Síguenos en:

Después de la lactancia materna, ¿qué alimentos se le dan al bebé?

Después de la lactancia materna, ¿qué alimentos se le dan al bebé?

Conozca las texturas, los sabores y las preparaciones ideales.

Después de la lactancia materna, ¿qué alimentos se le dan al bebé?
Por: Redacción ABC del bebé
19 de Septiembre de 2012
Comparte este artículo

6 meses
Si es posible, la leche materna debe ser el único alimento del bebé desde su nacimiento hasta los 6 meses de edad. A partir de allí, además, el niño puede empezar a probar otras comidas, como frutas no ácidas, verduras y cereales.
Puede introducir aquellos alimentos con altos niveles de fibra, como la papaya, la granadilla, el banano y la manzana. Igualmente, vegetales como la espinaca, la zanahoria,
la arveja y la auyama. En cuanto a los cereales, comienzan a ser muy importantes el arroz y la avena.
 Para que el pequeño vaya asimilando cada una de las consistencias y los sabores, la idea es ofrecer, en un comienzo, solo una pequeña cantidad de alimento en una o dos cucharaditas, cada 3 horas. Tenga en cuenta que el niño no aprenderá a comer inmediatamente; le tomará algún tiempo aprender a usar los labios para masticar el alimento, moverlo hacia atrás y, luego, deglutirlo.
Por eso, es importante iniciar con un solo alimento e introducirlo poco a poco. Tampoco se deben mezclar o combinar, así el niño irá aprendiendo a diferenciar sabores; incluso, si se presenta alguna intolerancia, este método permite saber cuál alimento fue el causante del malestar.
Por último, deben ofrecerse en una consistencia blanda; es decir, en papillas y compotas, con poca agua. Y no se les
debe adicionar ningún tipo de condimento, sal ni azúcar.

7 meses
La leche materna continúa siendo importante, pero es el momento de introducir nuevos sabores para el paladar del bebé, como el de la carne; tenga en cuenta que es indispensable que sea blandita y jugosa. Por eso, se aconseja comprar el pernil y el lomo. La preparación de este alimento debe ser molida o desmechada; también puede darle pollo, siempre y cuando no tenga piel.
Mientras el bebé aprende a deglutir los alimentos, se pueden cocinar sopas y cremas licuadas, y mezclarlas con el pollo y la carne. Se recomienda ofrecerlas una o dos veces al día. Tenga en cuenta que el niño solo consumirá
de 4 a 6 cucharaditas.
Por otra parte, si se inicia con fórmulas infantiles lácteas, deben ser de segunda etapa y tener hierro, ácidos grasos esenciales y el DHA - AA.

8 meses
El niño debe consumir cinco comidas diarias: desayuno, mediasnueves, almuerzo, onces y cena.
Aunque la leche materna sigue siendo importante, en esta etapa ya se debe ofrecer en menos ocasiones; se puede continuar con la fórmula infantil, segunda etapa.
El bebé debe continuar consumiendo proteínas de origen animal, como carne de res magra o flaca y pollo sin piel. Y ya puede consumir ternera y vísceras, como el hígado.
Por otro lado, debe continuar la incorporación de nuevas frutas; las más recomendadas en este mes son el mango, la curuba y la guanábana. También es conveniente introducir verduras, como las acelgas, el apio y la coliflor. Dentro de los alimentos energéticos, es importante que el bebé comience a probar algunos, como la papa y la arracacha.
En cuanto a la consistencia de las preparaciones de los alimentos, debe ir cambiando, pues más adelante este aspecto ayudará en los procesos lingüísticos del niño. Por eso, los alimentos deben brindarse en pequeños trozos y picados; esto también le ayudará al bebé a manejarlos y a masticar. Es importante ofrecerlos húmedos para facilitarle el proceso.
Cabe recordar que en ningún momento se les debe adicionar condimento, sal ni azúcar.  

9 meses
La leche materna sigue siendo importante, pero solo se debe ofrecer 3 o, máximo, 4 veces al día; primero los alimentos complementarios y luego la leche materna, o la fórmula infantil adecuada para esta etapa.
El bebé puede empezar a consumir algunas leguminosas, como el fríjol, la arveja seca, el garbanzo y la lenteja.
También es importante comenzar a darle huevo. Solo se debe iniciar con la yema; la clara se da a partir de los 12 meses. Se ofrece en preparación cocido o tibio, iniciando en poca cantidad con la yema, y se va aumentando progresivamente de acuerdo con la tolerancia hasta darlo completo. Si presenta antecedentes de alergias, es mejor comenzar a introducirlo a partir del  año de vida.
También se pueden ofrecer frutas en forma de helado; esto ayudará a desinflamar las encías, ya que en esta etapa comienza el proceso de dentición.
Recuerde que el niño debe consumir cinco comidas por día y ofrecerle alimentos con la mano, como pan, galletas o frutas, especialmente el mango.

10 meses
La leche materna o de fórmula infantil solo se debe ofrecer tres veces al día: al levantarse, después del almuerzo y al acostarse. En este momento es más importante la alimentación complementaria.
Puede incluir yogur y cereales para el desayuno. Las bebidas lácteas deben darse en pequeñas cantidades. Se  tendrá cuidado con los cereales del desayuno porque
pueden causar ahogamiento; se recomienda humedecerlos en la leche.
También puede darle vegetales no productores de gases, como la lechuga, el repollo, la cebolla y el ajo.
La consistencia de los alimentos debe ser cada vez más sólida; se pueden aumentar las porciones paulatinamente, pero recuerde que ellos comen porciones pequeñas, nunca similares a las de los adultos.
Aunque no se debe usar sal o dulce, las comidas se pueden mezclar con aceite vegetal de soya, girasol, canola y oliva, en las preparaciones como verduras y sopas.

11 meses
Además de la leche materna o de fórmula, el niño debe seguir consumiendo leguminosas (si presenta antecedentes de alergias, las debe suministrar a partir del año de vida) frutas y vegetales, descritos en las anteriores etapas.
Ya puede comenzar a consumir galletas, preferiblemente de avena e integrales. Deje que el niño coja el alimento y se lo lleve a la boca, permita que se ensucie y conozca las diferentes consistencias y olores. Esto hará que inicie su proceso de aprendizaje y adquiera buenos
hábitos alimentarios.
Si la leche de fórmula se ofrece en biberón, es hora de que el niño utilice el vaso o el pocillo. No se recomienda el uso del biberón a partir del año de vida.
Por otro lado, la consistencia de los alimentos ya debe ser normal; evite alimentos industrializados o con conservantes, endulzantes, colorantes y saborizantes.
 
12 meses
En esta etapa el niño debe estar consumiendo todos los alimentos y tener horarios establecidos: tres comidas y dos refrigerios.
Los niños con antecedentes de alergia pueden incorporar preparaciones con trigo, como pastas, pan y galletas, preferiblemente integrales.
Si tiene antecedentes de alergias, el bebé ya puede comenzar el consumo de huevo. Cabe recordar que en la primera semana se debe iniciar con la yema, y luego el huevo completo. En esta etapa se iniciará el consumo de tortas de verduras, ya que pueden incorporar el huevo en su alimentación.
Finalmente, el niño debe integrarse a la alimentación familiar, en la que comparta con sus padres y hermanos.

Asesoría: Sandra Morales y Claudia Angarita, nutricionistas.

 

 

Comparte este artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
rosina margarita
Hace 2 años
Muy buen articulo
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet