Síguenos en:

Manual para el cuidado del bebé en sus primeros días

Manual para el cuidado del bebé en sus primeros días

En la primera semana los padres no saben qué hacer y todo les genera angustia. Consejos de expertas para pasar con éxito las primeras pruebas. ¿Por qué llo

Manual para el cuidado del bebé en sus primeros días
Por:
07 de Abril de 2009
Comparte este artículo

En la primera semana los padres no saben qué hacer y todo les genera angustia. Consejos de expertas para pasar con éxito las primeras pruebas.

¿Por qué llora?, ¿comió suficiente?, ¿a qué hora lo baño?, son solo algunas de las preguntas que les surgen a los padres en el momento en el que reciben al bebé por primera vez; entonces vienen las llamadas intempestivas al pediatra en la madrugada o las carreras contrarreloj a urgencias por situaciones que no lo ameritan. Pero esto, es normal y hasta necesario. Los especialistas aconsejan ante la duda consultar y pecar por exceso, que por omisión. Los niños no vienen con manual de instrucciones, así que las neonatólogas Ángela Hoyos y Sandra Belalcázar señalan los principales aspectos que deben tenerse en cuenta la primera semana de vida, en la que el recién nacido está adaptándose al nuevo ambiente y los padres, a su nuevo papel.

 

LactanciaLas bondades de poner al niño al seno son tan importantes como diversas. La madre debe ser consciente de que no puede darle un mejor regalo a su pequeño que la leche materna: se fortalece la relación entre los dos, disminuye el riesgo de presentar problemas intestinales, alergias, le da defensas contra algunos virus, entre otros factores.

Lo ideal es que apenas nace, si en la clínica facilitan las condiciones, se ponga en el seno de la mamá, porque de esta manera la lactancia se estimula desde la primera hora. La clave para producir leche es poner al niño al seno y que empiece a succionar. “Tomar bastante líquido, aguas, jugos naturales y hasta gaseosas son creencias comunes que no hacen que se produzca la leche”, señala la neonatóloga Ángela Hoyos. El ‘secreto’, dice, está en la postura para evitar pezones agrietados: *La madre debe sentarse cómodamente.*Puede poner un cojín debajo del bebé para que no quede colgando y estire el pezón.*El bebé debe tener todo el pezón dentro de la boca. Si solo tiene la punta, se le empuja suavemente el mentón hacia abajo, el niño abre la boca y en ese momento la mamá puede meter todo el pezón.En los primeros dos días, el niño va a comer en promedio cada dos horas, máximo tres, día y noche (alrededor de nueve tomas diarias aproximadamente) y a libre demanda, es decir, cuando el niño lo requiera, no es momento para establecer rutinas de alimentación.

El bañoEl primer baño del niño se  hace apenas nace: los médicos lo limpian con pañitos para quitar las sustancias después del nacimiento. El recién nacido se puede bañar todos los días, de manera rápida, para que no pierda calor, especialmente si se hace en la noche, aunque la hora es una elección de los padres. El agua debe ser tibia, a una temperatura agradable. El pequeño se desviste cuando ya todo esté listo, se toma en los brazos y solo se hunde la cola en el agua; con una vasija se le aplica en la cabeza, que debe estar inclinada hacia atrás levemente. No se recomienda el uso de jabones, porque resecan la piel; lo ideal es hacerlo solo con agua, pero si se quiere puede usarse un producto muy suave y antialérgico para la cabeza y la zona, en donde se pone el pañal.

 

OmbligoNo se recomienda mojarlo, para evitar infecciones y malos olores. Cada vez que haya cambio de pañal se debe limpiar con un copito humedecido en una solución yodada y se limpia alrededor de la base. La mayoría de los pañales cubren esta zona; por eso, se recomienda doblarlo hacia adentro para que el aire llegue al ombligo y ayude a sanarlo. Normalmente se cae entre dos y cuatro semanas.

 

RopaNo hay limitantes en el tipo de prendas que se deben usar, aunque se recomienda el algodón al 100 por ciento, debido a que algunos chiquitos pueden ser alérgicos a la lana. La neonatóloga Sandra Belalcázar recomienda no excederse en el abrigo. “He conocido casos en los que las mamás los arropan con tantas cobijas que pierden al niño entre tantas prendas y se les cae al piso. Una camiseta y pijama térmica para estar en casa es suficiente”. Los recién nacidos sienten frío especialmente en la cabeza y los pies, por eso se recomiendan los gorros y los patines.

 

IctericiaLa mayoría (quizás todos) de los recién nacidos presentan color amarillo en la piel. Se recomienda ver las escleras (parte blanca de los ojos), que no deben estar amarillas; se puede oprimir la frente del bebé con un dedo y si al levantarlo la piel queda amarilla es necesario consultar. Se recomienda desvestir al pequeño y ponerlo a los rayos de la luz a través de una ventana, boca arriba y boca abajo todos los días.  A los 5 días, el tono desciende.

 

SueñoLas neonatólogas Ángela Hoyos y Sandra Belalcázar no recomiendan a los padres dormir con el pequeño, porque es incómodo, no se descansa bien y además es peligroso. Lo ideal es tener una cuna cerca de la cama de los padres para facilitar la lactancia y vigilar el sueño. Darle su habitación desde los primeros meses es fundamental para establecer rutinas de sueño y no afectar la intimidad de la pareja.  El niño debe dormir en un colchón duro, sin hundimientos, nada de sábanas o cobertores que lo enreden; las almohadas, los cojines o los juguetes cerca no son necesarios.

 

VisitasEn la primera semana se deben limitar las visitas, pero no restringirlas del todo, porque siempre va a haber familiares como los abuelos que quieren conocer el pequeño. Se recomienda que los adultos con gripa no lo visiten y que antes de alzarlo se laven muy bien las manos, preferiblemente con jabón líquido, que desestimula la producción de bacterias. Esos días se debe procurar no salir con el bebé a la calle, apenas a su primera cita médica, porque se le expone a un ambiente de contaminación que puede afectar las vías respiratorias aún inmaduras.

La primera consultaDebe hacerse entre el quinto y el octavo día, máximo. En esa consulta, el médico evaluará la evolución del niño; además, es un momento oportuno para que los padres resuelvan las dudas que surgen en esos primeros días.

 

Consejos prácticos- Los niños nacen con exceso de agua, que pierden en los primeros días; no se angustie por la pérdida de peso, que al final de la primera semana se equilibrará y luego ganará gramos.- La naturaleza de los primeros días del bebé es dormir, no tiene que darle ninguna fórmula natural como el agua de manzanilla para dormirlo, que terminará por lesionar sus funciones gástricas de forma grave.- Si la madre tiene gripa, debe lavarse las manos muy bien y usar tapabocas para disminuir el riesgo de contagio. Debe evitar tocarse la nariz. Si los hermanos o el padre están enfermos, deben procurar mantenerse distantes del bebé, que estaría en riesgo de sufrir bronquiolitis si se contagia del virus.-  El medio de comunicación del niño es el llanto. Si llora, verifique que está seco, ha comido o está cómodo; si tieane sus necesidades satisfechas y no se calma, es mejor consultar.

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet