Síguenos en:

¿Por qué es importante que el destete se dé naturalmente?

¿Por qué es importante que el destete se dé naturalmente?

Este trae beneficios para el niño.

¿Por qué es importante que el destete se dé naturalmente?
Por: Karen Johana Sánchez
07 de Mayo de 2013
Comparte este artículo

El amamantamiento es un proceso natural y un derecho que tiene todo niño, pues además de brindar múltiples beneficios nutricionales, es fundamental en la relación con la madre, y en la vinculación afectiva sana que, más tarde, se traducirá en la autonomía del pequeño.

“Este evento marca pautas fundamentales en la salud para el binomio madre-bebé, el cual, si es respetado y no turbado, tendrá una alta probabilidad, de acuerdo también con la historia de la madre y su disposición para atender las demandas psicobiológicas del recién nacido, de vincularse de manera segura para brindar el apego y la confianza básicas que son el cimiento de la autonomía, o la llamada independencia”, señala Liliana Castro Morato, psicóloga de la Universidad del Norte.

Según lo considera la Organización Mundial de la Salud, la lactancia materna exclusiva debe presentarse hasta los 6 meses de edad y, de manera complementaria, hasta los 2 años.

Para Valeria Calderón, directora de la empresa AYU, representante de la Liga de la Leche y conocedora de temas de lactancia, no hay una edad recomendada para el destete, pero en general ocurre antes de los 2 años: “Es un proceso, más que un evento. Este se inicia cuando el bebé empieza a tomar cualquier otro alimento, diferente a la leche materna, y finaliza cuando se deja de amamantar definitivamente”.

La edad en la que ocurre el destete está influenciada por muchos factores: las circunstancias del entorno, las necesidades del bebé, los sentimientos de la madre, por ejemplo. Hay bebés que amamantan más tiempo porque tienen necesidades intensas de succión; otros porque se sienten confortables con el contacto físico y emocional, y algunos son destetados porque la madre está lista para hacerlo y alientan al bebé a que deje el pecho.

Según Valeria, puede ser abrupto; es decir, no planeado. Puede ser gradual, cuando el bebé es guiado al destete, a través de distracciones o contactos diferentes. O puede ser natural, basado en los propios tiempos del niño. Este último, según la psicóloga, “trae numerosos beneficios para la salud emocional de los niños que, asimilando el afecto de las madres, se separan de ella sin angustias. El respeto por tales procesos permite que fluya una verdadera autonomía e independencia”.

El destete conlleva una separación importante entre el bebé y su mamá, y un camino hacia la superación de la etapa oral. Sería ideal, dice Valeria, que se produjera de manera natural o, por lo menos, que se dé de forma gradual y no abrupta.

Los niños amamantados y destetados naturalmente tienen mayor tolerancia a la frustración, capacidad para solucionar pequeños problemas respecto a su edad, adquieren factores protectores en su salud emocional y una resiliencia, añade.

Si ocurre de manera natural, lo más probable es que en el futuro no tenga carencias afectivas ni de abandono, agrega Valeria: “Expertos en el tema dicen que los bebés amamantados hasta un destete que se causa de forma natural, así como los pequeños cargados y abrazados, suelen tener menos ansiedades y mayor control de sí mismos cuando mayores”.

Los niños destetados ‘antes de tiempo’ son más vulnerables, tienen menor tolerancia a la frustración y, en algunos casos, menos habilidades en procesos psicológicos. Por eso, Liliana Castro resalta que “el amamantamiento es uno de los ejercicios de mayor impacto, pues condensa toda la estimulación temprana adecuada necesaria para el crecimiento y el desarrollo integral de los niños en la primera infancia”.

Por otra parte, Calderón señala que se debe tener muy clara la palabra independencia, más como una etapa de madurez que de separación, pues “debido a ese interés por la llamada independencia, muchos pequeños no llegan a amamantar durante esos 2 años. Y el destete será también una de las cosas que habrá que dejar ir con la confianza en la habilidad que tiene un hijo de crecer y de abrir un camino hacia otra etapa, y a otra forma de relacionarse con la madre”.

Cómo hacerlo

Para la psicóloga Castro, si las condiciones de la madre requieren un destete inducido, lo importante es saberlo hacer, “cuidando que el niño no se sienta vulnerado en razón de su necesidad de ser pertenecido, amado y sostenido. La mayoría de destetes que son irrespetuosos cargan a los bebés de ansiedad, cortisol y estrés. (…) He visto casos donde los dejan llorar sin ser consolados, los bebés se estresan y sus caminos neuronales indispensables en procesos de adaptación y aprendizaje, entre otros, se ponen en riesgo. El destete temprano debe considerarse una decisión de la madre que, bien informada, podrá elegir entre los costos y beneficios para ella y su bebé ante tal decisión”.

Valeria Calderón, directora de la Fundación AYU, representante de la Liga de la Leche, da algunas recomendaciones sobre el tema en su página www.nenesdeleche.com. Algunas de estas, son:

•Puede comenzar por no darle pecho, pero tampoco puede negárselo abruptamente cuando lo pide.

•Como el cambio es gradual, identifique los momentos en los que el niño pide seno, y distráigalo con alguna actividad afectuosa para que enfoque su atención en algo distinto al pecho.

•Si tiene espacios habituales de amamantamiento, hágalo en otros sitios o acomode diferente los usuales.

•Puede comenzar a suspender la lactancia diurna y hacerlo solo de noche. También suprimir una toma del día, durante varios días; la que menos le guste al bebé. Y luego continuar con este método.

•Cuando el bebé se acerque al seno, puede sustituir las tomas de leche por un alimento saludable.

•No es conveniente que la madre se aleje por un tiempo; no solo sentirá la ausencia de leche, sino la de ella. Abc

¿Y si no fueron amamantados? 

Si por situaciones médicas, contextuales o emocionales, los niños o niñas no han podido ser amamantados, “es de gran importancia poder brindar el ‘alimento’ que lo reemplaza: la mirada, el contacto, el sostenimiento afectivo y la palabra amorosa durante la interacción, para dar otro alimento. Es fundamental”, explica la psicóloga Liliana Castro Morato.

Y añade que, sin duda, los beneficios de la lactancia materna son irreemplazables, pero su sustitución deberá acercarse a brindar las condiciones emocionales necesarias para que el niño logre con su cuidador un apego seguro, que potencie la autonomía posterior.

Seguramente esto lo logrará en un contexto en el que la madre brinde un cuidado básico a su bebé.

 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
arlecora
Hace 1 año
Que tal Karen!! Tengo preguntas sobre el destete de manera natural, tienes mas info de las psicologas que mencionas?
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet