Síguenos en:

Nochebuena, fecha para disfrutar en familia y compartir con los niños

Nochebuena, fecha para disfrutar en familia y compartir con los niños

La Navidad es una época de unión familiar, tradiciones, festejos, reflexiones, recogimiento y manifestaciones de cariño. En Nochebuena se comparten alegrías

Nochebuena, fecha para disfrutar en familia y compartir con los niños
Por:
24 de Diciembre de 2009
Comparte este artículo

La Navidad es una época de unión familiar, tradiciones, festejos, reflexiones, recogimiento y manifestaciones de cariño. En Nochebuena se comparten alegrías, sueños, oraciones, villancicos, cenas y buenos propósitos para el año que viene.

Esta celebración es uno de los ritos familiares más comunes en nuestra sociedad. Las rutinas que los conforman dan a los niños un sentido de identidad, estabilidad y constancia, aspectos claves en su proceso de crecimiento, pues las tradiciones hacen parte de la manera como funciona y se relaciona una familia.

Es importante celebrar con amor y respeto, pero también con mesura, ya que el goce de estar en familia no debe partir de una botella de licor.

“La Navidad debe vivirse a partir de momentos cariñosos y diálogos afectuosos, donde impere el buen ánimo… hay que evitar la embriaguez, pues el alcohol desinhibe, despierta la sensibilidad y puede dañar el objetivo de pasarla rico en familia”, afirma la sicóloga Nhora de la Espriella.

“A partir de las tradiciones existentes en el hogar, los niños empiezan a involucrarse en ellas y son los padres quienes se encargan de mostrarles el cambio en la decoración”, afirma la sicóloga infantil María Isabel Guerrero.

Armar con ellos el árbol, decorar la casa, preparar juntos galletas o postres navideños, visitar a los abuelos, escuchar música, inventar un juego, dar regalos a los necesitados y rezar la novena con personas allegadas son formas de compartir buenos momentos.

“Los niños deben sentirse amados y parte de la familia, pues esto les da seguridad. La Navidad es la celebración del nacimiento a la vida. Trasmitimos el amor que sentimos a través de un abrazo, un beso, una palabra, haciendo algo por el otro o un regalo. Expresamos el amor incondicional que nos permite querernos tal como somos y apoyarnos en todo momento”, afirma Gloria Mercedes Isaza, sicóloga de familia.

Por ello, las tradiciones familiares son especialmente importantes porque, a través de ellas, los infantes encuentran un lugar que les permite pertenecer a la familia y a la sociedad. “Esos pequeños actos que repetimos año tras año tienen gran trascendencia en el desarrollo del niño, ya que con estos rituales le transmitimos la cultura, los valores y las normas de la familia. Esa referencia es una herramienta para que desarrollen su propia identidad dentro de un grupo social, en un principio su familia y más tarde la sociedad en general”, dice la experta.

 

¿Cómo vivir una Nochebuena en paz? Estas son algunas maneras de hacerlo:Tradición y deseos• Sello personal: cada familia tiene sus propias tradiciones. “Repetir estos rituales año tras año desarrolla el sentido de pertenencia a la familia y permite identificar lo que nos hace diferentes de las demás y lo que compartimos con otras”, afirma la sicóloga Isaza. La especialista recomienda que los padres les cuenten a los niños anécdotas sobre la Navidad cuando ellos eran pequeños o cómo la celebraban los abuelos en su época; esto les a identidad.

• Buen ejemplo: si los infantes ven que sus padres disfrutan de esta época, se reúnen en familia y repiten las tradiciones, lo van a disfrutar y lo trasmitirán a sus hijos. Es importante enseñarles a compartir y ayudar a otros y, así mismo, darles la oportunidad de hacer algo por alguien –llevarle un plato de comida, alcanzarle un vaso de agua o decir una frase amorosa a una persona que lo necesite- es una excelente manera de decir “te quiero”.• Fijar propósitos. El fin de año puede ser un momento de agradecimiento por todos los instantes felices, los logros, los aprendizajes y las personas que han estado cerca, nos quieren y nos cuidan. “Así como es un tiempo que termina y dejamos atrás, también es el inicio de una nueva etapa que trae proyectos, sueños e ilusiones”, dice la sicóloga Isaza. Es una temporada para reflexionar acerca de las malas conductas y hábitos y proponerse metas en familia para el año siguiente. “Qué esperamos del otro y de nosotros mismos”, dice la sicóloga Nhora de la Espriella.

 

Regalos de corazón

- Navidad no es solo un regalo material. “Los padres nos hemos encargado de cambiar el sentido de la Navidad, lo hemos reducido a una celebración en la que siempre están presentes los regalos. Sin embargo, lo importante es retomar, desde nuestras creencias, cuál es el verdadero sentido de la Navidad y hacer de esta un encuentro en unión familiar”, comenta la sicóloga María Isabel Guerrero. Incluso, los adultos no deben hacer de la búsqueda de regalos algo que motive angustia o competencia. Más que un detalle material, lo que importa es el afecto con que se otorga a un ser querido un simple dulce o una tarjeta. La llegada de un nuevo miembro de la familia al hogar, una palabra, un abrazo, una frase, una carta, un dibujo o preparar el postre favorito del niño son regalos que se brindan de corazón. Decir “lo hiciste bien”, “estás linda” o “gracias por ayudarme”, también son detalles valiosos.

 

- La felicidad está en uno mismo. La actitud hace del ambiente un momento agradable y constructivo. Para estar felices hay que sentirse bien consigo mismos, tener pensamientos positivos y brindar afecto a los seres queridos. “Si estás feliz y tranquilo en tu espacio se disfruta igual un pavo que un huevo frito con arroz”, dice De La Espriella.

 

- Resolver las discordias y las dificultades. En ocasiones, existen relaciones difíciles con la familia del esposo o de la esposa y pasar la Navidad con alguna de ellas puede convertirse en una tortura. En esta época, es necesario hacer acuerdos, negociar, ceder, olvidar y perdonar. “Tener presente que se trata de la familia del otro y, especialmente, de la familia extensa de los niños”, dice la sicóloga Isaza.Si hay un enfermo en la familia, es clave acompañar a esta persona, permitirle participar de las celebraciones, hacer algo por ella y demostrarle afecto.

Cuando los padres están separados, “es la oportunidad de recordarles que la familia continúa aun cuando papá y mamá no vivan juntos y que ahora son parte de un hogar que vive en dos casas. Pueden compartir en familia estando con uno de los dos y sus respectivos tíos y abuelos”, comenta la sicóloga Nhora de la Espriella.

 

Por Andrea Linares Gómez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet