Síguenos en:

Obesidad en niños: un problema que crece

Obesidad en niños: un problema que crece

Respuestas a las principales dudas sobre el sobrepeso en los pequeños.

Obesidad en niños: un problema que crece
Por: María Elena Vélez
27 de Mayo de 2015
Comparte este artículo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. Según la Fundación Colombiana de Obesidad,  alrededor de 40 millones de niños menores de cinco años de edad tienen sobrepeso, el mundo. En los países en desarrollo están viviendo cerca de 35 millones de niños con sobrepeso, mientras que en los países desarrollados la cifra es de 8 millones. 

En Colombia, la prevalencia de sobrepeso u obesidad ha aumentado en un 25,9 por ciento durante el último quinquenio, tal como lo reportó la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia 2010 (ENSIN). 

Pero más allá de las cifras, aún existen muchos vacíos, costumbres, inquietudes y malas prácticas de nutrición, por lo que es importante aclarar realmente qué es la obesidad, por qué se ocasiona, cuál es el riesgo de que un niño crezca con sobrepeso, cómo se reconoce el problema, la forma de prevenirlo y de actuar. 

¿Qué es? 

En primera instancia, hay que aclarar que la obesidad es la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para el estado de salud. 

Por eso, es bueno saber  que la vieja creencia de que un niño gordo es saludable y uno flaco está enfermo no es del todo cierta; por el contrario, existen factores que pueden estar afectando la salud de un niño obeso y puede que el pequeño flaco esté bien y no requiera extrema alimentación, pues hay condiciones que han influido en su contextura. 

El exceso de peso, dice Katerine Villa  nutricionista y directora de proyectos del Centro Colombiano de Nutrición Integral Cecni, “puede ocultar el verdadero estado nutricional del niño, se puede presentar un sobrepeso acompañado de deficiencias nutricionales (vitaminas y minerales), que es conocido hoy en día como el hambre o desnutrición oculta”,

Ahora, otro factor que indica que un niño gordo no está sano son las enfermedades que pueden estar asociadas a su obesidad, como problemas cardiovasculares, diabetes y hasta cáncer. 

¿Por qué se presenta? 

Los niños suben de peso cuando se ingieren grandes cantidades de calorías pero no queman las necesarias. De acuerdo con los especialistas, la obesidad es una epidemia global que se da en todos los países, producto del estilo de vida que se vive actualmente y de la disponibilidad de los alimentos y de los costos. 

¿Cuáles son sus consecuencias? 

La obesidad puede desencadenar problemas respiratorios, ortopédicos, de piel y de sueño. Al padecerla en la infancia se tiene mayor riesgo de desarrollarla en la adultez, y con ella, mayor predisposición a enfermedades como la diabetes y la hipertensión, o patologías cardiacas. 

“Siempre el sobrepeso y la obesidad son factores predisponentes para otras enfermedades como trastornos en las articulaciones, alteración en la mineralización ósea (huesos), aumento en la probabilidad de dislipidemia (colesterol alto y /o triglicéridos alterados), resistencia a la insulina, diabetes, pubertad precoz, síndrome metabólico, hipertensión arterial, hígado graso, y, en el caso de las niñas, ovario poliquístico. También, debe descartarse si el niño no tiene otras enfermedades como hipotiroidismo”, señala la doctora Silvana Dadán, magíster en nutrición clínica y coordinadora de la unidad de gastroenterologia, hepatología y nutrición pediátrica Gastronutriped, en Bogotá. 

¿Cuáles son las causas? 

Además de ingerir más cantidad de calorías de las que el niño gasta, existen otros factores asociados: hormonales, causas psicosociales y, en algunos casos, condiciones genéticas. No obstante, los principales determinantes de esta enfermedad radican en el medioambiente, la mala alimentación y el sedentarismo. 

¿Cómo prevenirla? 

Primero hay que aclarar que son los médicos, las nutricionistas y los pediatras los especialistas encargados de determinarlo. En el consultorio se realiza una revisión de la historia de alimentación y un examen físico general que se confrontará con las tablas de crecimiento y desarrollo para niños, establecidas en cada país. 

Los buenos hábitos alimenticios y los estilos de vida saludables son la clave para prevenir las consecuencias de la obesidad. En casa, se deben evitar los alimentos fritos y el azúcar, optar por las frutas y las verduras, mínimo cinco veces al día; proteína (carne, pollo, pescado o huevo) en las tres comidas principales. 

Además, los niños deben practicar, por lo menos, una hora de ejercicio al día. Otra opción es reforzar esta actividad con ejercicio y deporte en casa o al aire libre, los fines de semana, pues existen colegios donde se trabaja una hora a la semana, cuando debería ser una hora diaria, tal y como lo recomienda el Instituto Nacional de Salud. 

Sugerencia nutricional para los niños 

- En menores de 6 meses: lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y desde los 6 meses de edad, alimentación complementaria adecuada.

- En niños a partir del año, ofrecer de cinco a seis fracciones de comida al día; distribuidos en 3 tiempos principales (desayuno, almuerzo, comida) y refrigerios entre comidas. Primero, ofrezca los alimentos de consistencia sólida y por último los líquidos.

- Alistar una lonchera saludable y variada que contenga frutas, lácteos, cereales y preparaciones como sándwich.

- Cuando brinde al niño alimentos ricos en hierro como granos, vísceras, carnes; no suministrar al tiempo café, té, chocolate ya que estos tipos de alimentos disminuyen su absorción. Y sí, acompañarlos con alimentos ricos en vitamina C como la guayaba y la naranja.

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet