Síguenos en:

Es necesario saber suministrar adecuadamente los medicamentos al niño para evitar problemas en la salud del pequeño

Es necesario saber suministrar adecuadamente los medicamentos al niño para evitar problemas en la salud del pequeño

Algunos padres cometen errores a la hora de darles los medicamentos a sus hijos, sin darse cuenta de que esta mala práctica puede poner en riesgo la salud del

Es necesario saber suministrar adecuadamente los medicamentos al niño para evitar problemas en la salud del pequeño
Por:
27 de Abril de 2010
Comparte este artículo

Algunos padres cometen errores a la hora de darles los medicamentos a sus hijos, sin darse cuenta de que esta mala práctica puede poner en riesgo la salud del niño. En ocasiones, pasan por alto las indicaciones del médico, no las entienden o suministran lo que recomiendan otras personas.

No obstante, esta debe ser una práctica de mucha responsabilidad y buen conocimiento. La importancia de brindar unas dosis adecuadas es “lograr entregar al paciente la cantidad suficiente de un medicamento que tiene una finalidad terapéutica, así se evitan los efectos indeseables que se manifiestan cuando la dosis está por debajo o por encima de lo formulado”, explica Susana Figueroa, química farmacéutica, epidemióloga y Jefe del servicio farmacéutico de la Clínica del Country.

En este sentido, es necesario saber para qué sirve, de qué manera, en qué cantidad y cada cuánto tiempo se debe suministrar, y qué efecto va a tener en el niño, después de que lo haya ingerido. La primera recomendación consiste en seguir las indicaciones de los médicos. Son ellos quienes deben explicar cómo se deben administrar, en qué medida y con qué frecuencia. “Si hay alguna duda, hay que preguntarle al doctor. Y siempre hay que revisar la fórmula con él, antes de retirarse de la consulta”, dice Claudia Granados, pediatra, epidemióloga clínica y jefe del departamento de urgencias pediátricas de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

 

Efectos secundariosLa formulación de los medicamentos está basada principalmente en cuánto peso hay que distribuir el medicamento y qué tan frecuente se elimina del cuerpo. Si no se tienen en cuenta estos parámetros, el niño puede intoxicarse, dice Claudia Granados.

Si la dosis es menor que la prescrita, no produce ningún efecto ni le brinda ningún beneficio que pueda aliviar la enfermedad. Y quizás sí corra el riesgo de presentar efectos adversos.

Todas las medicinas tienen riesgos, aun en bajas dosis, de hacer que el paciente tenga alguna manifestación; sin embargo, estas reacciones dependen de cada organismo. El aprovechamiento (la absorción y la eliminación) de las dosis varía según la edad, el peso y la enfermedad de los niños. Cuando ellos reciben inadecuadamente su medicina, pueden manifestarlo a través de su cuerpo.

“Dolor estomacal, diarrea, cambio en las deposiciones con olores fétidos, intolerancia, malestar general, vómito, náuseas, entre otros síntomas, son algunas  de las reacciones adversas más frecuentes que puede presentar el niño con los medicamentos orales como jarabes, suspensiones o tabletas”, señala la farmacéutica.

También se puede manifestar con dolor de cabeza, somnolencia, gastritis, brotes, inflamación del hígado o del riñón, efectos en los componentes de la sangre, aumento o disminución de la frecuencia cardiaca, etc. Lo más importante es que los padres recuerden con claridad el nombre del medicamento, pues esta información es valiosa en caso de requerir atención médica de urgencia.

 

No cometa erroresLa pediatra Claudia Granados señala cuáles son los principales errores que los padres deben evitar a la hora de darles medicamentos a sus hijos:• Cambiar las medicinas por otras similares para suministrarlas.• Administrarlas en tiempos inadecuados (con más o menos frecuencias) y subir o bajar las dosis. • Medir las dosis con instrumentos que las calculan inadecuadamente o medir la cantidad que se va a dar teniendo en cuenta la edad y no el peso. • No tener en cuenta las fechas de vencimiento. • Engañar a los niños diciéndoles que las medicinas son dulces, cuando lo correcto es explicarles qué son, para qué sirven y cuáles son sus riesgos si se utilizan inadecuadamente. • Confundir las presentaciones en gotas y en jarabe.• Guardar medicamentos en lugares inseguros o envasarlos en tarros y cajas que corresponden a productos de aseo, comestibles, etc. Si se dejan al alcance de los niños, estos pueden confundir a los pequeños y causar intoxicaciones. • Si al papá le toca triturar el medicamento en su casa y prepararlo en jeringa, las recomendaciones son mínimas, dice Figueroa. Hay que manipular todo con las manos limpias y hacerlo de acuerdo como dice el médico. Y no guardar la dosis por mucho tiempo porque se contaminan y se vuelven inseguras.

 

Medicamentos para casos especiales

Desde hace seis años, el servicio farmacéutico de la Clínica del Country viene desarrollando las preparaciones magistrales. Estas consisten en transformar los medicamentos sólidos en líquidos para favorecer su administración, en una dosis correcta y de fácil consumo. El objetivo es responder a una necesidad clínica; por eso, están indicadas para bebés, niños, personas con problemas de deglución, en cuidados intensivos, y ancianos y personas que no pueden ingerir medicinas.

“El primer paso es seguir las indicaciones prescritas por el médico. De allí, evaluamos si el medicamento prescrito, ya comercializado por los laboratorios, puede trasformarse y calculamos la cantidad que necesita la preparación para obtener la dosis requerida”, explica la farmacéutica Susana Figueroa.

A través de procesos biofarmacéuticos, la medicina se transforma; el producto final se desarrolla según la historia clínica del paciente. Según la experta, “es importante, por ejemplo, para un prematuro porque tiene una fisiología diferente y tiene niveles de absorción, metabolismo y de eliminación especiales”.

Otro objetivo es eliminar el desperdicio y garantizar la seguridad. Hay casos, dice Figueroa, en que los padres tienen que macerar las medicinas o agregarles agua y fallan en entregar la dosis. “Con las preparaciones se reduce el riesgo de toxicidad, reacciones adversas, y contaminación”, añade.

 

Tenga en cuenta La FDA (Food and Drugs Administration), entidad que regula los medicamentos y alimentos en Estados Unidos, y los fabricantes de medicamentos de venta libre, recomiendan:1. Lea siempre la información sobre los ingredientes y las instrucciones para el uso que figuran en la etiqueta de su medicamento de venta libre.2. Sepa cuál es el “ingrediente activo” del medicamento para su niño. 3. Déle a su niño el medicamento correcto en la cantidad debida. 4. Consulte con su médico, farmaceuta o enfermera para que le indiquen qué medicamentos pueden interactuar con otros y cuáles no. 5. Utilice el instrumento medidor que viene con la medicina, tal como un gotero o vasito dosificador. 6. Distinga entre una cuchara y una cucharita. 7. Conozca exactamente el peso de su niño. 8. Para evitar una situación de emergencia por envenenamiento, use siempre tapas que sean difíciles de abrir para los niños. 9. Guarde todos sus medicamentos en un lugar seguro. 10. Examine el medicamento tres veces para comprobar que no tenga señales de haber sido manipulado ni dañado.

 

Por Karen Johana Sánchez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

3 Comentarios

imagen

Comentarios (3)

3
danialkhatri
Hace 3 años
Algunos padres cometen errores a la hora de darles los medicamentos a sus hijos, sin darse cuenta de que esta mala práctica puede poner en riesgo la salud del niño. En ocasiones, pasan por alto las indicaciones del médico, no las entienden o suministran lo que recomiendan otras personas. 72 hour bag checklist
2
kilogram
Hace 3 años
Es necesario saber suministrar adecuadamente los medicamentos al niño para evitar problemas en la salud del pequeño electric dog fence prank
1
kilogram
Hace 3 años
se elimina del cuerpo. Si no se tienen en cuenta estos parámetros, el niño puede intoxicarse, dice Claudia Granados. portable fences for dogs in apartments
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet