Síguenos en:

‘A mover todo el cuerpo'

‘A mover todo el cuerpo'

Es un beneficio para los sentidos.

‘A mover todo el cuerpo'
Por: Redacción ABC del bebé
02 de Julio de 2014
Comparte este artículo

El desarrollo motriz y neurológico de los niños, en general, tiene su más importante periodo de formación en los primeros 7 años de vida. De esta etapa dependerá el ciento por ciento de las aptitudes y actitudes del ser humano.

Así lo afirma Julio Dona, doctor en psicomotricidad infantil y kinesiología, y director de la Academia Julio Dona, Centro de desarrollo neuromotriz infantil, donde por medio del deporte potencian las capacidades motrices y neurológicas de los niños. Por ello, el experto sugiere que los ellos deben introducirse en el deporte, para lograr un avance en su desarrollo.

“Cuando un niño se ejercita, no solo mejora su salud sino que comienza a crear funciones de aprendizaje, modifica sus conductas, mejora su rendimiento, desarrolla niveles de atención y alta concentración; activa su memoria, aprende a manejar el tiempo y el espacio, regula el organismo, activa y mejora su circulación, su tono muscular y las glándulas de crecimiento, tiene mayor capacidad respiratoria, aprende disciplina, orden, tenacidad, constancia, respeto y, sobre todo, potencia su coeficiente intelectual”, explica el doctor Dona.

Hoy existen varios deportes con los que los niños pueden estimular su cuerpo: natación y fútbol, siendo estos de los más clásicos; además de patinaje, golf, danza, karate, gimnasia.

Es importante resaltar que durante los primeros años de vida los niños deben experimentar los deportes por medio de la lúdica y nunca forzarse a competir, ya que ellos solo a los 7 años comienzan a comprender no solo la técnica, sino también el verdadero significado de la competencia.

Matrogimnasia

Este proceso, entonces, debería iniciarse con la matrogimnasia, a partir de los 4 meses de edad y hasta los 2 años. Este programa se realiza mediante rutinas que ejercitarán el desarrollo motriz correcto para los bebés, como el fortalecimiento muscular, reflejos condicionados, el gateo, el equilibrio primario y la coordinación básica, funciones importantes para lograr los primeros pasos (caminar). Luego, funciones para correr, generar fuerza, coordinación y agilidad.

Estos procesos permitirán preparar al menor, no solo para su desarrollo motor, sino también para el ambiente deportivo y de ejercitación.

En la primera infancia –indica Dona– existe una particular importancia de la conexión entre el desarrollo motriz y el cognitivo. Las actividades motoras, los movimientos y el ejercicio en general, adquieren un alto valor educativo por las posibilidades de exploración del propio cuerpo, su entorno y las relaciones lógicas con los objetos, con el medio y con otras personas.

“Cuando, por medio del movimiento logramos ‘entrenar’ las funciones que intervienen en el proceso de aprendizaje (seguimiento de instrucciones, atención, concentración y memoria), logramos potenciar la capacidad intelectual del niño”, señala el director de La Academia.

Ejercicio para los más grandes

La Academia Julio Dona trabaja cuatro elementos fundamentales de la gimnasia, un programa de desarrollo motriz: suelo, viga de equilibrio, barras asimétricas y salto.

Para ello cuentan con la pregimnasia, que se da de los 3 a los 6 años. Durante ese tiempo los pequeños perfeccionan su motricidad, manejan el tiempo y el espacio, mejoran sus conductas y desarrollan un equilibrio dinámico. Saltan, corren, trepan, lanzan, se suspenden, hacen pasamanos, giran y realizan deportes adaptados a la edad.

Este paso lo darán para prepararse para la gimnasia olímpica, que es el programa de los 7 años en adelante.

“A esta edad el niño está en condiciones de desarrollar y entender una técnica deportiva. Buscamos que los infantes se desarrollen en las cinco cualidades fundamentales que impulsan la óptima activación de sus capacidades de aprendizaje:

1. El seguimiento de instrucciones.

2. La elevación de los niveles de atención. 3. El aumento de los tiempos de concentración. 4. La activación de las memorias. 5. La potenciación de su coeficiente intelectual”.

Este proceso, entonces, debería iniciarse con la matrogimnasia, a partir de los 4 meses de edad y hasta los 2 años. Este programa se realiza mediante rutinas que ejercitarán el desarrollo motriz correcto para los bebés, como el fortalecimiento muscular, reflejos condicionados, el gateo, el equilibrio primario y la coordinación básica, funciones importantes para lograr los primeros pasos (caminar). Luego, funciones para correr, para generar fuerza, coordinación y agilidad.

Estos procesos permitirán prepararlos para su desarrollo motor y también para los diferentes deportes y rutinas de ejercicios más adelante.

También Compensar y Colsubsidio ofrecen matrogimnasia y escuelas deportivas de buceo, bolos, squash, tenis de mesa, fútbol femenino, golf y más. 

 

 

 

Comparte este artículo

Artículos relacionados

A qué jugar con su bebé

A qué jugar con su bebé

imagen

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet