Síguenos en:

Bañar al bebé, principal escudo contra los virus

Bañar al bebé, principal escudo contra los virus

Estudios sobre el baño sostienen que adquirir esta rutina crea un escudo contra los virus y bacterias, disminuyendo significativamente enfermedades como la dia

Bañar al bebé, principal escudo contra los virus
Por: Astrid López
09 de Septiembre de 2014
Comparte este artículo

Estudios sobre el baño sostienen que adquirir esta rutina crea un escudo contra los virus y bacterias, disminuyendo significativamente enfermedades como la diarrea y las infecciones respiratorias, anomalías de piel y el tracoma (infección en el ojo). Sin embargo, el baño de un recién nacido puede constituirse en el primer problema de los padres cuando llegan con su hijo recién nacido a casa, por los temores que ello supone.

Las madres, en especial las primerizas, tienen muchas inquietudes: ¿debo bañarlo todos los días?, ¿con agua y jabón o solo agua?, ¿debo usar aceites y cremas después del baño?, ¿lo indicado es bañarlo dos veces o más, según el clima, para evitar que el sudor los incomode?

Lo primero que hay que aclarar es que al nuevo integrante de la familia no hay que bañarlo varias veces al día con el pretexto de que “hace calor”, o que “el sudor les da alergia”. Por el contrario, el exagerado uso del agua y el jabón va rompiendo las barreras de protección naturales de la piel, exponiéndola a los efectos del medioambiente y de su entorno, comenta Amanda Peña Lugo, dermatóloga.

Por lo general, los pediatras recomiendan que el baño sea diario, pues con esto se previene que el calor cree focos de infección por hongos que proliferan en la piel sudorosa. Algunos pocos opinan que en los primeros tres meses sería conveniente bañarlo día de por medio, con agua tibia y productos hipoalergénicos especializados para la piel del bebé; sobre esto son los padres quienes deciden qué es lo más conveniente para él.

Lo que sí es claro para los pediatras es que se deben seguir ciertas recomendaciones: el jabón debe tener un pH neutro, de baja acidez y no perfumado. Además, la barra de jabón no debe utilizarse directamente sobre la piel del pequeño, sino aplicarlo con una esponja suave, una toalla pequeña o con la mano, masajeando su cuerpo. Igualmente, el secado debe hacerse con una toalla de uso exclusivo y abrazando su cuerpo y no restregando.

Mitos y realidades Bañarlo o no a diario y qué tipos de jabones utilizar es una de las tantas inquietudes de los padres. Pero existen también muchos mitos alrededor del baño. Por ejemplo, algunos se preguntan si aun con gripa deben bañar a sus bebés. La pediatra Mónica Suárez dice: “Indudablemente, ya que el baño diario humedece sus pulmones y les es más fácil expulsar las flemas”.

¿Bañarlos antes de dormir les ayuda a conciliar mejor el sueño? Efectivamente, expertos consultados indican que el baño lo calma y relaja, preparándolo para una noche de buen sueño. Además, cuando se les baña al terminar la tarde, se va creando una rutina que irá condicionándolos e indicándoles que ha llegado la hora de dormir. Otras madres sufren si les llega a caer agua en la fontanela, en especial de los recién nacidos.

 

Esto es un mito total. Suárez sostiene que no pasa nada y que, por el contrario, la cabeza debe bañarse, obvio, con las debidas precauciones. Ahora, no se angustie si su pequeño llora y se pone tenso con el baño; es simplemente normal, pues se le expone a un cambio de ambiente y temperatura drástico. Sin embargo, irá recordando que hace poco estaba en un medio acuoso y húmedo como este, donde flotaba. Es cuestión de tiempo, pero se acostumbrará. No olvide demostrarle afecto y darle seguridad.

Las zonas sensibles ¿Y qué pasa con partes del cuerpo como el ombligo del recién nacido? Este requiere especial atención para evitar una infección. La pediatra y neonatóloga Luz Ángela Rozo dice que el área del muñón (coloración oscura en la superficie del ombligo) debe limpiarse con alcohol yodado tres veces al día, con un aplicador recorriendo el borde exterior de la parte visible del muñón.

No se afane si le cae agua y jabón al ombligo; lo importante es que lo limpie por separado con la solución yodada y lo seque muy bien para que la humedad no dé paso a una infección. Además procure que el pañal no lo cubra; déjelo por debajo para que no lo lastime ni le entre aire.

En cuanto a su cabeza, los médicos indican que el champú debe aplicarse desde el primer día de nacido, verificando que su pH sea también neutro, pues la piel aún es muy sensible; pero necesita de adecuada limpieza, pues es un área grasa por naturaleza. Además, el recién nacido puede nacer con algo de pelo; mucho, pero graso e irregular o simplemente calvo. Lo que sí es seguro es que ese pelo se caerá, en especial en la zona posterior de la cabeza, porque el recién nacido permanece mucho tiempo acostado y en la misma posición.

Así mismo, el buen lavado de los genitales es necesario, aunque se limpien con pañitos húmedos o agua tibia en cada cambio de pañal. En el caso de las niñas, abra suavemente solo los labios vaginales externos y lave con abundante agua para que no queden residuos de jabón que originen picazón o alergias.

En el caso de los niños, enjabone cuidadosamente los testículos y el pene, y luego quítelo con bastante agua. No hay necesidad de correr el prepucio, ya que puede causarle dolor si lo manipula. Esto déjelo para los 3 o 4 años, cuando esté utilizando el pato o el sanitario.

 

 

CON LOS MÁS GRANDECITOS

A los niños más grandecitos les gusta jugar con el agua, pero procure que no sea por largo tiempo, en especial si la piel tiene tendencia a ser extremadamente seca o con dermatitis atópica; también, si han presentado cuadros bronquiales, de gripe, conjuntivitis, o urticaria.

 

Cuando el bebé cumpla el año puede bañarse con él en la ducha, tomando precauciones como poner un tapete de baño en la tina para evitar resbalarse. Lo ideal es que decida hacerlo cuando el bebé ya se ponga de pie, para que no tenga que cargarlo y correr riesgos. Los niños van adquiriendo independencia con la edad, lo que los lleva a querer ducharse solos. Por eso, asesórelos en el proceso y enséñeles a bañar bien todo su cuerpo.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
makaialexa
Hace 2 años
A tener en cuenta en su momento. :)
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet