Síguenos en:

Niños de alto riesgo neurológico

Niños de alto riesgo neurológico

La preocupación por el bienestar del bebé generalmente está acompañada de mitos y recomendaciones que se transmiten gracias a la tradición oral de todas la

Niños de alto riesgo neurológico
Por:
12 de Julio de 2007
Comparte este artículo

La preocupación por el bienestar del bebé generalmente está acompañada de mitos y recomendaciones que se transmiten gracias a la tradición oral de todas las culturas. Sin bien de esta manera los padres pueden obtener información sobre daño cerebral en los niños, no siempre tienen un fundamento o validez. Por esto, es mejor que los padres consulten información especializada porque seguramente lo que estará en juego será la salud neurológica de sus hijos.

Para saber el porqué de la presencia de daño cerebral en los niños, se debe tener en cuenta que el transcurso de un embarazo, así como el proceso de parto, son situaciones tan impredecibles como el comportamiento humano, pues una complicación o eventualidad puede cambiar su rumbo normal.

Hasta hace poco se creía que las lesiones eran el resultado de complicaciones en el parto, especialmente de aquellas situaciones donde el bebé no tiene el suficiente suministro de oxígeno causando asfixia o apnea. Sin embargo, aunque es cierto que es una causa, no por esto es la más significativa. Existen muchas otras razones por las que un bebé puede presentar daño cerebral, por ejemplo, que ocurra durante el embarazo.

La doctora Doris Valencia Valencia, médica fisiatra infantil, profesora de la Universidad Nacional de Colombia, comenta que actualmente, a pesar de contar con una asistencia completa en los partos, lo cual disminuye las complicaciones, los porcentajes de niños con lesiones cerebrales no han disminuido, lo que significa que se debe buscar sus causas en otras direcciones. La médica Valencia encuentra en los factores ambientales causas importantes como son: falta de educación, ausencia de cuidados durante el embarazo, incremento de madres adolescentes que no alcanzan a dimensionar su responsabilidad, mala nutrición y, en general, la falta de una cultura que propenda la planeación de los embarazos y no al caso fortuito.

El seguimiento del embarazo, entonces, es tan importante como la atención del parto, pues representa una oportunidad para actuar a tiempo en caso de que la presencia de algún trastorno sea positiva. Actuar a tiempo significa iniciar lo más rápido posible un tratamiento con el bebé, acudiendo a modelos educativos y de estimulación que incrementan el desarrollo de habilidades y que sólo puede ofrecer resultados exitosos con una atención inmediata y oportuna.

Existen factores precisos que aumentan el riesgo neurológico de los bebés como son:

Factores prenatales:- Amenaza de aborto.- Infección en el útero y/ vagina.- Accidentes. Factores perinatales:- Parto prematuro.- Meningitis.- Falta de oxígeno en el cerebro.

Si alguna de estas situaciones ocurre, se considera al niño de alto riesgo neurológico, lo cual implica que se deben remitir a Programas de Atención Temprana con el fin de reducir al mínimo las consecuencias futuras en el desarrollo del pequeño.

Estos bebés serán sometidos a una evaluación clínica especializada con ayuda de métodos como:

Audiometría: tiene como objetivo detectar pérdida auditiva. Electroencefalograma: permite un estudio de la actividad eléctrica del cerebro. Ultrasonido y resonancia magnética: permite la observación detallada del funcionamiento del cerebro.

Después de hacer un diagnóstico, y en caso de haber detectado trastornos, se inicia un tratamiento de rehabilitación. Según la doctora Doris Valencia, el concepto de rehabilitación ha sido reemplazado por el de habilitación, pues se considera que el niño no ha alcanzado los logros motores gruesos y finos debido a la patología que padece. Con el programa de habilitación, no se intentará recuperar la capacidad perdida, como sucede con el adulto, sino habilitar al niño en aquellas actividades que no ha podido conseguir desde el punto de vista social, motor y del lenguaje.

Todo niño considerado de alto riesgo neurológico debe estar en los Programas de Atención Temprana hasta los dos años de vida. Es un error de los padres retirar del programa al niño antes de esta edad, ya sea porque ven resultados o por que no presenten cambios. Entre más pequeños, los niños tienen mayores posibilidades de obtener buenos resultados gracias a la plasticidad del cerebro (capacidad adaptativa y de aprendizaje).

Los padres con niños de alto riesgo neurológico deben tener una actitud comprensiva y permanente frente a la estimulación que el pequeño necesita para alcanzar óptimos niveles de desarrollo, sólo así podrán explotar al máximo sus capacidades, lo que significa tener una mejor calidad de vida hacia el futuro, y de acuerdo con sus posibilidades lograr independencia.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet