Síguenos en:

Factores que indican el por qué un bebé puede sufrir una muerte súbita

Factores que indican el por qué un bebé puede sufrir una muerte súbita

Este fatal episodio ocurre generalmente durante los 3 primeros meses de vida del niño.  

Factores que indican el por qué un bebé puede sufrir una muerte súbita
Por:
28 de Febrero de 2011
Comparte este artículo

Este fatal episodio ocurre generalmente durante los 3 primeros meses de vida del niño.

 

Aunque no existen causas claramente definidas que expliquen por qué un bebé sufre de muerte súbita en la cuna, los estudios han encontrado factores de riesgo que aumentan su incidencia.

 

En Estados Unidos, de cada 10.000 bebés nacidos vivos, 2 fallecen del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). En Colombia no hay cifras contundentes al respecto y se estima que en los países subdesarrollados se presentan alrededor de 5.000 muertes al año a causa de esta enfermedad. Los especialistas alertan a la comunidad sobre los factores de riesgo que generalmente se asocian con esta problemática.

“Es un suceso fatal para una familia en el que acuestan a su pequeño menor de 1 año y horas más tarde lo encuentran muerto en su cuna. Para que un bebé pueda ser diagnosticado con SMSL, es necesario descartar otros problemas que expliquen su muerte como neumonía o problemas neurológicos”, explica Hernando Méndez, neonatólogo y coordinador del Servicio de Pediatría del Hospital Occidente de Kennedy.

Cuando se hace una revisión médica y los resultados no arrojan una explicación clara, se dice que el infante ha muerto del síndrome. Sus causas son inciertas, aunque algunos estudios manejan la hipótesis de que puede deberse a una inmadurez del sistema nervioso central.

En términos médicos, de acuerdo con el doctor Méndez, parece que la muerte se origina cuando se presenta una hipoxia, es decir, el organismo se ve privado de un suministro adecuado de oxígeno en los tejidos. “Esta es tan solo una teoría, aunque ninguna ha sido comprobada totalmente”, aclara.

 

Atención a los factores de riesgoSegún algunos análisis, el síndrome de muerte súbita del lactante ocurre con mayor frecuencia en los niños que tienen entre 2 y 3 meses. Por otra parte, los niños prematuros son más propensos a padecer este mal, puesto que tienden a sufrir de apnea del sueño, lo que implica que dejan de respirar por unos segundos.  

 

Otro factor que puede exponer la salud de los menores es tener madres que fumaron durante el embarazo y aun después de este lapso. “Por eso, se les recomienda a los padres asegurarse de que sus hijos estén en un ambiente libre de humo de cigarrillo antes y después de su nacimiento”, añade Hernando Villamizar, presidente de la Asociación Latinoamericana de Pediatría.

También se incrementa la posibilidad de que esto suceda cuando el bebé tiene un hermano que murió por la causa en cuestión. “Se ha demostrado que en esta población el riesgo es cinco veces mayor que en la población general”, añade el doctor. El consumo de drogas y alcohol por parte de la madre, el menor intervalo entre uno y otro embarazo, tener un gran número de partos, ser hijo de una madre adolescente, soltera o sin una pareja estable son otros factores de riesgo importantes.

Medidas de prevención Se ha establecido que algunas situaciones dentro del hogar pueden incidir en la muerte súbita. La principal es ubicar al pequeño boca abajo mientras duerme. “En Estados Unidos, se desarrolló una campaña masiva para que los niños no durmieran boca abajo, sino de espaldas. Gracias a esta acción, se disminuyeron los casos de mortalidad por SMSL”, explica el doctor Méndez.

Colocar al bebé de lado puede llegar a ser peligroso porque se ha demostrado que el infante se voltea fácilmente. El exceso de calor también puede tener repercusiones negativas. Por eso, no es conveniente arropar al pequeño con varias cobijas o sacos. “Las cobijas deben estar bien estiradas y no deben llegar más allá del pecho del niño”, explica el doctor Villamizar.

También hay que elegir adecuadamente el tipo de colchón sobre el que descansan los menores. Los que son blandos o están elaborados con telas acolchadas no son los más apropiados porque se pueden hundir.

Por otra parte, se les recomienda a los padres no dormir con su hijo en la misma cama.

“El bebé puede dormir en la misma habitación, pero en una cuna. Evite ubicar objetos como cobijas, peluches o juguetes dentro de la cuna”, dice el doctor Villamizar.

En cuanto al uso de monitores, no se ha comprobado que tengan un impacto significativo en las estadísticas sobre muerte súbita. Se recomienda su uso en aquellas familias que tengan antecedentes de SMSL.

 

Para lidiar con el duelo                       

Paulo Daniel Acero, líder del grupo de investigación en muerte y duelo de la Universidad Manuela Beltrán, sugiere tener en cuenta las siguientes recomendaciones

• El principal problema asociado a la muerte súbita de un bebé es que, por lo general, los adultos de la familia tienden a buscar culpables. “La función de un terapeuta es ayudarlos a que asuman el proceso de manera que se resuelvan elementos de culpa y rabia que los desestabilizan. La primera tarea que deben afrontar es aceptar la realidad de la pérdida, pues la mayoría entran en un estado de anestesia emocional; es decir, tienen la sensación de que eso no les pasó”, dice el especialista. • Por eso, el consejo es asimilar poco a poco la realidad teniendo en cuenta que se trata de un acontecimiento inevitable e imprevisible en el cual no hay culpables. “Es clave que se den la posibilidad de llorar, hablen de lo que pasó e identifiquen la causa de la muerte", añade Acero.• Por otra parte, es vital que las personas validen y expresen su dolor sanamente y no entren en un ‘código de silencio’. Compartir el dolor con la pareja podría unirlos y facilitar el proceso. “Es más sano expresar que contener”, afirma el especialista.

 

Por Diana Bello Aristizábal

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet