Síguenos en:

Shantala, el arte de acariciar

Shantala, el arte de acariciar

Masajear al bebé le proporciona beneficios físicos y psicológicos. Puede comenzar a hacerlo desde el primer mes de nacido.Los masajes son una forma de carici

Shantala, el arte de acariciar
Por:
28 de Julio de 2006
Comparte este artículo

Masajear al bebé le proporciona beneficios físicos y psicológicos. Puede comenzar a hacerlo desde el primer mes de nacido.Los masajes son una forma de caricia que además de estimular el acercamiento táctil, transmiten amor y  favorecen el desarrollo emocional, físico y psicológico del bebé.

Entre sus beneficios se encuentran la estimulación de los sistemas nervioso, digestivo, circulatorio y respiratorio del pequeño;  el fortalecimiento de su sistema inmunológico y la percepción de su cuerpo (generalmente, un bebé no sabe dónde termina éste). Un infante masajeado es más seguro, tiene una relación más sana con su cuerpo, duerme mejor, es menos propenso a las infecciones y desarrolla aptitud para la expresión corporal.

 Shantala es una propuesta de masaje que busca transmitir al bebé sensaciones placenteras en un ambiente cálido. Se le llama así porque ese era el nombre de una joven madre que masajeaba a su pequeño en las calles de Kerala, una población ubicada al sur de la India. Frederick Leboyer, médico ginecoobstetra francés, observó de forma espontánea la secuencia de movimientos que la mujer hacía y los trajo a Occidente hace 25 años.

“Shantala no es una técnica o método; es el arte de masajear al bebé”, explica  María Victoria Moreno, fisioterapeuta y maestra de Shantala, quien justifica la realización de este tipo de masaje por su capacidad de restaurar el desequilibrio del recién nacido.

A partir del primer mes de vida, usted puede comenzar a masajear al bebé, pues ya está receptivo físicamente y su cuerpo es más maleable por el peso y la grasa que ha ganado. Aunque no hay un límite de tiempo para practicarlo, el masaje puede continuar de forma periódica hasta que el niño comience a gatear o a caminar.

 “Cuando se comienza a partir del mes de vida hay un terreno abonado porque el bebé se familiariza con el masaje, mientras que a un pequeño de 6 meses le será difícil adoptarlo como una rutina de su vida cotidiana”, dice María Victoria.

Para un bebé prematuro, en cuyo caso el masaje es básicamente la caricia, este estimula su desarrollo pulmonar y mejora su circulación. Resulta igualmente útil para bebés irritables y pequeños adoptados (crea un vínculo afectivo con su madre adoptiva).

Pasos y beneficios del masaje

1. Aplanar las hojas de un libro (abrir el pecho) Amplía la capacidad respiratoria del bebé y favorece la maduración de su sistema respiratorio. Evita que se acumulen secreciones y en caso de que el pequeño las tuviera, le ayuda a eliminarlas de forma natural. Tocar el pecho abre las emociones y desarrolla en el infante su capacidad de amar.

2. Vaciar el estómagoEl sistema digestivo del bebé es muy inmaduro, y masajear esta zona evita la acumulación de gases. Por ende, aparece el cólico, bastante común en los primeros cuatro meses de vida del bebé. También previene el estreñimiento y el reflujo.

3. Desde el abdomen al pecho, cruzadoVa de la cadera hacia el hombro opuesto; se hace una X en el tronco. Facilita la maduración del sistema nervioso y la integración de los dos hemisferios del cerebro. Al hacer un masaje cruzado, le damos información al bebé sobre la existencia de dos lados que se conectan.

4. Brazos, manos y dedos Favorece el crecimiento de los huesos y el aumento de la masa ósea. Al masajear estas partes del cuerpo, el pequeño recibe la información de la existencia de cada una de ellas.

5. Piernas, pies y dedos Acariciar estas áreas del cuerpo tiene los mismos beneficios que el masaje de los brazos, pues también se favorece el crecimiento óseo. Además, el pequeño aprende a conocer las terminaciones de sus extremidades.

6. Espalda (posterior)Hay tres movimientos que ayudan al fortalecimiento de los músculos paravertebrales en la espalda para lograr control de cabeza y tronco:   Amasar, desde el cuello hasta las piernas.  Deslizar, desde el cuello  hasta las nalgas.

 

Andrea Linares GómezRedactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet