Síguenos en:

Probióticos, todo lo que debe saber para su hijo

Probióticos, todo lo que debe saber para su hijo

 

Probióticos, todo lo que debe saber para su hijo
Por: María Elena Vélez
21 de Enero de 2016
Comparte este artículo

 

Mucho se habla hoy día de los probióticos y de una serie de alimentos, especialmente lácteos, que los contienen; pero en realidad, ¿qué son y para qué sirven?, y ¿en qué procesos del organismo intervienen?

Pues bien, los probióticos son organismos vivos, casi siempre bacterias y algunos hongos, que resultan benéficos para la salud de las personas. Es bueno aclarar que se encuentran en la flora intestinal, desde el momento en que nacemos, pero a la vez, si hay deficiencia de estos se pueden consumir a través de ciertos alimentos o en medicamentos especializados.

Asimismo, es importante saber que si se altera el buen funcionamiento de la flora intestinal, por bajas de los probióticos, esto trae como consecuencia, entre otras, la diarrea, que en el caso de los niños puede llegar a estados severos con graves consecuencias.

La fuente primaria

La primera y más completa fuente de probióticos es la leche materna.

Las bacterias ‘amigas’ que la madre transmite al bebé a través de la leche materna están en la microbiota del pecho y las brinda a su hijo. Es muy importante que al iniciar la alimentación complementaria se incluya el consumo de vegetales y frutas, de 3 a 4 porciones al día, para mantener en equilibrio y buen estado esos ‘inquilinos microbianos’ en el cuerpo de los niños.

Bienestar y más

Los probióticos, benéficos para la vida, están básicamente en la flora intestinal, o microbiota, como la comunidad médica le llama en la actualidad, y la mayoría de estos habitan dentro de los intestinos, en el aparato digestivo, donde se forman las defensas necesarias contra las bacterias, virus y hongos dañinos para el organismo.

¿Y para qué sirven? La respuesta es que intervienen en el metabolismo, el sistema inmunológico y la regulación del crecimiento de las células intestinales, y en las mismas funciones gastrointestinales, como la diarrea o el estreñimiento. Además, cumplen un papel importante en la respuesta inmune, por lo que se les considera útiles en la lucha contra enfermedades alérgicas, como el asma o la rinitis.

La doctora Claudia Victoria Lis Villanueva anota que los probióticos ayudan en la prevención de enfermedades intestinales. Asimismo, continúa la pediatra, se le atribuyen otras bondades como la prevención de alergias, el fortalecimiento de las defensas y la posibilidad de responder de una manera más efectiva ante complicaciones en diversos trastornos intestinales.

¿Los probióticos contribuyen de una u otra manera a preservar la salud?

Sí, ayudan a mantener el equilibrio de la flora intestinal, porque los probióticos tienen una acción directa sobre el sistema inmunológico, teniendo en cuenta que la mayoría de este sistema se encuentra en el intestino y la preservación de la salud.

 ¿La flora intestinal puede mejorar con el consumo de probióticos?

Sí, mejora y se recupera cuando ha sido alterada por infecciones o uso de medicamentos como antibióticos. Hay que tener en cuenta que no todos los probióticos son iguales, existen los probióticos naturales, que corresponden principalmente a productos lácteos fermentados (yogures, leche y quesos), vegetales, carnes y pescados fermentados. Sin embargo, la cantidad de microorganismos que contienen es muy baja y no tienen los efectos terapéuticos deseados.  Existe otro grupo de probióticos que son suplementos alimenticios fortalecidos con probióticos y, finalmente, los  bioterapéuticos que se encuentran en preparaciones de cápsulas, suspensiones, etc., que contienen concentraciones muy altas de probióticos y una acción importante sobre nuestro organismo, estos, sin embargo, deben ser formulados por el especialista.

Más beneficios…

La doctora Silvana Dadán, nutricionista y diestista, magíster en nutrición clínica y pediátrica, señala algunas propiedades y beneficios de los probióticos en el organismo:

• Mantienen el equilibrio saludable de la flora intestinal.

• Modulan la respuesta del sistema inmune a nivel intestinal, lo que también ayuda a la ‘tolerancia a los alimentos’ (es decir, disminuyen la susceptibilidad a las alergias).

• Favorecen la formación de la mucosa intestinal desarrollando una barrera que impide la entrada de gérmenes. Así, se inhibe el desarrollo de enfermedades.

• Producen sustancias con propiedades que destruyen a bacterias patógenas.

• Ayudan cuando hay diarrea o cuando se usan antibióticos por vía oral con carácter prolongado.

• Tienen un impacto metabólico ‘indirecto’. En menores de 2 a 3 años de edad, minimizan la posibilidad de obesidad o alteración en la glucosa.

• Mejoran la tolerancia a la lactosa y disminuyen la posibilidad de sufrir estreñimiento, añade el doctor Wilson Daza.

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet