Síguenos en:

Papás: a cambiar pañales y a sacar gases

Papás: a cambiar pañales y a sacar gases

El padre debe involucrarse en la crianza de su hijo y colaborarle a su pareja en tareas básicas del cuidado y atención del niño, como la alimentación y el c

Papás: a cambiar pañales y a sacar gases
Por:
05 de Febrero de 2007
Comparte este artículo

El padre debe involucrarse en la crianza de su hijo y colaborarle a su pareja en tareas básicas del cuidado y atención del niño, como la alimentación y el cambio de pañal.

Aunque la primera podría atañerle exclusivamente a la mujer, por la capacidad fisiológica para producir leche, existen otros componentes en esta rutina que le abren espacio a la figura paterna: tomar en brazos a su pequeño y sacarle los gases para que vuelva a conciliar el sueño después de haber satisfecho su apetito.

En cuanto al cambio del pañal, muy bien reza el dicho que ‘la práctica hace al maestro’; con un par de lecciones, el padre podrá asimilar esta rutina en cuestión de días.“Las madres deben evitar cualquier intento de subestimar la capacidad masculina para llevar a cabo estas tareas. De una u otra forma, las mujeres somos responsables de que los hombres no cumplan bien su papel porque creemos que se trata de un trabajo femenino”, explica Elizabeth Cabrera, enfermera jefe del Hospital de Usaquén.

Es muy importante ―añade― que el hombre aprenda a preocuparse por satisfacer las necesidades de su hijo a través del cuidado y la atención. Cada vez que atiende su llamado, fortalece su relación afectiva con este pequeño ser.

Cómo cambiar el pañal

Las instrucciones son simples:

Primero, es importante que acueste al bebé sobre un plástico especial para evitar que la orina o la deposición tengan contacto con la colcha de la cama.

Ya en posición, póngalo de medio lado y retírele una de las cintas del pañal. Luego, voltéelo nuevamente y despéguele la otra cinta. Ahora, proceda a quitarle el pañal.Realice giros similares con el fin de limpiar el área genital y las nalgas. Hágalo con un pañito húmedo.

Extienda un pañal limpio y asegúrese de que las cintas queden en la parte superior; acerque al bebé y voltéelo de medio lado para colocar el pañal debajo de sus nalgas. Pase la parte externa del pañal sobre los genitales del niño; despegue primero una cinta, adhiérala al pañal y haga lo mismo con la otra.

“Es necesario revisarle el pañal continuamente para evitar irritaciones en el área”, afirma Elizabeth.

Si el padre lo desea, puede aplicar una crema antipañalitis para prevenir quemaduras y utilizar siempre una misma marca de pañal.

¡A sacar gases!

Según la pediatra Libia Segura estos se producen porque la leche se mezcla con el jugo gástrico y se fermenta, o cuando el infante traga aire involuntariamente.

Después de cada toma, sáquele los gases. Es conveniente que lo haga hasta los cuatro meses de vida. Maneras de hacerlo:

Primera posición: alce al bebé y póngalo en posición vertical. Si lo desea, apoye el abdomen del infante sobre su hombro. Segunda posición (preferiblemente después de los dos meses): siéntelo sobre su regazo y sostenga su cabeza. Muévalo y gire su tronco de forma circular, para que libere los gases. Tercera posición: póngalo boca abajo sobre su regazo y ayúdelo con ligeras palmadas en la espalda. Cuarta posición: siéntelo y déjelo allí durante varios minutos hasta que logre eructar. Los masajes en el mismo sentido de las manecillas del reloj alivian el cólico. Recuerde que la clave es la paciencia.

¿Qué es el cólico?

Es el llanto inconsolable que se agudiza en horas de la tarde y que viene acompañado de distensión abdominal, flexión de piernas, enrojecimiento cutáneo y puños cerrados.Algunos expertos definen el cólico como un llanto intenso que se prolonga al menos tres horas al día, tres días a la semana durante tres semanas en un bebé sano.

La forma de alimentarlo es uno de los factores decisivos en la presencia del malestar. Es decir, la postura de la madre y del niño, así como la manera de ponerle el seno o el biberón es fundamental para evitar el cólico.

“Es ideal que la mujer esté cómodamente sentada y tranquila y el bebé semisentado”, indica la pediatra Libia Segura.

Jorge López y su nuevo amor

“Cuando supe que estábamos embarazados, descubrí a otro ser dentro de mí. Uno más dulce, tierno, feliz y responsable que yo”.

Con esas palabras, el actor de producciones como La séptima puerta, El fiscal y El baile de la vida, entre otras, define su transformación desde que supo que iba a ser padre.

Pero no todo ha sido color de rosa. Gloria, la esposa de Jorge, desde el principio de su embarazo tuvo que enfrentar los riesgos y molestias de la anemia y la diabetes al mismo tiempo. “Fue muy duro. Tenía una dieta restringida porque sólo podía ingerir alimentos para diabéticos y, como no me daba hambre, cualquier cosa que comía me hacía vomitar”.Por su delicado estado, tuvo que permanecer en absoluto reposo y ese tiempo le sirvió para aprender de embarazo, bebés, crianza, relación de pareja y todos los temas que le interesan a una futura mamá. Por su parte, Jorge tenía extensas jornadas de grabación, pero eso nunca fue excusa para no mostrar interés por lo que estaba pasando. Todas las noches, cuando llegaba a casa, ella le resumía lo que durante el día había leído y juntos compartían opiniones al respecto.

Gloria confiesa que todo fue más fácil gracias al apoyo incondicional de su esposo. “En varias oportunidades me desmayé. Estaba muy débil porque todos los días vomitaba, era desesperante. Jorge, en más de una oportunidad, tuvo que limpiarme y salir corriendo conmigo al médico.

Cuando nació Verena, ambos acordaron turnos para cuidar a la recién nacida.“Gloria la cuidaba de 9 p. m. a 3 a. m. y luego continuaba yo hasta las 10 a. m. El resto del día la pequeña dormía”.

Hoy, luego de siete meses de crianza, Jorge es un experto en cambiar pañales, sacar gases, preparar teteros, bañar y vestir a un bebé. Aunque admite que al principio le daba miedo, hoy se siente como todo un especialista gracias a la práctica y al amor con que ha desempeñado este rol.

Por Andrea Linares y Pamela Rueda C.Redactoras ABC del bebé.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet