Síguenos en:

La detección temprana y el cuidado mejoran la calidad de vida de niños asmáticos

La detección temprana y el cuidado mejoran la calidad de vida de niños asmáticos

Este es un problema frecuente en los pequeños, especialmente en los menores de 4 años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año dos millon

La detección temprana y el cuidado mejoran la calidad de vida de niños asmáticos
Por:
23 de Junio de 2008
Comparte este artículo

Este es un problema frecuente en los pequeños, especialmente en los menores de 4 años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año dos millones de personas son víctimas mortales de la enfermedad y afecta a casi 150 millones en el planeta.

En Colombia, 10,4 por ciento de la población sufre de asma y se presenta en un 50 por ciento en niños; “23,2 por ciento en el grupo de 1 a 4 años y 11,6 por ciento en el grupo 5 a 11 años. Cerca del 40 por ciento de estos niños ha tenido al menos una consulta a urgencias o una hospitalización al año”, indican las cifras de la Fundación Neumológica Colombiana.

 

¿Qué es?Es una enfermedad crónica que se caracteriza por la inflamación de las vías aéreas (persistente en los bronquios); generalmente, se presenta con episodios de dificultad respiratoria, tos y sonidos en el pecho. “Las infecciones, el ejercicio, los olores fuertes, el humo del cigarrillo y el polvo pueden  desencadenar o empeorar estos episodios”, agrega Carlos Torres, subdirector de la Fundación Neumológica Colombiana.“Es la ‘nueva epidemia’ del siglo XXI. Su incidencia viene aumentando en el mundo. En algunos sitios, como en los países del Reino Unido, afecta a cerca de la tercera parte de la población”, agrega el pediatra alergólogo Francisco Leal.

¿Mi hijo puede padecerla?El 85 por ciento de los casos ocurre antes de los seis años, debido a que los pequeños aún no han madurado las vías respiratorias. A esto se le suma un componente alérgico y, finalmente, porque en la niñez el menor puede estar expuesto a los ácaros, ya que pasa mucho tiempo en su dormitorio y allí es donde se albergan comúnmente estos molestos bichos.Se puede presentar a cualquier edad y existen algunos niños que son susceptibles de padecerla, como “los hijos de alérgicos y en especial los hijos de asmáticos. Por su parte, los hijos de gestantes fumadoras corren mayor riesgo. La rinitis alérgica también hace que estos pacientes tengan tres veces más posibilidades de ser luego asmáticos”, indica Leal.Además, agrega que “habitualmente se presenta tempranamente si existe un componente hereditario alérgico y si coexisten otras alergias”.

 

¿Cómo prevenirla?Los padres deben tener en cuenta que si tienen algunos cuidados, es posible que se tenga menor riesgo de que se presente, como, por ejemplo, “con lactancia materna, ojalá al menos seis meses de manera exclusiva; es decir, sin agregar otros alimentos. Con un dormitorio limpio, libre de ácaros (…) Y muy importante: se puede prevenir, para no causar secuelas, con la remodelación pulmonar, si se usan medicamentos antiinflamatorios muy tempranamente”, explica Leal.

Sin embargo, la prevención de esta enfermedad es relativa y lo más importante es controlar los síntomas adecuadamente y tener un manejo multidisciplinario, después de detectar la enfermedad.

Es importante consultar ante cualquier signo de alarma, pues normalmente se detecta precozmente, debido a que en el bebé lactante los síntomas no son tan precisos (Tos o secreciones bronquiales), o por el miedo y la falta de conocimiento de los padres.

 

“El niño con asma que no recibe tratamiento tiene una mala calidad de vida, con muchas consultas a urgencias, hospitalizaciones y fallas en el colegio; por supuesto que esto afecta igualmente la calidad de vida de sus padres y familiares. Desde el punto de vista médico, la falta de tratamiento oportuno y adecuado hace que el pulmón se dañe progresivamente”, añade Dueñas.

 

¿Cómo la identifico?A través de algunos síntomas: tos predominante en la noche o inducida por el ejercicio, ruidos en el pecho y gripas que duran más de 8 días o se ‘bajan al pecho’. Élida Dueñas, neumóloga pediatra de la Fundación Neumológica Colombiana y directora de ASMAIRE INFANTIL (Clínica de Asma), indica que “es bueno recalcar que los síntomas del niño asmático son recurrentes con un patrón de severidad y recurrencia variable; así como en un momento puede estar bien, a las pocas horas o días puede tener muchos  síntomas, sin que haya una explicación clara”.

Protección, lo más importanteCon el fin de prevenir y protegerse de las enfermedades respiratorias, y no solo para los niños con asma, sino en general, La Fundación Neumológica Colombiana recomienda: - Tener el esquema de vacunación completo (según la edad).- Proteger a los niños de  los cambios bruscos de clima.- Enseñarlos a lavarse las manos y sonarse frecuentemente, para estar siempre limpios.- Aquellos que van a guardería o jardín infantil deben, al llegar a la casa, cambiarse de ropa y bañarse o, por lo menos, lavarse las manos, cara y boca, si no es posible bañarlos.- No fumar en presencia de los pequeños, ni dentro de la casa. - Limpiar el polvo casero con un trapo húmedo. Lavar la ropa de cama con agua caliente, por lo menos cada 15 días.- Ventilar muy bien las habitaciones, evitando que los niños inhalen olores fuertes.- Las mascotas deben estar en el patio, evitando que duerman en las camas o sillas de la casa. Después de que el niño juegue con ellas, debe lavarse muy bien las manos.- Si el niño toma algún medicamento formulado, debe mantener las dosis y horarios recomendados por su médico y asistir a los controles programados. No se debe automedicar.- Empiece a seguir las anteriores sugerencias como rutinas permanentes y comparta esta información con sus familiares y amigos.- Si su niño ha presentado problemas respiratorios  en los últimos meses, esté atento a la reaparición de los síntomas.

 

Asma y enfermedades respiratoriasSegún Carlos Torres, subdirector de la Fundación Neumológica Colombiana, “los niños que sufren de asma son más susceptibles a las infecciones respiratorias y muchos de ellos terminan en los servicios de urgencias y hospitalizados durante los picos respiratorios. Aunque es difícil evitar que los niños con asma se expongan a los virus del ambiente, podemos lograr que las consecuencias de las infecciones, en estos niños, sean mucho menores, si reciben un tratamiento integral del asma”. Por eso, es necesario consultar inmediatamente al médico, si:  • La respiración  se hace rápida o entrecortada.• Las costillas y la parte baja del cuello se hunden al respirar.• La respiración es ruidosa.• La fiebre es alta (más de 39°C) o se vuelve persistente (no cede con medicamentos).• El niño no come o vomita persistentemente y está muy somnoliento o presenta convulsiones.

 

Por Karen Johana Sánchez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet