Síguenos en:

Enfermedades eruptivas, más que picazón y brotes

Enfermedades eruptivas, más que picazón y brotes

Resultan ser el 'coco' de los padres en la primera infancia de sus hijos.

Enfermedades eruptivas, más que picazón y brotes
Por: Astrid López
30 de Octubre de 2014
Comparte este artículo

Los niños, en los primeros 5 años de vida, son muy propensos a adquirir una serie de enfermedades de origen viral o bacteriano, algunas con características notorias, porque se manifiestan en la piel, acompañadas de otros síntomas respiratorios o gastrointestinales. Se trata de las enfermedades eruptivas, exantemáticas o infecciosas.

Según Amparo Díaz, pediatra y directora de los programas de asesoría y acompañamiento: Apoyamos tu Crianza y Pediatría Prenatal, el nombre de enfermedades eruptivas es como se conoce comúnmente a un grupo de padecimientos muy frecuentes en los niños: “denominadas enfermedades exantemáticas, caracterizadas por la presencia de una erupción en la piel, de forma, extensión y distribución diversa, y que pueden estar asociadas a fiebre, síntomas respiratorios como secreción nasal, tos o problemas gastrointestinales como la diarrea”.

“Las enfermedades eruptivas se han clasificado y se conocen como: primero, la escarlatina; segundo, el sarampión; tercero, la rubéola; el exantema causado por la toxina de una bacteria llamada estafilococo es la cuarta enfermedad. El eritema infeccioso, la quinta, y el exantema súbito (roséola del lactante) es la sexta enfermedad exantemática o eruptiva”, dice la pediatra Díaz.

De estas, las más frecuentes son la varicela y la roséola, pero existen otras, como la rubéola y la fiebre escarlatina, las cuales requieren cuidados diferentes aunque sean muy parecidas. En el caso del sarampión, la pediatra Liliana López Cruz lo considera erradicado de Colombia, al punto de afirmar que le parece difícil encontrar casos en el país.

Otra de las características de estas enfermedades eruptivas es que son altamente contagiosas, unas más que otras. En tal medida, las posibilidades de transmisión de la varicela, por ejemplo, son muy altas, mientras que las de la sexta enfermedad son relativamente escasas.

Obviamente, un foco de infección posible son las salacunas, los jardines y colegios, pues de niño a niño son fáciles de transmitir y, además, en casi todas el pequeño es capaz de contagiar aun antes de que se manifieste la erupción, es decir, cuando la enfermedad apenas está en la etapa de incubación.

Estas enfermedades, cuando están comenzando, pueden no generar síntomas, por lo que los niños siguen asistiendo a sus sitios de cuidado o saliendo de casa como de costumbre, y van contagiando. Tan solo cuando el niño ‘se brota’ es que el médico lo diagnostica, pero en la mayoría de los casos el período de contagio ya se ha iniciado, explica Ángela Campos, pediatra y puericultora.

¿Cuál es su origen?

La causa más frecuente de las eruptivas son los virus, y existe gran número de estos con capacidad de erupcionar, pero solo un puñado reducido presentan características típicas que los hacen identificables. No debemos olvidar que las bacterias también son otros gérmenes causantes de erupciones.

En los bebés

Hay que ser claros en que este tipo de padecimientos pueden presentarse desde corta edad. Por ejemplo, la Enfermedad de Kawasaki, la cual se da con muchas complicaciones, es frecuente en bebés pequeños y es de tipo sistémico, es decir, que afecta varios órganos simultáneamente y tiene manifestaciones en la piel. “Las eruptivas virales y bacterianas se presentan a cualquier edad; la más común es la varicela, que puede afectar a varios miembros de la familia sin importar la edad, variando en la intensidad de la erupción y en la presentación de síntomas generalizados como fiebre, dolor de cabeza, malestar general”, indica Díaz.

La vacunación, indispensable

La mejor forma de evitar que este tipo de enfermedades se presenten, o de contrarrestar sus efectos, es seguir estrictamente el esquema de vacunación. “La mayoría de estas afecciones que se dan en niños menores de edad, que tienen aplicadas las vacunas indicadas según el calendario  del Plan Ampliado de Inmunización del Ministerio de Salud y Protección Social, se dan sin mayores complicaciones”, añade Díaz. Pero entonces, ¿por qué hay que vacunarlos si igual puede darles la infección? La doctora indica que “existen muchísimos virus y bacterias que se desconocen y la vacuna puede contrarrestar sus efectos, pero además las vacunas protegen de las enfermedades con mayor riesgo de mortalidad y por eso son esenciales para que limiten sus efectos en caso de contagio”. Por lo anterior, la prevención es clave y es posible si se mantiene a los niños alejados de otros pares o adultos que presenten síntomas de infección respiratoria, digestiva, en piel y/o fiebre, ya que esto representa una alta probabilidad de contagio.

 

 

 

Comparte este artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
jassonalgo
Hace 2 años
Interesante articulo
1
PASPAS
Hace 2 años
Por qué siempre muestran unicamente a mujeres con los niños?, también los Papas hacen parte del crecimiento y cuidado de ellos.
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet