Síguenos en:

Aprenda a prevenir la diarrea de su hijo

Aprenda a prevenir la diarrea de su hijo

Una alimentación adecuada influye no sólo en el estado nutricional del niño sino en la reducción de la incidencia de enfermedad diarreica aguda. La leche ma

Aprenda a prevenir la diarrea de su hijo
Por:
07 de Noviembre de 2006
Comparte este artículo

Una alimentación adecuada influye no sólo en el estado nutricional del niño sino en la reducción de la incidencia de enfermedad diarreica aguda.

La leche materna, los buenos hábitos alimentarios, la higiene, la restricción en el uso de chupos, el consumo de alimentos frescos y la buena eliminación de basuras ayudan a prevenir la diarrea.

Si el pequeño tiene bajo peso o bajas defensas, es más susceptible de presentar la enfermedad. Además, si su dieta es rica en jugos y en bebidas líquidas, con escasa presencia de alimentos sólidos, tiene mayor predisposición a presentar cuadros de diarrea como un trastorno funcional, señala la gastroenteróloga pediatra Sandra Paipilla, del Hospital Universitario Fundación Santa Fe. “Es importante el buen estado nutricional de los niños, pues si lo tienen van a ser menos propensos a la aparición de la diarrea”, dice la especialista.

Algo que ha mostrado una significativa disminución en el número de episodios de la misma, es la alimentación exclusiva con leche materna durante los primeros 6 meses de vida. Adicionalmente, es importante que los infantes tengan sus vacunas al día.

Otra manera de prevenir la enfermedad, según el pediatra Carlos Cortázar, es la restricción en la ingesta de bebidas azucaradas, productos industrializados y comidas de paquete. No es conveniente, añade, abusar de los suplementos nutricionales, pues la idea es que el niño consuma en la dieta todos los nutrientes que requiere.

“La anemia es la primera causa de mal apetito en el niño y si lo tiene, hay mala ingesta, desequilibrio nutricional, inmunocompetencia y bajas defensas, que lo llevan a tener diarrea”, afirma el profesional.

El zinc, explica, tiene funciones inmunológicas y puede prevenir la diarrea. “Su administración favorece el desarrollo de las papilas gustativas, lo cual hace que el pequeño descubra los sabores y se abra su apetito”, indica Cortázar. Este nutriente se encuentra en el pescado, los mariscos y algunas carnes.

Los probióticos

Estos microorganismos vivos ayudan a reestablecer la flora bacteriana normal y en diarrea aguda, disminuyen el tiempo de duración y restauran el equilibrio en el ecosistema intestinal.

“Aunque no existen estudios que afirmen que darles probióticos a los niños favorece una menor incidencia en la diarrea, es un beneficio potencial que podrían tener”, señala la gastroenteróloga.

Si el niño se alimenta bien e ingiere yogur con frecuencia, podría tener una flora intestinal adecuada. En caso de que no lo consuma y tenga predisposición a desarrollar cuadros diarreicos recurrentes, ya sea por intolerancia a la lactosa, diarrea inespecífica de la infancia (se presenta continuamente y se relaciona con el tipo de alimentación o algún trastorno intestinal), colon irritable o síndrome de sobrecrecimiento bacteriano, el menor podría beneficiarse del uso del probiótico en administración diaria para regular la flota y reducir la incidencia de diarrea.

Según el pediatra Carlos Cortázar, los probióticos (bacterias vivas que permanecen activas en el intestino), que pueden ser lactobacilos o bifidobacterias, favorecen una respuesta inmune en la generación de anticuerpos específicos contra virus y bacterias. Favorecen la producción de algunas enzimas que facilitan la absorción de nutrientes y ayudan a controlar el episodio de gastroenteritis. “En Europa se utilizan en personas sanas. La idea es que se ingieran de manera periódica para que cumplan con tres funciones: inmunoestimulantes, protectores de la mucosa intestinal y favorecedores de la digestión”, explica el pediatra.En los menores de 5 años, añade, valdría la pena que se administraran en forma natural, pues se trata de una población expuesta a malos hábitos alimentarios y contaminación con sus compañeros en el jardín.

La vacuna

Hay varios microbios que causan diarrea. Sin embargo, la única vacuna que se conoce para combatir esta patología es la que ataca el rotavirus. La bacteria produce el 50 por ciento de las hospitalizaciones por diarrea, deshidrata a los niños y es causante de más de quinientas mil muertes de menores en el mundo, asegura la infectóloga pediatra miembro del Comité Asesor de Vacunas, Sandra Beltrán. El virus destruye la vellosidad de la mucosa del intestino delgado y crea dificultad para tolerar a la leche. Usualmente se asocia a problemas respiratorios y luego migra hasta llegar al estómago, explica el pediatra Rafael Peña. La infectóloga afirma que la vacuna es una medida preventiva que evita una infección severa, impidiendo que el pequeño pierda peso o talla, se deshidrate y se disminuyan los niveles de agua, potasio, sodio o cloro. Cuando hay presencia de más de tres deposiciones líquidas en el día, acompañadas de vomito y fiebre, se presenta un episodio de diarrea, pero que la bacteria se manifieste no significa que la vacuna sea innecesaria, justamente, es importante ponerla para disminuir el riesgo de sufrir más infecciones en el futuro. Se suministra por vía oral. Se aplican dos dosis a partir de sexta semana y hasta los seis meses. No importa si el niño está lactando, ni el momento en el que se le suministre, así sea antes o después de comer. Es pertinente ponerla sobre todo en las personas que viajan mucho o quienes tiene niños menores que presenten infecciones, en época lluviosa y cuando no hay condiciones higiénicas favorables, recomienda la infectóloga.

Andrea Linares G.Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet