Síguenos en:

Cuando los insectos enferman

Cuando los insectos enferman

Colombia conoció de la existencia de nuevas enfermedades con nombres extraños como Chicungunya o Zika.

Cuando los insectos enferman
Por: María Elena Vélez
19 de Octubre de 2016
Comparte este artículo
En los últimos cinco años, Colombia conoció de la existencia de nuevas enfermedades con nombres extraños como Chicungunya o Zika, que vinieron a engrosar las enfermedades ya existentes por picadura de insectos, como la Malaria. En tiempos de cambio climático, que en muchos casos favorece la proliferación de nuevas patologías, es bueno que la familia tenga conocimiento de ellas y, sobre todo, la manera de prevenirlas.
 
Aparte de la infección que puede producir en la piel o en las áreas expuestas, por el  contacto con cualquier insecto, son varias las enfermedades que pueden ser trasmitidas por ellos a los seres humanos, a través de la inoculación directa por picadura de  agentes infecciosos en la sangre.
 
Cifras de la Organización Mundial de la Salud, consolidadas para febrero de 2016, muestran que las enfermedades trasmitidas por insectos representan cerca del 20 por ciento de todas las enfermedades infecciosas que ocurren en el planeta, con alrededor de un millón de muertes al año por esta causa. 
 
Enfermedades producidas por mosquitos como el dengue, la fiebre amarilla, el Chikunguña y el Zika amenazan a cerca de 2.500 millones de personas en el planeta, mientras que el paludismo es responsable de unas 400 mil muertes cada año, la mayoría en niños menores de cinco años.
 
Durante los últimos años, factores como la globalización, el cambio climático y la urbanización desordenada, han influido negativamente en su propagación. 
 
Por todo lo anterior, resulta claro que el evitar propiciar las condiciones de reproducción y evitar  el contacto con los insectos, representan las mejores medidas de protección contra estas enfermedades.
 
La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos aconseja el  uso de repelentes de insectos como la medida más eficaz para evitar el contacto y disminuir el riesgo de contraer enfermedades trasmitidas por ellos.
 
La rigurosidad e intensidad de  las medidas de protección empleadas deben estar en relación o ser proporcionales al riesgo que representan los insectos en la región. Si tenemos en cuenta que las zonas selváticas representan el escenario más propicio para el contacto con toda clase insectos, veamos entonces lo que aconsejan los expertos, como la doctora Juliana Palacio, reconocida dermatóloga, sobre todo para los niños y bebés:
 
1. La medida que ofrece mayor seguridad es el uso de ropa adecuada. Debe usarse sombrero de ala grande para proteger la cabeza y la parte de atrás del cuello.
Muchas veces es necesario (idealmente hacerlo siempre) introducir las mangas de los pantalones en los calcetines y usar guantes livianos. Se debe utilizar ropa de color claro que poco atrae la atención de los insectos que pican. Esta medida además ayuda a encontrar insectos que se han adherido a ella como las garrapatas. 
 
2. Es indispensable el uso de mosquiteros o redes protectoras en las áreas en las que se consumen alimentos y se duerme. Incluso con el uso de ropa apropiada, se recomienda el uso de repelentes de insectos. Si se usa protector solar, el método apropiado es aplicar primero el protector y treinta minutos después aplicar el repelente. 
 
3. Para evitar la toxicidad potencial de los repelentes  de insectos, es importante seguir fielmente las instrucciones de uso proporcionadas por el fabricante. No utilizar repelente de  insectos en menores de dos meses de edad. Aplicar una cantidad moderada del producto sobre la ropa o la piel expuesta, evitando el contacto con los ojos, su inhalación o ingestión. 
 
4. En mujeres embarazadas el uso de repelentes debe ser autorizado por su médico. Es bueno tener en cuenta que al aplicar el repelente en las manos de los niños  aumenta el riego de ingestión o contacto con los ojos, por lo que debe evitarse su aplicación en estos lugares. A los niños con edades comprendidas entre los dos meses y dos años, no se les debe aplicar repelente más de una vez en 24 horas.
 
Es bueno enfatizar en que actualmente existen muy buenos productos para prevenir las  picaduras y por lo tanto se recomienda su utilización en lugares con climas por encima de los  15 grados centígrados, que en Colombia son las zonas donde habitan el 75 por ciento de los habitantes.
 

 

 

 

Tratamiento de la picadura de insectos 

 
No obstante, es muy importante tener en cuenta que si su niño es alérgico a la picadura de un insecto principalmente abejas, avispas y hormigas, es muy posible que presente  una reacción potencialmente grave que requiere de atención médica inmediata. Los síntomas más comunes de esta condición son: Dificultad para respirar, vómito o dolor abdominal, erupción generalizada de la de piel, piquiña, somnolencia o confusión, labios hinchados y respiración ruidosa, además de latido acelerado del corazón. Ante cualquiera de estas situaciones, el niño debe recibir atención médica de inmediato, ya que la reacción puede llevarlo incluso a la muerte.
 
En algunas situaciones el niño puede mostrar el aguijón clavado en su piel. Este debe extraerse SIN EXPRIMIRLO, usando por ejemplo dos tarjetas de crédito. O algo similar. Usar una pinza puede exprimir el veneno e intensificar su efecto. La zona de la picadura debe ser lavada con agua y jabón. Aplicar compresas frías. Por esta razón, el uso apropiado de repelente de insectos es  la mejor manera de evitar la picadura de insectos. En el caso de niños con reacción alérgica conocida a la picadura de determinado insecto, los padres deben concertar con su médico las medidas necesarias para evitar complicaciones. 
 
Por último, lo que si debe quedar claro es que cuando se presenten síntomas como fiebre y erupción cutánea, luego de haber estado en clima caliente en las últimas dos o tres semanas, se debe acudir al médico inmediatamente.
 

 

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet