Síguenos en:

Una vida en fotos

Una vida en fotos

Registrar la primera sonrisa, los primeros pasos, además de ayudar a conservar recuerdos, favorece en el  bebé el sentirse amado. ¡Qué buena memoria tienes

Una vida en fotos
Por:
28 de Noviembre de 2007
Comparte este artículo

Registrar la primera sonrisa, los primeros pasos, además de ayudar a conservar recuerdos, favorece en el  bebé el sentirse amado.

¡Qué buena memoria tienes! le dice Paula Bernal a su pequeña bebé. Están en familia viendo las fotos de las pasadas vacaciones y gracias al álbum que los padres le hicieron, ella recuerda a los dos años, lo que hizo hace tres meses.

Esta mamá sabe la importancia de realizar el ejercicio: es sicóloga en desarrollo infantil y por eso, recomienda a los padres imprimir las fotos de sus hijos y sentarse en grupo a verlas: “los bebés recuerdan muchas cosas y otras las olvidan, entonces así se les ayuda a desarrollar la memoria autobiográfica, que solo se vuelve muy buena después de los 5 años”.

María del Socorro Ojeda es una madre de familia, cuyo hobbie y trabajo es el scrapbooking, una técnica que consiste en contar una historia a través de fotografías. Pequeños detalles decorativos convierten este ejercicio en una pasión. “Lo  mejor de los álbumes es poderlos compartir y al mostrárselos a los niños, los chiquitos se sienten más amados, se refuerzan los vínculos que tienen con padres y familia, ellos ven sus logros y se sienten incentivados y motivados”.

Esta mamá asegura que gracias a las fotos se preserva la historia, el pasado de los padres y los hijos, “que es lo más bonito que tiene un ser humano: todo lo que ha vivido”.

Más allá del papel

Las cámaras digitales han creado la costumbre en las personas de tomar 50 o 100 fotos de un mismo evento y guardarlas en el computador. Allí se quedan y son pocos los que hacen el juicioso ejercicio de seleccionar, imprimir y crear esos libros de historia familiar.

El consejo de estas expertas es sacarlas en papel, porque de esta manera ayudan a los niños a recordar el pasado. De alguna manera la historia previa que los papás recopilan ayuda a formar parte de la identidad del niño, para que entienda que significa mucho para ellos y aunque no recuerde los primeros años de vida se le comunica que fue deseado, que siempre ha sido importante, porque de esta sencilla manera se le da valor a la existencia del niño en sí mismo, no solo por lo que recuerda, sino porque hace parte de una familia.

También es muy valioso que al ver el álbum los padres acompañen la actividad con la narración de las historias que están detrás de la foto.

Todos los hijos deben tener un álbum muy especial, porque a veces se comete el error de que solo se hace con el mayor, y aunque parece sencillo, es una acción que les otorga un lugar especial e igual a cada uno de los hijos.

Para María del Socorro Ojeda, la importancia está en “poder compartir los álbumes con la familia y amigos y si se lo muestras a los niños, ellos se sienten más amados, se refuerzan los vínculos que tienen con padres y familia; además ven sus logros y se sienten como cuando les das un premio: incentivados y motivados, y si ya tienes una historia que dice preservar el pasado, enriquecer el presente y sabes qué en el futuro podrás inspirar también un gran amor de familia”.

Yoko Endo, gerente de Babaoba Photo Studio,  recomienda “que desde que está en la barriguita es el mejor momento tomarse un estudio con papá, porque esperar su venida es muy especial. Luego, la toma de recién nacido es única, luego siguen 3, 6, 9 meses y un año, para marcar las etapas tan diferentes del bebé”.

Según Yoko, “los papás primerizos se pierden de muchos detalles, porque están aprendiendo a ser papás y toman muchas fotos espontáneas, pero la mayoría no las imprimen. Mi sugerencia es que cada etapa es muy diferente y debe aprovecharse porque se plasma en las fotos un pedacito de los gestos y actitudes que no se vuelven a repetir”.

La mejor foto

Yoko Endo, gerente de Babaoba Photo Studio hace estas recomendaciones para obtener un estudio fotográfico espectacular:

Ambiente agradable: Música apropiada, un espacio cómodo, privacidad.  Las madres de bebés deben elegir la cita de acuerdo al mejor momento del día: después del baño, que haya comido, dormido bien. Para cada etapa del niño existen escenografías apropiadas, su escogencia debe estar de acorde, no sólo a los gustos de los padres, sino también a su comodidad; si son niños de 3 años en adelante ellos mismos desean escoger sus escenografías. La sesión fotográfica debe ser lo más rápido que se pueda, no mayor a 30 minutos. La idea es no cansarlos y poder plasmar la alegría con la que entraron al estudio. Para ello es mejor tener definido los cambios de escenografía, utilería  y tomar en cuenta los cambios de ropa que se necesitarán. Evitar la desconcentración de los niños, para ello se sugiere que una sola  persona llame su atención y trate de hacerlo reír como lo hacen en casa.

Juliana Rojas H.Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet