Síguenos en:

Riesgos de dejarlos solos

Riesgos de dejarlos solos

El bebé de tres meses en adelante no se debe dejar solo nunca y menos en el baño, en un vehículo o en lugares con poca iluminación. Recuerde que la clave pa

Riesgos de dejarlos solos
Por:
26 de Octubre de 2006
Comparte este artículo

El bebé de tres meses en adelante no se debe dejar solo nunca y menos en el baño, en un vehículo o en lugares con poca iluminación.

Recuerde que la clave para la seguridad de su hijo está en prevenir y más aún cuando se trata del pequeño de la casa. Dejarlo solo nunca es una opción. Para no correr riesgos, procure que no la tome por sorpresa tener que salir y pensar a última hora con quién lo va a dejar. Planee antes, si no lo puede llevar.

Tenga en cuenta que no por el hecho de estar con el bebé en un mismo lugar es estar pendiente de él. Dejarlo solo también significa que no lo tenga a la vista, aunque estén en un mismo recinto. Por ejemplo, en el vehículo ponga el espejo retrovisor de tal forma que lo pueda observar en el asiento de seguridad, diseñado exclusivamente para bebés.

Muchas razones, muchos ejemplos

Es un riesgo dejarlo solo, porque se puede meter cosas a la boca que lo pueden atragantar. También se puede ahogar si lo deja en un lugar con poca ventilación. Al dejarlo solo, puede coger el piso, que generalmente tiene muchas bacterias, y para un bebé puede resultar de alto riesgo por las infecciones que recoge del suelo.

El bebé está en constante contacto con las cosas y su curiosidad no para; por eso, es un riesgo dejarlo solo porque puede ir a sitios como el baño, donde podrá coger objetos sucios o tratar de jugar con agua y ahogarse.

“Hay muchos riesgos. Un niño, en los primeros meses, tiende a voltearse y queda boca arriba y si por alguna razón llega a vomitar y traga eso, puede causarle hasta la muerte. A los seis meses se defienden un poco más, pero se pueden caer de la cuna o de una silla”, señaló el pediatra Marcos Albornoz Corredor, de la clínica Cafam.

Según el especialista, cuando un niño empieza a gatear es muy dado a tocar lo que haya, como el mantel, las botellas o lo que sea y, por supuesto, las cosas se le caen encima. En la cocina es muy fácil que se queme con un líquido o con un recipiente.

En la cocina hay un agravante que es el fuego. El pequeño aún no conoce lo que es peligroso o no y, por eso, así como puede coger un plástico, puede meter el dedo en una olla con agua caliente.

Que el dedo se le quede trabado en un sifón, que lo coja la corriente en una toma de la luz o que se caiga de la cama, son algunas de las situaciones con las que el bebé se puede lastimar.

Si tiene que dejar al bebé bajo al cuidado de un tercero, siempre dé instrucciones sobre cómo cuidarlo para que, por ejemplo, no vaya a proporcionarle alimentos que le hagan daño.

“En la genealogía, las madres siempre cuidan a sus hijos y un bebé es muy indefenso. No se abastece por sí solo sino hasta los 4 o 5 años. Si la madre no le presta atención, nadie más lo va a hacer, así de simple”, dice Albornoz.

Yina RamosPara ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet