Síguenos en:

Alimentación complementaria, ¿cuánto es suficiente?

Alimentación complementaria, ¿cuánto es suficiente?

Una de las principales preocupaciones de los padres está relacionada con la alimentación complementaria del bebé. Nunca están lo suficientemente seguros de

Alimentación complementaria, ¿cuánto es suficiente?
Por: María Elena Vélez
08 de Julio de 2015
Comparte este artículo

Una de las principales preocupaciones de los padres está relacionada con la alimentación complementaria del bebé. Nunca están lo suficientemente seguros de cuándo iniciarla y cómo desarrollarla. Además, la otra gran pregunta está relacionada con el papel que cumple la leche de tarro y a partir de qué momento se debe convertir en un suplemento proteínico.

Como se sabe, el niño duplica su peso corporal cada 6 meses. La leche materna o las fórmulas infantiles pueden suplir los aportes necesarios de estos nutrientes, hasta los 4 a 6 meses de edad. A partir de este momento, la leche debe ser suplementada con nutrientes blandos que contengan proteínas de manera progresiva hasta que el bebé, a los 12 meses de edad, reciba la cantidad de proteína que consume el resto de la familia. Es importante anotar que el organismo no puede almacenar proteínas y es por esto que el niño debe recibirlas en su dieta todos los días. Es preferible que el niño reciba cantidades adecuadas de proteína cada día y no una gran carga de una vez.

La doctora Diana Bastidas, Secretaria de Salud del municipio de Cajicá, en, Cundinamarca, y quien lidera un importante programa de madres gestantes, afirma que entre los 6 y 8 meses del bebé se debe iniciar el proceso, proporcionándole carne, pollo, pescado y vísceras por prevención de la anemia que es tema de salud pública en Colombia. En este mismo periodo se debe dar a consumir frutas dulces, así como verduras amarillas y verdes. Los cereales como el arroz o el trigo también se deben incluir antes del 7 mes.

Los tubérculos como la papa y las leguminosas, como el frijol, la alverja o las habas deben formar parte del alimento del bebé entre los 7 y 9 meses. Mientras que entre los 9 y 12 meses, se debe procurar cambiar las texturas y los alimentos que faltan. Con respecto al consumo de huevo, asegura que el tema es controversial, pero en general, se recomienda un poco antes del año de vida, empezando por la yema.

Para la doctora Bastidas una buena preparación para la salud del bebé radica en la alimentación de las madres gestantes. Para ella el aporte proteico debe ser normal de 1,2 gr/kg de peso, el cual no se debe aumentar por el embarazo. Al segundo trimestre se hace un aumento de 100 kcal en dieta y al tercer trimestre 200 kcal, pero siempre teniendo en cuenta el estado nutricional de la embarazada. No se recomienda mayor aporte proteico por el riesgo de sobrecarga renal.

Alimentos recomendados luego del destete

Según la OMS, La lactancia materna se debe ofrecer hasta los dos años y más, con aporte exclusivo hasta los 6 meses. Si el bebé la abandonó por la causa que sea y es menor de dos años; para cubrir el requerimiento proteico se debe ofrecer fórmula láctea de tarro, acorde con la edad, complementando con los alimentos anotados anteriormente.

Con respecto al consumo de pescados se debe iniciar por orden, primero los pescados de carne blanca y pasado un año de vida, los salmones. Con los mariscos es mejor proveer su consumo al año y medio.      

La gran conclusión con el tema de las proteínas apunta a que el correcto funcionamiento  del organismo del bebé requiere un aporte de proteínas adecuado, no se debe pecar por exceso, ni por defecto, siendo determinante el aporte de todos los aminoácidos esenciales  mediante una dieta balanceada.

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet