Síguenos en:

La importancia de crear apego y vínculos afectivos con el neonato

La importancia de crear apego y vínculos afectivos con el neonato

Escuchar el latido del corazón y sentir el calor de papá y mamá les transmite seguridad y tranquilidad a los bebés.La intensidad del apego de los niños co

La importancia de crear apego y vínculos afectivos con el neonato
Por: Edna Juliana Rojas H.
25 de Mayo de 2010
Comparte este artículo

Escuchar el latido del corazón y sentir el calor de papá y mamá les transmite seguridad y tranquilidad a los bebés.La intensidad del apego de los niños con sus padres está estrechamente ligada con

Escuchar el latido del corazón y sentir el calor de papá y mamá les transmite seguridad y tranquilidad a los bebés.La intensidad del apego de los niños con sus padres está estrechamente ligada con la sensibilidad y capacidad que tengan estos para atender las necesidades del bebé.

 

 

Así lo estableció una investigación hecha hace más de 30 años en Baltimore, Estados Unidos. A partir de una observación en la que se involucraba el bebé, la madre y una tercera persona ajena a los dos, se determinó que existen tres tipos de apego:1 Apego seguro: los niños se sienten tranquilos y felices cuando perciben la presencia de su madre. Se atreven a explorar su entorno; si ella se ausenta, lloran poco y permanecen tranquilos. De acuerdo con el estudio, en los hogares de estos pequeños los padres responden a las necesidades de los niños cuando ellos lo necesitan.2 Apego inseguro: los pequeños lloran con frecuencia y con una actitud de desespero, incluso cuando están en los brazos de sus madres. Esta teoría fue confirmada con una observación en los hogares, donde se vio a las madres reacias a responder frente a las necesidades de sus hijos.3 Ausencia de apego: los niños enfrentan emociones ambivalentes, pues la madre los atiende en ocasiones y en otras actúan insensibles ante estas. Lo que deriva en sentimientos de inestabilidad en los chiquitos, pues no saben si pueden contar con su madre cuando la necesiten.Comienza el proceso de apego 

Carolina Zuluaga es fisioterapeuta, especialista en estimulación para bebés y preparación sicofísica para gestantes. Esta experta asegura que el apego entre la mamá y su hijo comienza desde el vientre, cuando el pequeño siente el latido del corazón de su madre, que lo aquieta y le brinda tranquilidad. Por eso, cuando ya es un recién nacido, ponerlo sobre el pecho le genera memorias de su vida intrauterina, que lo devuelve a esos instantes de sosiego.Ese vínculo se estrecha cuando el bebé recibe la leche materna, pues tiene ese latido muy cerca, así como el calor del pecho de mamá. Esto les permite, además, conciliar el sueño con mayor facilidad.Incluso, no es un aspecto que favorezca exclusivamente la armonía del bebé, pues tanto el papá como la mamá reconocen que poner a su hijo sobre el pecho también les brinda una sensación de bienestar. Esto podría ser ideal, dice la experta, para dormir la siesta, porque en las noches el bebé debe acostumbrarse a una rutina de sueño que le permita conciliar el sueño en su cuna. Esto es sano para establecer hábitos desde temprana edad.Como lo establecen las teorías conocidas del apego, tener una relación cercana y atenta con el chiquito favorece su seguridad y tranquilidad; sin embargo, esto no significa colmar sus espacios e impedirles el desarrollo de su individualidad. Dice Carolina Zuluaga que “no se puede crear un núcleo de dependencia en el que no se le permita al niño tener sus espacios y realizar ciertas actividades por sí mismo. De esta manera se le ofrece confianza y seguridad. Por ejemplo, durante los primeros días de colegio, aunque llore inicialmente, estará capacitado para entender que puede desarrollarse socialmente con otros niños”.Junto al pecho 

Carolina Zuluaga hace referencia a un método ancestral, a través del cual las indígenas tienen a sus hijos cerca del pecho la mayor parte del tiempo y esto les permite realizar sus actividades sin impedimentos, pues ellas deben trabajar la tierra y conseguir comida. Consiste en un cargador que, imitando el método indígena, contrae al pequeño contra el padre o la madre.  Amamantarlo también se facilita a través de estos cargadores o chumbes, así como moverse con facilidad, especialmente si la mamá no tiene carro y debe salir de casa.Asegura la experta que también disminuye las posibilidades de que se presente displasia de cadera, pues está diseñado para que el bebé adopte una posición en rana, en la que las piernas no permanecen abiertas y se forma con más facilidad la zona en donde encaja la cabeza del fémur.  “Ayuda a que las mamás en el posparto se sientan más útiles si pueden salir a hacer mercado o pequeñas actividades acompañadas cómodamente de sus hijos”, señala Zuluaga.• Por: Juliana Rojas Hernández

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet