Síguenos en:

Leche materna: el alimento indispensable

Leche materna: el alimento indispensable

Una experta te cuenta todos los beneficios que la lactancia le aporta a tu bebé.

Leche materna: el alimento indispensable
Por: Catalina Gallo, especial para ABC del Bebé
21 de Junio de 2016
Comparte este artículo

Valeria Jessica Calderón Bogoslavsky es abogada experta en derechos reproductivos, educadora prenatal y postnatal certificada, escribe contenidos de lactancia y crianza, apoya a entidades que brindan protección a la niñez, y trabaja como líder voluntaria en la Asociación Liga de la Leche de Bogotá de la cual es presidente. En entrevista con ABC del Bebé, explica el valor nutricional de la leche y los buenos efectos de lactancia.

¿Por qué es tan importante la leche materna para el bebé?

Porque contiene todos los nutrientes que necesita el niño para alimentarse y crecer sano, en las proporciones exactas. Además, como es producida para bebés, es más fácil de digerir y asimilar que otro tipo de leche. Contribuye a la prevención de enfermedades, pasa defensas y tiene beneficios no solo físicos, también psicológicos. (Lee: Los estudios sobre la leche materna no terminan)

¿Qué nutrientes la hacen única?

Contiene células vivas y es suficiente para permitir el crecimiento y desarrollo de los bebés. Sus componentes son proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales; además tiene propiedades antiinfecciosas, antibacteriales y antivirales. Tiene lactoferrina (componente de hierro) y componentes bioactivos que mejoran el crecimiento y desarrollo de los bebés. Contiene ácidos grasos esenciales que mejoran la función cognitiva y la visión del niño, y genera un impacto significativo en el desarrollo del sistema nervioso central. También, aminoácidos para el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios de la leche materna, en comparación con la leche de fórmula, radican en que la primera es un fluido vivo lleno de enzimas, macronutrientes, ácidos grasos y, por lo menos, doscientos tipos de inmunoglobulinas que pasan al bebé. Además, es más fácil de digerir que otro tipo de leche, por ejemplo la de vaca o de soya.

¿Es cierto que fortalece los pulmones?, ¿por qué?

Fortalece los pulmones de los bebés porque parece que, además de aumentar la capacidad pulmonar, transmite inmunoglobulinas que los protegen de alergias, asma e infecciones, entre otras. Si los pulmones tienen una buena función, hay menos susceptibilidad de tener asma, a diferencia de los bebés alimentados con fórmula. Está comprobado que la lactancia disminuye el riesgo de contraer enfermedades respiratorias.

¿Qué pasa si la madre debe suspender la leche materna y cambiarla por leche de fórmula?

No pasa nada. El bebé será provisto de un alimento. Lo importante es saber cuál es la razón, porque a diario veo casos infundados de suspensión de la lactancia. Por ejemplo, les dicen a las mamás erróneamente que suspendan porque les dan antibióticos; las hacen suspender si tienen mastitis, por ejemplo, incluso abscesos, lo que empeora más la situación. Por otro lado, escucho a diario que suspenden la lactancia porque creen que no tienen leche y que sus bebés se quedan con hambre.

Con información correcta y apoyo, seguramente habrá más mujeres con leche que sin leche. Deben entender que dar el pecho al bebé cada vez que él lo quiera y durante el tiempo que lo quiera, con una buena posición y agarre, hará también que haya leche suficiente y por mucho tiempo.

¿La leche materna le quita el hambre al bebé?

Por supuesto; si no, la misma evolución se las habría arreglado para que las mamás no tuvieran leche. Y parece que, además, es muy rica, porque los bebés quieren estar mucho tiempo en el pecho. Lo mejor de todo es que el ‘restaurante’ puede estar abierto las 24 horas y podemos comer todo lo que queramos.

No tenemos que estar pensando en que se acabó el mercado o en que nos impongan horarios como se hace para desayuno, medias nueves, almuerzo, onces y cena. Tampoco nos tienen que afanar para terminar rápido y si queremos postre lo podemos tomar cuando nos apetezca. Lo mejor es que nadie nos tiene que decir que comemos tanto que nos vamos a engordar. (Puede leer: ¿Cómo alimentarlo: a libre demanda o por horas?)

¿Qué es el calostro y que nutrientes contiene?

El calostro es aquel líquido amarillento y espeso secretado por los pechos cuando ocurre el nacimiento. Es muy importante y beneficioso para los bebés. Dentro de los 3 a 5 días siguientes al parto y durante unos días más, el calostro se irá transformando hasta conformar la leche madura.

El calostro contiene elementos como vitaminas, minerales, proteínas y defensas que facilitan su desarrollo y protegen su sistema inmunológico, es decir, todo su sistema de defensas se fortalece y protege de bacterias, infecciones y virus, ya que es un líquido vivo con características propias que ningún otro líquido contiene.

Este ejército de defensas continuará otorgando protección al bebé durante toda la lactancia y más allá. Otra cualidad del calostro es su fácil digestión y sus efectos laxantes, que contribuyen a que el bebé expulse el meconio, aquella primera deposición negruzca y pegajosa.

¿Cuáles son las ventajas emocionales de la lactancia para el bebé?

La lactancia tiene ventajas emocionales porque cubre necesidades del bebé como calor, confort, alimento y cuidados. El hecho de tener acceso el uno al otro y contacto piel a piel cimienta el vínculo y brinda soporte a la necesidad innata de estar juntos. Es una manera de brindar cercanía y seguridad al bebé, que anhela desde que llega al mundo el contacto físico que ya recibía de mamá cuando estaba en el vientre, y que puede continuar de forma placentera a través de ella mediante su alimento.

¿Hasta qué edad tomará pecho?

Esta es una pregunta frecuente y un tema de preocupación de muchos. Y la respuesta es: hasta que la mamá, el bebé o ambos lo decidan. La lactancia continua protege al bebé de reacciones alérgicas graves conforme se va introduciendo alimentación complementaria; se enferma menos que el que toma suplementos, sobre todo los niños que han sufrido enfermedades crónicas. Amamantar los hace más inteligentes, tendrán menos riesgo de ser obesos y de tener problemas de corazón, entre otras ventajas. Una madre que da pecho por largo tiempo tiene menos probabilidad de enfermarse de ciertos tipos de cáncer, diabetes y osteoporosis, entre otros. Y podría seguir hablando por horas de los beneficios. Me causa curiosidad el por qué a la gente le preocupa tanto hasta cuándo. Por las dudas, los organismos internacionales de apoyo a la lactancia como la OMS señalan la alimentación exclusiva al pecho durante los primeros seis meses de vida, continuada por dos años o más.

Para muchas mujeres, lactar es difícil

¿Qué les recomienda?

Recibir información y ayuda. Es muy raro no tener leche o no tener la suficiente. Además, las madres deben permitirse tener a sus hijos en brazos porque ellos las necesitan.

No escuchen consejos de aquellos que quieren ver separados a las madres de sus bebés con frases como “tu bebé quiere pecho a todo momento", “no tienes lo suficiente”, o “no lo alces tanto”.

Por otra parte, las mamás pueden recibir ayuda en grupos de apoyo en lactancia, también en el entorno, las amigas, los profesionales de la salud bien informados, la sociedad y el Estado. Todos podemos contribuir a hacer la tarea más fácil. (Te puede interesar: Cuídate de contraer mastitis

¿De qué se pierde un bebé cuando no recibe leche materna?

Un bebé que no es amamantado tiene riesgos asociados al aumento de enfermedades infecciosas, riesgos de obesidad, diabetes, leucemia o síndrome de muerte súbita. Es tan importante la leche materna que tiene impacto en la buena salud del bebé.

¿Es cierto que lactar ayuda a bajar de peso y a evitar la depresión posparto en la madre? Amamantar hace que haya hormonas participando. Una de ellas es la oxitocina, la llamada hormona del amor, que se segrega con la succión del bebé. Esta hormona ayuda a que el útero se contraiga y empiece el camino para volver a su estado normal.

Así, amamantar desde el principio previene el riesgo de hemorragias. Adicionalmente, durante el embarazo, el cuerpo almacena grasa para ayudar con la lactancia. Cuando nace el bebé, si hay una buena alimentación, la lactancia ayuda a perder el peso ganado sin comprometer la salud. Amamantar requiere un gasto calórico considerable. No hay que hacer dieta, simplemente alimentarse saludablemente.

Con respecto a la depresión posparto, se ha visto que la liberación de hormonas como la mencionada oxitocina produce sensación de bienestar.

Hay quienes critican a las defensoras de la lactancia porque las consideran un poco fanáticas al respecto. ¿Usted qué les contesta?

Sobre las defensoras de la lactancia, más que hablar de defensa como un hecho que hay que proteger de un daño -y por esto no me considero una defensora-, yo más bien hablaría del apoyo a la lactancia materna como lo normal y como un estilo de crianza que valora la maternidad.

Sobre el fanatismo, hasta ahora nadie me ha dicho fanática, porque tampoco protejo ni impongo ideologías o creencias. No le doy a entender a nadie que amamantar es una camisa de fuerza. Creo que muchas han tratado, otras no han podido y están las que no han querido. Y por ello no deben ser juzgadas, sería una falta de respeto.

Cada familia cría a su bebé como siente que debe hacerlo. Yo brindo apoyo si me lo piden.

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet