Síguenos en:

Nuevas actitudes cuando aprende a caminar

Nuevas actitudes cuando aprende a caminar

Durante el primer año de vida, el bebé se ocupa de fortalecer sus músculos y desarrollar coordinación corporal. Con el paso de los meses, aprende a sentarse

Nuevas actitudes cuando aprende a caminar
Por:
02 de Junio de 2006
Comparte este artículo

Durante el primer año de vida, el bebé se ocupa de fortalecer sus músculos y desarrollar coordinación corporal. Con el paso de los meses, aprende a sentarse, rotar y gatear para, posteriormente, lograr ponerse de pie y comenzar la marcha. Muchos infantes dan sus primeros pasos entre los 9 y los 12 meses y caminan con firmeza a los 14 o 15 meses, en promedio. Sin embargo, algunos se toman más tiempo para alcanzar este logro.

La fuerza, la estatura, el tamaño de la cabeza y el temperamento, afirman los expertos, son algunos de los aspectos que determinan el momento indicado para caminar.

Todo este proceso significa una serie de retos físicos y destrezas que exigen grandes esfuerzos. Lo anterior va ligado a una serie de cambios emocionales que le significan adaptarse a nuevas y excitantes experiencias.

ACTITUDES DEL NIÑO CUANDO APRENDE A CAMINAR

:: Pérdida de apetito . Ante el niño se abren nuevas experiencias y aventuras que le restan importancia a la hora de comer. Esta se convierte en una interrupción de actividades excitantes como estar en movimiento de un lado a otro, explorando e indagando las cosas a su alrededor.

:: Cambio de personalidad . Si antes era sereno, es posible que ahora se convierta en un chico indomable, que quiera hacer las cosas a su antojo. Frente a nuevos descubrimientos, su carácter se transforma. Algunos infantes se vuelven más audaces y atrevidos en su proceder. La independencia hace de las suyas.

:: Ansiedad de separación . Cuando aprende a explorar el mundo en dos pies, sabe que usted está cerca para acompañarlo en sus proezas, ya que le brinda seguridad. Llora cuando se va, está pendiente de sus movimientos y les teme a los extraños.

:: Aparente retroceso. Aprender a caminar requiere equilibrio, firmeza y agilidad. Los expertos aseguran que es normal la regresión en el desarrollo del bebé que pasa por esta nueva etapa: hay quienes vuelven a gatear mientras afianzan su capacidad de mantenerse de pie y andar, mientras que otros retroceden en logros adquiridos, como su desarrollo lingüístico, puesto que se ocupan de afinar esta nueva y llamativa destreza.

Al respecto, hay que anotar que en el progreso de su desarrollo, una habilidad que logró dominar en algún momento de su evolución queda en el pasado si aparece un nuevo reto en su vida como lo es caminar. Ahora se dedica a esta destreza.

:: Desafío. Una vez que logre caminar a la perfección, el pequeño desea encaramarse en todo lo que encuentre. Como sus habilidades físicas no llegan a tal punto, responde a su frustración con mayores demandas y desafíos. Conduce a sus padres al objeto que desean u obtienen aquel prohibido para él del lugar donde se encuentre. Se siente poderoso y quiere estar en muchas partes.

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet