Síguenos en:

Pujo en el bebé podría indicar algún problema

Incertidumbre es la mejor palabra con la que definen los padres los primeros días de vida del recién nacido. Ellos se esmeran para que nada les produzca moles

Pujo en el bebé podría indicar algún problema
Por:
09 de Octubre de 2007
Comparte este artículo

Incertidumbre es la mejor palabra con la que definen los padres los primeros días de vida del recién nacido.

Ellos se esmeran para que nada les produzca molestias ni llanto, y vigilan cuidadosamente sus movimientos y gestos; pero cuando se encuentran ante alguno que les resulta desconocido, se preocupan porque no saben la causa.

Los recién nacidos emiten una variedad de sonidos que comúnmente se denominan ‘pujos’. Estos podrían describirse como sonidos que se relacionan con la actividad de algunos órganos internos de su pequeño cuerpo. Enumeramos las principales causas y explicamos cómo enfrentarlas y evitar posibles molestias.

Estreñimiento

La digestión de los recién nacidos es muy variable, pues algunos hacen deposición cada vez que comen, y otros, solo una vez al día; pero cuando los periodos habituales se prolongan es mejor consultar con el pediatra.

“Es muy probable que un bebé estreñido puje, pues va a esforzarse cuando intente evacuar. La mejor manera de prevenirlo es alimentarlo solamente con leche materna; en caso de que persista, el médico debe descartar alguna anomalía”, asegura Gabriel Lonngi, director del Departamento de Pediatría y Neonatología de la Clínica Marly.

Reflujo gastroesofágico

Cuando el contenido ácido del estómago del bebé regresa al esófago, produce dolor y, con él, pujo y llanto. Para tratarlo se recomienda poner al niño en posición antirreflujo, es decir, semisentado, con la columna levantada de 30 a 45 grados y preferiblemente hacia su lado derecho para favorecer el vaciamiento gástrico.

También, alimentarlo solamente con leche materna y no olvidar nunca sacarle los gases, poniéndolo en posición vertical.

Cólico del lactante

El cólico del lactante es el que produce con más frecuencia el pujo, según la doctora Peñaranda.

“Ocurre generalmente al final de la tarde o al principio de la noche. Y aunque no se ha establecido exactamente la causa, una de las teorías dice que puede tratarse de falta de madurez en el desarrollo neurológico del bebé, poniéndolos más sensibles a todos los estímulos del ambiente; es decir, son niños hiperestimulados por la luz y el ruido del día, que necesitan desahogarse al final de la jornada”, explica la especialista.

La forma de tratarlos es disminuyendo la intensidad de los estímulos.

Reflejo de bajada de la leche

La doctora Peñaranda asegura que otra de las causas del pujo en los bebés consiste en que comienzan a lactar y después de un rato rechazan el seno y pujan porque la mamá tiene un reflejo de bajada de la leche muy aumentado; es decir, salen chorros y cuando eso sucede, el bebé se incomoda y se atraganta. Para prevenirlo, debe sacarse una pequeña porción de leche antes de poner al bebé al seno.

Melissa Serrato RamírezRedactora ABC del Bebé

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Más sobre Salud

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet