Síguenos en:

Los chupos ortopédicos pueden ser usados con fines terapéuticos

Los chupos ortopédicos pueden ser usados con fines terapéuticos

Así los afirman dos especialistas que aconsejan que se deben utilizar bajo supervisión médica y con un acompañamiento continuo. Cuando los bebés lloran, e

Los chupos ortopédicos pueden ser usados con fines terapéuticos
Por:
22 de Noviembre de 2010
Comparte este artículo

Así los afirman dos especialistas que aconsejan que se deben utilizar bajo supervisión médica y con un acompañamiento continuo.

Cuando los bebés lloran, el chupo se convierte en el mejor aliado de los padres. Bertha Cecilia Benavides, fonoaudióloga y terapeuta miofuncional (profesional que trata las disfunciones que interfieren en el habla y las estructuras del sistema orofacial), dice que es ideal que ningún pequeño utilice esta herramienta de entretención. No obstante, explica, deben hacerlo aquellos que presenten algunas patologías, como reflejo de succión no desarrollado y bajo tono muscular en el maxilar. Además, no se debe usar cualquier chupo; solo aquel que es catalogado como ortopédico.

“Si el producto se usa para saciar cualquier necesidad del niño, se hace todo el día y con cualquiera que se consiga en el mercado, se vuelve un hábito nocivo. Pero, cuando los niños no tienen la función de succión ni tono muscular orofacial y esto va a afectar el crecimiento maxilofacial, se recomienda optar por un chupo de entretención ortopédico”, señala la experta.

En este sentido, es fundamental que el bebé sea valorado desde muy pequeño para justificar el uso de este elemento. “Los bebés se abordan por etapas. Inicialmente, la idea es estimular la succión a través de la lactancia materna; quizás el niño puede ganar esa función muscular o neuromotora con el amamantamiento, pero si ya definitivamente no se logra, se opta por el producto ortopédico”, explica Layla González Bejarano, odontopediatra y docente de la Universidad Nacional.

Los bebés que chupan dedo de manera constante también son candidatos para usar esta herramienta. Tienen la predisposición de succionar frecuentemente y, según la doctora González, después es más fácil retirar el hábito del chupo que el del dedo. Esto debe hacerse como una medida terapéutica.

Por otra parte, hay otros pequeños que presentan problemas neurológicos y malformaciones craneofaciales. En estos casos, “necesitamos que se estimule el crecimiento maxilofacial. Por eso, se le enseña a la mamá, a través del chupo, a realizar diferentes ejercicios musculares para beneficiar ese crecimiento”, explica la fonoaudióloga.

La otra caraUna investigación publicada en la revista British Medical Journal dice que los bebés que duermen con chupo pueden disminuir un 90 por ciento de probabilidades de padecer el síndrome de muerte súbita. Esto debido a que la succión fortalece el estímulo neuronal que evita el cierre de algunas vías respiratorias, causa de este problema.

“Hay estudios que dicen que la succión permanente en las noches hace que el cerebro tenga un grado de alerta y disminuya el riesgo de apneas –causa de la muerte súbita del lactante–”, explica Piedad Echeverry, anestesióloga pediatra y coordinadora del Comité Nacional de Anestesia Pediátrica de la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación.

La odontopediatra, comenta al respecto, que en este caso el chupo funcionaría, siempre y cuando se haya diagnosticado en el paciente ese tipo de problemas.

Otros expertos señalan que el chupo ayuda a contrarrestar el reflujo gastroesofágico. Es decir, “la movilidad postular de la deglución que arranca desde la boca hasta el estómago. Es un estímulo constante que va a realizar el niño de succión, deglución y respiración. Un tríptico funcional que, en los bebés, actúa alternadamente. En este caso, siempre y cuando haya una recomendación médica, se puede utilizar”, dice la fonoaudióloga.

 Finalmente, la doctora Echeverry  afirma que los chupos tienen una buena labor cuando los niños menores de 6 meses van a ser sometidos a cirugía, porque el reflejo de succión es importante para calmar la ansiedad. “Eso no quiere decir que se van a acostumbrar y van a tener un chupo de por vida. Pero cuando tienen hambre y necesitan ese reflejo, ponerles este elemento facilita el trabajo”, añade.

¿Qué es un chupo ortopédico?La fonoaudióloga Bertha Cecilia Benavides dice que el chupo ortopédico se asemeja a la forma que adopta el pezón dentro de la boca. Es aplanado, de base amplia, no puede ser muy largo ni muy corto. Debe ser de látex y no de silicona. Es muy importante su flexibilidad. Este permite que el bebé mueva su mandíbula libremente y fortalezca la articulación.

Cabe anotar que el hecho de que el chupo ortopédico sea el más aconsejable, no quiere decir que lo pueda usar cualquier niño. Este debe ser indicado por un especialista.

La importancia de un diagnóstico tempranoLos problemas, por ejemplo, de succión en los niños pueden detectarse desde que son recién nacidos, dice la odontopediatra. La valoración del bebé permite evaluar el estado de los frenillos, la continuidad del paladar con todas las estructuras y permite establecer si hay una función adecuada o un equilibrio neuromotor.

La Clínica del bebé, bajo el proyecto ‘Puericultura de salud oral’, integrado por la Universidad Nacional y el Hospital de la Misericordia, promueve este tipo de evaluación durante el primer año del niño.

“Se hace esa valoración estructural, de forma y de función. En la parte funcional, por ejemplo, cuando el niño no tiene la capacidad para realizar las funciones primarias, que son la succión, la deglución y la respiración, se recomienda el uso del chupo ortopédico porque tiene unos objetivos terapéuticos de estimulación y crecimiento”, explica la fonoaudióloga.

Para justificar su uso, el bebé debe ser evaluado por un especialista, tener seguimiento y seguir las indicaciones del tiempo, la duración y la frecuencia del uso de este producto infantil.

Por Karen Johana Sánchez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet