Síguenos en:

¿Por qué los bebés se llevan todos los objetos a la boca?

¿Por qué los bebés se llevan todos los objetos a la boca?

Durante este periodo, es importante que los niños comiencen a succionar, morder y descubrir; no obastente, los padres deben brindar elementos limpios y seguros

¿Por qué los bebés se llevan todos los objetos a la boca?
Por:
11 de Noviembre de 2010
Comparte este artículo

Durante este periodo, es importante que los niños comiencen a succionar, morder y descubrir; no obastente, los padres deben brindar elementos limpios y seguros. Durante la etapa oral, la queja frecuente de los padres es que los niños tienen la tendencia permanente de llevar a su boca cuantos objetos caen en sus manos.  ¿Qué es la etapa oral?Es una de las etapas de desarrollo temprano en el niño que se da entre el primer  y el segundo año de vida y básicamente consiste en la necesidad de conocer el mundo por medio de la boca. La diversión que obtiene el niño al chupar, morder, mascar y vocalizar hace que empiece a reconocer los objetos exteriores y a diferenciarlos de sí mismo. ¿Cuál es su importancia en el desarrollo del niño?Es muy importante, por ser la primera fuente de aprendizaje, ya que los niños reconocen texturas, temperaturas y formas. Además, favorece procesos de verbalización, masticación y dentición. Se dice que esta etapa tiene una repercusión directa en la formación de la personalidad de los niños, ¿por qué?Se asume que de acuerdo con el modo en que se vivan las diferentes etapas del desarrollo, se determinará la formación de rasgos que moldean la personalidad, los cuales se dan por las prácticas de crianza y la estructura constitucional del niño. De ese modo, si al niño no se le permite explorar, se le castiga o simplemente se le limita la posibilidad de hacerlo, esto puede verse reflejado en la forma como más adelante se enfrente a las dificultades y solucione sus conflictos. Cuando se limita la adecuada oralidad, es de esperase que se presenten dificultades en la toma de decisiones y enfrentamientos con la autoridad. A algunos padres les angustia ver que todo lo que se atraviesa frente a sus hijos va a dar directamente a sus bocas, ¿cómo explicarles que este es un proceso normal del desarrollo de sus hijos? Es importante comprender que es una etapa de desarrollo de los niños y que, como tal, debe tener un límite. Si los padres se preocupan demasiado porque su hijo no se lleve nada a la boca, es posible que se demore más tiempo en superarla; así que lo más adecuado es proporcionarles juguetes o elementos que sean adecuados para la exploración y que no generen daño de ningún tipo, teniendo en cuenta forma, tamaño e higiene de los mismos. Si los padres impiden a toda costa que los niños ‘descubran el mundo’ mediante el uso de sus bocas, ¿qué repercusiones puede tener esto en la vida y el desarrollo de los pequeños? Se harán más lentos algunos procesos básicos del desarrollo emocional, que podrían verse reflejados en una oralidad exacerbada durante la niñez; tal como morder los lápices o masticar todo lo que se les atraviesa. Igualmente, es posible que más adelante, durante la adolescencia, presenten dependencias desaforadas que, de alguna manera, sirven de puente imaginario para superar dicha etapa. Además de la higiene adecuada, ¿hay que tener alguna otra precaución? Una cosa es llevar a la boca objetos para explorarlos y otra es permitir que dichos objetos sean masticados o saboreados cuando pueden generar algún peligro. Es importante diferenciar la oralidad y la necesidad de llevar cosas a la boca, con el uso indiscriminado de chupo de entretención o del biberón, ya que estos no favorecen dicha etapa, sino que la hacen lenta.  El chupo es poco recomendado, pues genera ansiedad ante su ausencia y dependencia oral, así como mantener el  biberón en la boca después de que han terminado de alimentarse. Esto se convierte en un factor de retraso para la adquisición del lenguaje verbal. Por cuestiones de seguridad, también se recomienda no dejar a su alcance juguetes con filos o bordes peligrosos para que no se lastimen sus encías, labios, lengua, etc. El tamaño de los elementos que queden al alcance del niño debe ser muy pequeño, de modo que no haya riesgos de atoramiento. Por Melissa Serrato RamírezRedactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet