Síguenos en:

El servicio de educación inicial para niños de 0 a 6 años debe contar con normas de seguridad

El servicio de educación inicial para niños de 0 a 6 años debe contar con normas de seguridad

Para que sus hijos se encuentren seguros y respaldados por un lugar adecuado, asegúrese de que este cumpla los estándares de calidad descritos en las normas l

El servicio de educación inicial para niños de 0 a 6 años debe contar con normas de seguridad
Por:
23 de Abril de 2009
Comparte este artículo

Para que sus hijos se encuentren seguros y respaldados por un lugar adecuado, asegúrese de que este cumpla los estándares de calidad descritos en las normas legales.

La educación inicial dejó de ser un proceso informal en Bogotá con el acuerdo 138 del 2004. Esta norma, como otras disposiciones legislativas que le siguieron, han reglamentado desde entonces cómo deben ser el cuidado y la atención de los niños de 0 a 6 años de la ciudad. Esta educación se considera un derecho, como así lo consigna el Código de la Infancia y la Adolescencia, y debe garantizar el desarrollo integral del niño a través de un cuidado calificado.

Hace dos meses se expidió el decreto 057, que establece una nueva reglamentación en el tema de inspección, vigilancia y control de jardines privados y públicos, función que recae en la Secretaría Distrital de Integración Social. Las instituciones que prestan a la vez servicios de atención integral y educación formal en estas edades, serán reguladas por esta Secretaría y la de Educación.

El decreto en mención establece la expedición de un Registro de Educación Inicial (R.E.I) obligatorio a las instituciones que cumplan los estándares de calidad para la prestación del servicio de educación inicial. Este podrá cancelarse y se suspenderá la actividad del establecimiento cuando se violen las normas que regulan la atención integral de los niños de 0 a 6 años. A quienes no cuenten con este registro, se les ordenará el cierre.

De igual forma, se acabaron los conceptos favorables, desfavorables o favorables condicionados que hasta el momento se otorgaban, según el cumplimiento de condiciones básicas de funcionamiento, muchos de ellos a partir de la documentación aportada.

En Bogotá se han inscrito ante la Secretaría de Integración 1.596 jardines (notifican que existen), de los cuales 1.330 están registrados (presentaron documentos). Por quejas se conoce que 55 establecimientos no se han inscrito.

Según Luis Pinzón, asesor de inspección y vigilancia de servicios sociales de la Secretaría Distrital de Integración Social, la entidad emitió concepto desfavorable a 990 (muchos de estos establecimientos se encuentran en proceso de regularización), favorable condicionado -cumplen parcialmente- a 279 y concepto favorable a 44 (de un total de 1.314 jardines). De los 1.593, un equipo conformado por pedagogos, nutricionistas, ingenieros y arquitectos ha visitado físicamente 494, pero este año se visitará al resto de instituciones).

“Los jardines van a tener seis meses donde la Secretaría va a acompañarlos en el proceso de mejoramiento y les vamos a decir en qué están fallando. Sin embargo, tendrán plazo para ajustarse a la normatividad hasta el 31 de diciembre y a partir del 1 de enero se va a emitir el registro de educación inicial”, afirma el funcionario.

 

¿Qué dicen las normas?Dentro de muy poco –indica Pinzón– se expedirá una nueva resolución que reglamentará las disposiciones de la resolución 1001, que trata temas como nutrición y salubridad, pedagogía, infraestructura, ambientes adecuados y seguros, procesos administrativos y talento humano. Incluso, esta nueva norma tendrá en cuenta la ley 1209, que regula el uso de piscinas públicas y privadas.

El tema de la nutrición es clave abordarlo –dice el sicólogo José Jair Murcia–, pues el jardín es un espacio donde se puede favorecer la construcción de hábitos sanos de alimentación, debido a que allí pasan mucho tiempo los pequeños.

La seguridad es otro punto importante en materia de regulación –agrega el sicólogo– porque los niños de 0 a 60 meses son muy vulnerables a tener accidentes.

“La nueva resolución no es antagónica a la 1001; lo que intentamos decir es que la educación inicial es un trabajo profesional y debe hacerlo gente capacitada”, comenta.

“Necesitamos en los jardines personas que brinden alimentación adecuada, orienten a las familias en pautas de crianza saludables y detecten de forma temprana signos de alarma de ciertas enfermedades”, afirma la pediatra Olga Lucía Baquero, presidenta de la regional Bogotá de la Sociedad Colombiana de Pediatría.

Es importante –agrega la doctora Baquero– que los educadores del jardín puedan comunicarles a los padres si un niño se comporta de manera diferente, se ve deprimido, muy somnoliento o tiene un brote que puede sugerir una enfermedad viral.A continuación, algunos de los requisitos que deben cumplir los jardines infantiles (conforme al acuerdo 138 de 2004 y a la resolución 1001 de 2006):- Tener licencia de funcionamiento.- Contar con las siguientes áreas: educativa, recreativa, administrativa y de servicios. En la primera, atender a los niños según su edad en los niveles materno (de cero a menor de 1 año), caminadores (de 1 a menor de 2 años), párvulos (de 2 a menor de 3 años), prejardín (de 3 a menor de 4 años) y jardín (de 4 a menor de 6 años).- Materno y caminadores deben estar en una misma área, pero separados. El materno debe tener una zona para cunas (máximo 15) y un espacio suficiente para la circulación de los encargados de la atención de los bebés. En  caminadores deben existir pisos antideslizantes.Para ambos niveles debe haber zona de gateo y estimulación, con espacios iluminados y ventilados. Igualmente, área de lactancia (aislada) y una zona de control de esfínteres, pero en un espacio independiente.- Tener en el aula de párvulos, de prejardín y de jardín un área mínima de un metro cuadrado por niño atendido, “sin incluir el área de depósito para almacenar material y el de estantes para guardar los objetos personales de cada uno de los niños... se buscará que este índice aumente hasta alcanzar 2 metros cuadrados”, dice la resolución.- Disponer de un área de patios, zonas de recreación interiores y exteriores o zonas verdes. Si no tiene estas áreas, debe estar ubicado cerca de un parque.- Contar con una unidad sanitaria por cada 20 niños y un baño por cada 15 adultos.- Aislar la cocina o área de preparación de alimentos de los salones de actividades infantiles. El comedor no debe estar dentro de la cocina.- Si el jardín tiene dos pisos, ubicar grados párvulos, prejardín y jardín en el primero.- Si cuenta con terraza, no habilitarla como zona de recreo o actividades.- Tener un adecuado sistema de manejo de residuos.- Garantizar un adecuado nivel nutricional y promover hábitos alimentarios saludables.- Por cada 20 niños debe haber un licenciado en pedagogía infantil o licenciado en preescolar.- Al menos un profesional del jardín debe hacer curso de primeros auxilios en una entidad reconocida.- En todas las zonas a las que tengan acceso los niños, las tomas eléctricas deben estar a una altura mínima de 1,50 metros desde el piso y debidamente protegidas.- Evitar filos en paredes y pisos.- Las escaleras y rampas deben tener un ancho adecuado para la circulación segura, contar con pasamanos a ambos lados, ubicados entre 45 y 60 centímetros de altura del piso, y barandas con una altura superior a 1,20 metros para prevenir caídas. Los pisos de escaleras y rampas deben ser antideslizantes.- Las partes móviles de las ventanas deben estar ubicadas a una altura que no permita el ingreso de personas ajenas al jardín ni la caída de los niños.- Crear un proyecto pedagógico, plan de prevención de emergencias y desastres, vías de evacuación y directorio de emergencias.

Derechos, salud y nutriciónEs necesario que los jardines infantiles promuevan y constaten derechos básicos de los niños como: estar afiliados al sistema de salud, alimentarse de manera adecuada, tener hábitos de vida saludable y contar con registro civil de nacimiento. De igual forma, deben prevenir y proteger al infante de cualquier forma de violencia, maltrato o abandono.

La resolución 1001 de 2006 establece, por ejemplo, que el establecimiento de educación inicial garantice el derecho del niño a culminar su ciclo educativo, reconozca sus potencialidades y vele por su seguridad y sano desarrollo.

De igual forma, le corresponde promover la lactancia materna, apoyar los programas de suplementación con micronutrientes, promover la salud oral y el buen trato, cerciorarse de que el niño tenga todas sus vacunas, hacer seguimiento de su crecimiento y desarrollo y prevenir enfermedades.

 

Por Andrea Linares G.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet