Síguenos en:

Juguetes que divierten y estimulan

Juguetes que divierten y estimulan

Para esta época es buena idea pensar en regalar objetos didácticos que estimulen el desarrollo de los niños, según su edad.

Juguetes que divierten y estimulan
Por: Melissa Serrato
11 de Diciembre de 2007
Comparte este artículo

Para esta época es buena idea pensar en regalar objetos didácticos que estimulen el desarrollo de los niños, según su edad.

Entre ellos se encuentra la cognición: “facultad de procesar información a partir de la percepción, el conocimiento adquirido y características subjetivas que permiten valorar y considerar ciertos aspectos en detrimento de otros”, explica María Isabel Guerrero, especialista en psicología comportamental cognoscitiva.

La motricidad es la capacidad de generar movimiento. Se clasifica en fina y gruesa. “La fina hace referencia a movimientos precisos; mientras que la gruesa, se evidencia por medio de movimientos amplios”, agrega Guerrero.

Ambos aspectos se pueden fortalecer con el uso, de acuerdo con la edad, de algunos juguetes, siempre y cuando no sean un pretexto para dejar al niño solo.

Multisensoriales, 0 a 3 meses

Sofía Rico, pediatra especialista en desarrollo infantil, recomienda para cada edad juguetes que permitan la exploración y la imaginación.

Por su parte, la sicóloga Guerrero comenta que en la primera etapa de la vida los más aconsejables son los móviles y los objetos de formas y colores variados y contrastados, como blanco y negro, pues los recién nacidos distinguen manchas.

“En este periodo se recomiendan los juguetes de tipo multisensorial, que permitan al niño ver, tocar, oler, escuchar y chupar; ya que es así como los bebés empezarán a conocer su entorno”, dice la experta. Entre los principales se encuentran las cajas musicales y los muñecos de goma.

Juguetes de Agarre: 4 a 6 meses

En esta edad, la sicóloga Guerrero asegura que los mejores juguetes son los muñecos, cubos y pelotas de tela.

Deben ser medianos, de tal forma que los bebés los puedan manipular fácilmente, pero que, a la vez, no tengan posibilidades de meterlos a su boca. También, objetos de colores llamativos, entre ellos llaves de juguete, vasos y espejos de plástico para el reconocimiento de sí mismo. Otras ideas:

Mantas de actividades para el suelo que los estimulan sensorialmente y los dejan moverse libremente. Libros que les permitan diferenciar texturas y contrastes entre áspero, liso y suave.Tableros que produzcan sonidos al presionarlos. Pelotas o rodillos para estimular el equilibrio. Bloques sencillos.

Conversación: 7 a 9 meses

Juguetes de diferentes formas, texturas y tamaños: bloques de plástico, madera o tela. Baldes o recipientes para llenar con diferentes objetos y vaciarlos. Pelotas de diferentes colores y texturas o que produzcan sonidos. Instrumentos musicales para bebés como maracas y tambores. Teléfono de juguete para estimular su expresión verbal.Vasos para guardar unos dentro de otros. Sonajeros con doble asa para que pueda intercalar ambas manos. Libros con dibujos grandes, simples y coloridos.Objetos pequeños que le permitan utilizar los dedos índice y pulgar (movimiento pinza).

Construcción 10 a 12 meses

Se recomiendan juegos de encaje y cubos. Cajas de diferentes tamaños. Botones ajustados a piezas de ropa (para prevenir atoramientos) y cierres para ejercitar el movimiento pinza. Encajes grandes para armar y desarmar. Recipientes apilables. Libros lavables, de plástico o tela de diversas texturas. Instrumentos musicales, teclados, tambores. Animalitos de plástico o tela para la estimulación sensorial y la emisión de sonidos. Muñecos de trapo. Libros con fotos de él y de la familia. Libros con figuras de animales, partes del cuerpo, medios de transporte, lugares, etc.

Crear, pintar y diseñar: 13 a 15 meses

Crayolas, plumones, lápices de colores, témperas y cuadernos para hacer garabatos y pintar. Es importante que el pequeño tenga cuadernos solo para él; así, tiene libertad de rayar y pintar a su gusto en ellos. Rompecabezas de alto relieve, de 3 a 5 piezas. Cubos medianos para la construcción de torres. Libros de hojas gruesas con ilustraciones de figuras humanas, animales y objetos de diferentes colores. Cuentos con texturas y sonidos que sean llamativos. Frascos con tapas. Pelotas de diversos tamaños y colores. Juguetes para empujar y arrastrar. Muñecos de trapo o felpa. Globos y pelotas de diferentes materiales. Muñecos para aprender a vestir y desvestir, con mecanismos de cierre, como el velcro y la cremallera.

De reacción, 16 a 24

Juguetes para jalar y montar, empujándose con los pies, carros, camiones. Monederos o cubo con cierres, broches. Rompecabezas de alto relieve de 5 a 10 piezas. Cuentos de plástico o tela, solo con ilustraciones. Caja de música y canciones infantiles. Títeres y recipientes apilables de varios colores. Juegos de construcción y para encajar. Juegos de punzado, pasado y ensarte. Fotos y láminas de diversos objetos. Columpios, toboganes, escaleras y obstáculos.

Entre los 2 y los 3 años

Bloques de construcción de piezas grandes y coloridas. Instrumentos musicales diversos o juguetes con distintos sonidos para estimular la discriminación auditiva. Rompecabezas y cubos para encajar. Juegos de construcción. Muñecas y juguetes accesorios como muebles de cocina, mesas, sillas. Triciclos, coches. Teléfonos de juguete. Plastilina. Juegos de diferente forma, tamaño y color para que los agrupe según estos criterios. Juegos de preescritura, construcción, encaje, pasado y ensarte.

Melissa SerratoRedactora ABC del Bebé

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet