
Por:
24 de Julio de 2008
Comparte este artículo

Relajación,  atención y estimulación son algunos efectos que puede generar esta música, según nos dijo el creador.

ABC del bebé: ¿De dónde surge la idea de crear música especial para bebés?Raimond Lap: Cuando mi primer hijo nació en 1990, empecé a buscar música que fuera suave, delicada y apropiada para bebés de 0 a 48 meses y no encontré nada que hubiera sido creado específicamente para bebés. Yo soy compositor y músico de profesión; así que dejé a un lado el resto de mi trabajo y empecé a escribir música para mi bebé. Lo curioso es que comencé a hacer estas canciones solamente para que mi hijo las disfrutara, pero, con el tiempo, se ha ido difundiendo y ahora la escuchan los bebés de más de 60 países en el mundo, con más de 29 discos.

 

ABC: ¿En qué consiste esta música?R. L. : Grabé horas y horas de los sonidos que emitían mis propios hijos y me fui dando cuenta de que algunos de ellos atraían la atención de otros bebés. Entonces, inserté en las composiciones algunos de los sonidos más representativos y de momentos específicos, como cuando comen, ríen y se quejan. Así, los bebés que escuchan esta música encuentran en esos sonidos, por decirlo de alguna manera, un cierto ‘lenguaje’ similar o expresiones que ellos mismos pueden reconocer. Por eso, es posible atraer su atención y quedan ‘enganchados’ en el resto de la música.

 

ABC: ¿Qué otras características tiene su música?R. L. : Estoy convencido de que los bebés tienen la capacidad de disfrutar de la música de la misma manera en que lo hacemos los adultos. Así como nosotros experimentamos cierta tranquilidad, emotividad o efusividad cuando escuchamos determinadas piezas musicales; igualmente, los bebés pueden hacerlo, siempre y cuando tengan a su alcance música que les interese. Entonces, compuse música cálida, tierna, con un tempo lento, armonía, ritmo y una orquestación especial. Además, ajusté ciertos ruidos de juguetes para que fueran aptos para el oído del bebé, que es muy delicado y no debe ser expuesto a música muy rápida ni intensa.

 

ABC: ¿Usa algún instrumento musical especial?R. L. : Sí. Procuro usar siempre piano y guitarra, que emiten sonidos cálidos y que no molestan al niño. Evito los que producen sonidos muy penetrantes, pues si sometieramos a un bebé a música muy rápida o pesada, estaríamos sobreestimulándolo. 

 

ABC: Usted sostiene que esta música estimula al bebé. ¿Por qué está tan seguro de ello?R. L. : De una forma u otra, tal vez instintivamente, siempre pensé que los bebés podían aprender mucho más de lo que pensamos, pero había que encontrar la mejor manera de estimularlos para que lo hicieran. Por eso, me di a la tarea de crear música que realmente les llegara, porque esta es un estímulo sonoro, que al ser recibido por el cerebro del bebé genera mayores conexiones neuronales. Así, cuando el bebé la escucha, su cerebro empieza a trabajar.

 

ABC: ¿Con qué propósito ha adecuado la música de Bach, Mozart y Beethoven?R. L. : En primer lugar, para adaptar ciertos sonidos que pueden ser muy complicados para los oídos de los bebés. Es decir, hacerla más ‘comprensible’, a nivel sensible, para los pequeños. Para eso, al igual que con mis propias creaciones, les di un tempo lento y una orquestación especial. En segundo lugar, para darles a los bebés la posibilidad de que tengan contacto con la música de los grandes y mejores compositores de todos los tiempos. Finalmente, para que los padres tengan una amplia variedad de opciones y no tengan que oír siempre el mismo disco.

 

ABC: ¿Cuál es la diferencia entre Lovely Baby Mozart y el ‘Efecto Mozart’?R. L. :  No creo que los discos del ‘Efecto Mozart’ sirvan mucho, al menos no del modo en que se presentan actualmente, pues la música de Mozart fue compuesta para un público adulto, no para bebés. Lo que yo hice fue ajustar esa música para los oídos de los bebés; aunque, conservando su esencia.

 

ABC: ¿Por qué tituló toda su colección con el nombre de Lovely Baby (Bebé encantador)?R. L. : Estoy convencido de que crecer rodeado de amor y de música hace que las personas, en su adultez, sean más tranquilas, bondadosas, amables y llenas de armonía. Esta música también puede ser disfrutada por los padres, quienes experimentarán una profunda sensación de relajación. Además, pueden cantarles basándose en la melodía de fondo o recitarles algún estribillo que recuerden. Así estarán combinando una dosis del amor que les tienen a sus hijos, con la música que suena.

 

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet