Síguenos en:

Método que permite hacerle seguimiento a prematuros

Método que permite hacerle seguimiento a prematuros

Un bebé debe ingresar al programa canguro si ha nacido con menos de 37 semanas de edad gestacional, independiente del peso, y con menos de 2.000 gramos, sin im

Método que permite hacerle seguimiento a prematuros
Por:
10 de Septiembre de 2008
Comparte este artículo

Un bebé debe ingresar al programa canguro si ha nacido con menos de 37 semanas de edad gestacional, independiente del peso, y con menos de 2.000 gramos, sin importar la edad gestacional.

Cada año nacen alrededor de 20 millones de niños prematuros o de bajo peso. El 12 por ciento de los infantes que nacen en Colombia presentan estas características.

 

Programa Madre CanguroEl ingreso restringido a las salas de neonatología –que impedía el desarrollo del vínculo afectivo entre el bebé y sus padres–, el aumento de nacimientos de bebés prematuros, la ausencia de recursos tecnológicos y la elevada tasa de mortalidad neonatal motivaron la creación del Método Madre Canguro.

Édgar Rey Sanabria, Director del Departamento de Pediatría del Instituto Materno infantil y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, lo creó en 1978 bajo la premisa de ‘amor, calor y leche materna’. Perfeccionado y difundido por la Fundación Canguro desde 1994.

Este método se refiere al cuidado de los niños prematuros o con bajo peso al nacer y utiliza no solo el contacto directo piel a piel del bebé con su mamá o su papá –conocido como ‘posición canguro’– sino el componente de nutrición basado en la lactancia materna, exclusiva cuando sea posible, y el egreso temprano del hospital para la casa en dicha posición (solo cuando se garantice un seguimiento estricto en un Programa Madre Canguro).

La posición canguro o contacto piel a piel temprano, continuo y prolongado, 24 horas al día, permite la regulación de la temperatura, favorece el neurodesarrollo y contribuye a la humanización del cuidado neonatal, pues les devuelve a los padres el derecho de ser los mejores cuidadores del bebé y ser elementos de apoyo en una unidad neonatal.

“Cuando los niños han superado todas las patologías dentro de la clínica y lo único que necesitan es regular temperatura, la mejor incubadora es la mamá, quien además le da afecto”, comenta María Isabel Ángel, directora administrativa de la Fundación Canguro.

Este año, precisamente, el Ministerio de la Protección Social expidió la resolución 425 de 2008 que obliga a todas las instituciones de salud del país a garantizar la atención del recién nacido de bajo peso al nacer en un Programa Madre Canguro, con servicios de atención para madre e hijo.

“La idea es que los bebés que entren al programa lo hagan en una institución que tenga un segundo nivel de atención, dotada como mínimo con una unidad de neonatos. Si el bebé nace en un primer nivel, debe trasladarse en posición canguro a la clínica u hospital donde exista el programa”, afirma la pediatra neonatóloga Zita Figueroa. Sin embargo, en el país, –dice María Isabel Ánge– no existen pautas homogéneas, cada institución aplica el programa a su manera y no existen datos estadísticos para evaluar los resultados, por lo cual habría que mirar si los protocolos que manejan son los adecuados. La Fundación Canguro ha entrenado a más de 25 países y 40 equipos internacionales y 10 departamentos del país en el tema.

 

Fases del programaEl programa Madre Canguro se divide en intrahospitalario y ambulatorio.

Intrahospitalario. Este busca humanizar el cuidado de los bebés y no hay mejor cuidador que los padres, quienes pueden estar presentes en las unidades de neonatología. “El objetivo es que todos se sensibilicen con el tema y sea una unidad ‘cangurizada’, es decir, abierta y amigable, donde la madre y el padre puedan permanecer las 24 horas del día en condiciones confortables. Lo ideal es que exista una sala de adaptación canguro dentro de la unidad neonatal o al menos la posibilidad de estar cerca de la incubadora”, reitera la pediatra Zita Figueroa.

“Lo que hacen en las unidades es cuidar al prematuro para que supere todas las patologías y adaptarlo lo más exitosamente posible a la vida extrauterina, pero a veces tienen condiciones que provocan el estrés en el bebé y que dificultan su desarrollo normal”, comenta María Isabel. Por lo anterior, se busca minimizar todos estos factores para proveerle un entorno cálido y tranquilo, como el que tenía en el vientre materno.

Este programa debe contar con un equipo interdisciplinario en el cual haya una enfermera jefe capacitada en programa canguro, que además cuente con el apoyo del personal de la unidad de recién nacidos, como pediatra, sicóloga o trabajadora social, entre otros especialistas.

Durante la hospitalización se entrena a los padres para cuidar a sus bebés y hacer lo mismo en casa. Todos los días se les habla de cómo estimular, cargar, cambiar, limpiar y alimentar a su bebé y se les permite expresar sus dudas y temores. El pediatra debe hablarles de las patologías que afectan o pueden afectar al prematuro en un lenguaje sencillo.

 

Ambulatorio. Comienza el día de la salida del niño del hospital y el seguimiento es ambulatorio. El bebé se va a casa, pero sus padres deben tener la disponibilidad de llevarlo a consultas colectivas y ser consistentes con la asistencia. Allí, forman redes de apoyo y comparten experiencias. Este tipo de consulta les da la posibilidad de permanecer más de 20 minutos con el especialista e, incluso, llevar a otros miembros de la familia para que todos participen activamente del cuidado del pequeño.

A este programa ingresa el bebé que regula su capacidad de comer, tragar y respirar adecuadamente. Se le hace seguimiento continuo y en la primera consulta se verifica si está en posición canguro, cómo va su crecimiento y desarrollo y se le realizan exámenes clínicos completos. Es clave que exista en el programa ambulatorio una sala de ‘adaptación canguro’ donde haya fácil acceso a profesionales de diferentes especialidades. El mobiliario debe adaptarse a las posiciones de los prematuros. En este programa se le hace un seguimiento estricto al prematuro hasta que cumpla el año de edad corregida. Si el niño no ha salido de posición canguro, debe tener acceso a la unidad neonatal en caso de cualquier complicación.

“Precisamente, se les hace seguimiento hasta el año para evitar, en la medida de lo posible, alteraciones relacionadas con la prematurez, de manera que buscamos detectarlas a tiempo y rehabilitarlas, con protocolos rigurosos y de calidad”, afirma María Isabel Ángel, directora administrativa de la Fundación Canguro.

El objetivo es garantizarle al pequeño sobrevida con calidad, no simplemente sobrevida. Así, tendrá un futuro más promisorio.

Cuidados del prematuroLa causa más común de hospitalización del prematuro es el riesgo a desarrollar hipoglicemia -se le baja la glucosa- o hipocalcemia, debido a la disminución del calcio sanguíneo. Otras de las razones que ameritan la permanencia del prematuro, según el pediatra neonatólogo Juan Gabriel Piñeros, son: riesgo de infección, inmadurez respiratoria, patología cardiaca, patología renal o riesgo de hemorragias en la cabeza. La Fundación Canguro recomienda:- Quienes lo cuidan deben lavarse muy bien las manos antes de tocar al bebé. Si alguien cercano está resfriado, también y, además, usar tapabocas. - El bebé debe recibir hierro y vitaminas, según prescripción médica.- El prematuro se vacuna según su edad cronológica. A los dos meses de nacido inicia su esquema de vacunación. Se le debe inmunizar contra el neumococo y el rotavirus.- Antes del término (40 semanas), es importante que un oftalmólogo capacitado evalúe la maduración de la retina de los bebés. - Es clave que le hagan una ecografía cerebral y le suministren los medicamentos indicados por el médic especialista.- Los padres deben tener soporte sicológico para manejar al recién nacido en casa. - Para garantizar el adecuado desarrollo neurosensorial después de las 40 semanas hay que hacerle un tamizaje visual (por optómetra) y audiológico con exámenes especia-lizados, entre otros.Es clave hacer un seguimiento riguroso al prematuro durante su primer año de vida para superar cualquier inconveniente.

 

Por Andrea Linares G.

Redactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
kilogram
Hace 3 años
Sin embargo, en el país, –dice María Isabel Ánge– no existen pautas homogéneas, cada institución aplica el programa a su manera y no existen datos shock collars for dogs with remote
1
kilogram
Hace 3 años
recién nacido de bajo peso al nacer en un Programa Madre Canguro, con servicios de atención para madre e hijo. great web site design
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet