Síguenos en:

Ojo con el déficit proteínico

Ojo con el déficit proteínico

Ojo con el déficit proteínico
Por: María Elena Vélez
08 de Julio de 2015
Comparte este artículo
La principal manifestación del déficit de proteína en un niño o un lactante es la desnutrición.Un estudio publicado en 2008 en la revista “Behavioral and Brain Functions” encontró que los niños con una dieta pobre en proteínas y baja en calorías  mostraban además de un bajo coeficiente intelectual, mal rendimiento escolar, alteraciones del comportamiento, de la memoria y otras deficiencias cognitivas.   
 
Generalmente se evidencia con retraso en la talla, baja masa muscular y en casos extremos edematización (hinchazón de los tejidos por acumulación de líquidos) derivado de la pérdida de albúmina, que es la proteína que produce el hígado, la cual se puede medir a través de un examen de sangre simple. La proteína, o albúmina en la sangre, es importante porque ayuda a mantener fuertes los músculos, también a sanar las heridas y en general contribuye a mantenernos saludables. 
 
Aunque se piensa que la principal causa de la desnutrición es la falta de recursos económicos, existen otros factores que pueden influir como la falta de lactancia materna, ausencia de fórmula de leche complementaria que sea rica en proteínas, algunas enfermedades como diarrea, las infecciones respiratorias y la falta de conocimientos sobre una adecuada alimentación.
 
Para la nutricionista Ángela Duque, la desnutrición se puede encontrar de dos formas:
 
Marasmo: que es una deficiencia tanto de calorías como de fuentes de proteína. Es frecuente en niños menores de 2 años, donde los lactantes tiene una bajo peso corporal, baja masa muscular y retraso en el crecimiento entre otras manifestaciones.
 
Kwashiorkor: Es más frecuente en niños mayores de 2 años, y en la mayoría de los casos se da por una dieta incompleta, donde no hay complemento proteínico. Puede haber tanto bajo peso como obesidad, se pueden presentar cambios en el pelo, despigmentación, dermatitis, diarrea y anemia, entre otros. En zonas de pobreza es común ver a muchos niños con su cabello de color rubio y tez morena. Esta es una manifestación de  falta de proteína.
 
Pero así como el déficit  de proteína representa un problema serio, también hay que anotar que el exceso de la misma puede ser un una situación no deseable, por cuanto, a largo plazo, puede predisponer a sobrepeso en edad adulta, una mayor carga renal y en casos profundamente crónicos, origen de insuficiencia renal.
Las proteínas deben suponer alrededor del 10 o 15 por ciento de la dieta. Un exceso de proteína acidifica la sangre y el organismo tiene que empezar a liberar calcio al torrente sanguíneo con el fin de equilibrar el PH. Es preocupante anotar que las proteínas que consumimos son provenientes en su mayoría de origen animal, generando mayor cantidad de grasas saturadas, colesterol y sodio.
 
El tema  es ¿cuánto y cuándo?
 
A partir del primer año del bebé año debe variar la cantidad de proteínas, de tal manera que se recomienda 15 gramos de proteína por día, cantidad que debe duplicarse cuando el niño cumpla 3 años. Para tener un marco de referencia en cuanto a la cantidad, es bueno recordar que una porción de carne mediana contiene 20 gramos de proteínas.
 
En el caso de los vegetarianos es importante recordar que la soya contiene los nueve aminoácidos esenciales. La doctora Patricia Trujillo asegura que en esa dieta que restringe las comidas de origen animal se debe consumir una amplia variedad de alimentos para garantizar la presencia de estas estructuras básicas. En las carnes también está el hierro y los vegetarianos pueden suplirlo con alimentos fortificados como pastas, cereales, almendras y leche.
 
Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet