Síguenos en:

No hay problema si su bebé se lleva todo a la boca

No hay problema si su bebé se lleva todo a la boca

Sin embargo, tenga cuidado. Si no es un objeto que encuentra a su alcance, entonces es el dedo el que irá a parar irremediablemente a la boca de su pequeño. N

No hay problema si su bebé se lleva todo a la boca
Por:
28 de Abril de 2008
Comparte este artículo

Sin embargo, tenga cuidado. Si no es un objeto que encuentra a su alcance, entonces es el dedo el que irá a parar irremediablemente a la boca de su pequeño.

No debe ser un motivo de preocupación para los padres el hecho de que sus hijos tengan la tendencia, a casi todas las horas del día, de llevar algo a su boca y succionarlo, pues, según Cecilia Zuleta, sicóloga especialista en desarrollo y crianza, “se trata de una etapa en la vida del bebé que se da a partir del Reflejo de Babkin o de mano-boca y que le permite autorregularse”.

Es decir, succionar el dedo, un chupo o cualquier objeto los ayuda a calmarse, pues “la maduración del bebé tiene muchos momentos de estrés o de cambios fuertes en los que intentan autorregularse. Casi todos lo hacen a través de la boca, porque esta es un centro sensorial importante y ayuda en la regulación emocional”, afirma la especialista.

En ese sentido, la autorregulación se refiere a que el pequeño pueda, por ejemplo, inducirse el sueño, calmarse ante un ataque de ira o relajarse frente a una situación nueva que le produzca ansiedad y expectativa.

¿Qué hacer? Como esta conducta se presenta cuando el niño se encuentra en condiciones de estrés o alerta, es necesario que los padres sepan que se trata de un comportamiento que no va a cambiar, pues es una forma de autorregulación sana y adecuada de algunas necesidades del pequeño.  Sin embargo, la especialista asegura que existen dos alternativas para disminuir esta tendencia: 1. Los padres pueden acompañar las emociones que hay detrás de la actitud de chuparse el dedo. “Por ejemplo, si van a llegar a un sitio nuevo, darle la mano, contarle qué va a pasar, alzarlo y apretarlo, eso va a bajar el nivel de estrés y a permitir que la chupada de dedo disminuya”, dice la especialista. 2. Además, pueden optar por darle algún objeto al niño, para que lo tenga en sus manos y se distraiga con él, así no llevará el dedo a la boca.

 

¿Por qué no decir no?Según explica la sicóloga, cuando los padres optan por decirle reiteradamente al niño que  no, en cada oportunidad que los ven haciéndolo, lo que harán es fijar aún más el comportamiento. Por ejemplo, cuando un niño permanece durante mucho tiempo chupándose el dedo (después de los 4 o 5 años), se debe a que, generalmente, los papás fueron muy incisivos en que lo dejara de hacer.

Cuenta también que cuando los padres preguntan si a los niños hay que dejarlos chuparse el dedo o usar chupo, ella responde que cualquiera es válido, lo que se recomienda es “revisar las emociones que les producen a los papás el hecho de que sus hijos se succionen el dedo o usen chupo, porque, como es una forma de autorregularse, según el dr T. B. Brazelton  los papás pueden sentir que ellos no son capaces de tranquilizar a su hijo y él tiene que hacerlo solo”. Aún así, los padres deben tener presente que sus hijos no van a permanecer toda la vida chupándose el dedo o dependiendo del chupo, pues a medida que van creciendo encuentran otras formas de autorregulación socialmente más aceptadas. Entre ellas, morderse las uñas unos años después o jugar con los anillos, los aretes o un llavero en la adultez.

 

Cuidados básicos Como los pequeños llevan a su boca cualquier objeto que esté a su alcance, el sicólogo infantil Luis Alberto Rengifo recomienda a los padres que le permitan al niño estas acciones, siempre y cuando tomen medidas preventivas con respecto a higiene e infecciones.

Es decir, deben asegurarse de que cada cosa que repose en la boca de sus pequeños esté limpia y además sea de un tamaño adecuado para su edad y así evitar atoramientos u otros riesgos que pongan en peligro su salud e integridad. “Esta etapa del desarrollo es fundamental para el niño y hay que permitir que la viva, pero teniendo cuidado siempre de que su bienestar no esté en peligro”, concluye el sicólogo.

 

Descubriendo el mundo

El sicólogo infantil Luis Alberto Rengifo asegura que este comportamiento también se puede presentar porque “desde el nacimiento el niño se encuentra en una etapa de desarrollo sensoriomotora, en la cual actúa sobre el mundo a través de sus sentidos. Es decir, lo explora valiéndose del tacto, el olfato, el oído, la vista, el gusto y lo referente al movimiento (kinestésico). De esa manera, toda la información que recibe a través de sus sentidos, le da respuestas a los problemas que va encontrando durante su crecimiento”.  A propósito, la doctora Zuleta agrega que es normal que el niño busque conocer mediante la boca, porque en ella hay muchísimas terminaciones nerviosas que le brindan abundante información del medio en que está creciendo.

“Esta etapa es de suma importancia para el desarrollo del niño, pues es la base para etapas posteriores que se relacionan con la capacidad cognitiva del niño para adaptarse al entorno y con el desarrollo de aprendizajes y procesos sicológicos más complejos que especializan al niño para respuestas más elaboradas en el ambiente”, comenta el sicólogo Rengifo.

 

Antiguamente, los papás les ponían a sus hijos guantes o les echaban ají; esas medidas no sirven para que dejen de chuparse el dedo.

 

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet