Síguenos en:

El reto de aprender a bajarse de la cama

El reto de aprender a bajarse de la cama

Antes de los 8 meses, el bebé es considerado un ser indefenso y frágil. A partir de esa edad, es un pequeño muy activo que intenta bajarse de la cama para ex

El reto de aprender a bajarse de la cama
Por:
31 de Agosto de 2006
Comparte este artículo

Antes de los 8 meses, el bebé es considerado un ser indefenso y frágil. A partir de esa edad, es un pequeño muy activo que intenta bajarse de la cama para explorar qué hay más allá del lugar donde generalmente permanece. Aunque esto es un avance positivo en el desarrollo mental y de sus habilidades, es importante que aprenda a manejar este tipo de destrezas de manera adecuada para no lastimarse.

Cuando el bebé se percata de la capacidad de sus extremidades, comienza a utilizar la fuerza de sus brazos y piernas para desplazarse por el espacio. Sin embargo, la sicóloga infantil Sandra Santacruz advierte que a esta edad los niños aún no han desarrollado la noción del peligro y es probable que experimenten algunos golpes. “La percepción de profundidad no está elaborada todavía; por lo tanto, es probable que se lancen de frente al vacío”. Por eso, se debe evitar a toda costa descuidar al niño mientras permanece en la cama.

La sicóloga agrega que es positivo que los padres animen al pequeño para que continúe su descubrimiento.

Ángela Luna, mamá de Tomás, de 8 meses de edad, sigue al pie de la letra las recomendaciones de su pediatra colocando al pequeño boca abajo en el borde de la cama, mientras ella, acurrucada en el piso, lo toma por la cintura y lo anima a bajar. Esto ayuda a evitar que se lesione y contribuye a su motricidad y autonomía. Por su parte, la doctora Astrid Medina, especialista en ortopedia infantil, enfatiza sobre la importancia de ser precavidos y cuidadosos, ya que las fracturas más comunes de los niños en el hogar suceden por consecuencia de la distracción de los papás. “El niño se puede caer incluso desde el regazo de su madre; y peor si se deja en la cama sin atención”, afirma la especialista.

La forma correcta

Si la madre intuye que el pequeño quiere bajar, es mejor esperarlo desde el suelo, mientras boca abajo en el borde de la cama el bebé se desliza lentamente.

Al bebé se le debe insistir con paciencia y delicadeza; de esta manera, el pequeño entenderá que quien lo cuida es también cómplice de su travesía descubriendo el mundo que lo rodea y del cual ya no se siente ajeno, pero del cual no conoce los límites.

Es favorable impulsar todos los movimientos del bebé, pues contribuye al desarrollo motriz del pequeño y le enseña a desenvolverse por sí mismo. Es importante agregar frases como: “Lo estás haciendo muy bien”, “vez qué fácil es”… así el niño irá adquiriendo confianza.

“La reacción de los papás frente a eso hace que el bebé se estimule, siga o se frene”, explica la sicóloga infantil.

Recomendaciones básicas

Tener camas bajas, no tan altas, que permitan al bebé aprender con facilidad. No descuidar al pequeño ni siquiera un segundo mientras permanece sobre una cama. Evitar las camas de bordes duros o puntiagudos.

Ana María Gutiérrez de PiñeresPara ABC del bebé

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet