Síguenos en:

Las sillas infantiles protegen la vida del niño en caso de un accidente

Las sillas infantiles protegen la vida del niño en caso de un accidente

?Seguridad? es la palabra clave cuando se habla de llevar a un bebé en un automóvil.  

Las sillas infantiles protegen la vida del niño en caso de un accidente
Por:
19 de Octubre de 2010
Comparte este artículo

“Seguridad” es la palabra clave cuando se habla de llevar a un bebé en un automóvil.

 

Las sillitas infantiles son un buen ejemplo de responsabilidad por parte de los padres, ya que estos instrumentos aseguran la contención del niño, su protección y una mejor custodia en caso de accidente. Según Olga Lucía Baquero, de la mesa de seguridad de la Sociedad Colombiana de Pediatría, hay que tomar medidas desde el momento mismo en que se aborda un automóvil. “La mayoría de padres y madres llevan una vida agitada. Algunos se suben al carro y no se percatan de quién puede estar alrededor. De ahí que es importante verificar que nunca se dejen ni los coches de los bebés ni los carritos de juguetes para evitar accidentes caseros que ocurren en los mismos parqueaderos o garajes. No basta con mirar por el espejo retrovisor, hay que confirmarlo mirando una y otra vez. Por otro lado, a la hora de conducir, la persona que vaya a manejar debe abstenerse de tomar, pues pone en riesgo su vida y la de sus acompañantes, incluyendo a los niños”, explica Baquero.  No está de más mencionar que nunca, bajo ninguna circunstancia, se debe llevar a un bebé o niño menor de 12 años en la parte delantera de un automóvil, ya que está comprobado que como el cinturón de seguridad está diseñado para un adulto y no para un niño, en caso de una colisión el pequeño estaría expuesto a ser expulsado de la silla donde viaja, porque la correa queda bastante suelta en un cuerpo tan pequeño.  Por esta razón, las sillas de auto constituyen una buena opción y aparte de estar diseñadas para brindar seguridad, también lo son para ofrecer comodidad a los bajitos de la casa. Elija así la sillita Las sillas infantiles de automóvil tienen una fecha de vencimiento, con el fin de que el plástico tenga una vida útil que le permita ser resistente, ya que, a la postre, esta condición es la encargada de brindarle seguridad al pequeño. También se debe tener en cuenta la edad del niño, su peso y estatura. Una silla debe ajustarse a la talla del niño y debe poder instalarse apropiadamente en el automóvil.   A la mayoría de sillitas se les puede modificar las partes de contención de acuerdo con el crecimiento de los niños.  Sin embargo, cuando la cabeza del bebé llegue hasta la parte superior del asiento o sobresalga de ella en el reposacabezas o en el apoyabrazos, ese será el indicador para cambiar la silla por una más grande.  Esto, por lo general, sucede a los 3 o 4 años. Algunas sillas traen cojines reductores perfectos para colocar alrededor del bebé cuando este es muy pequeño.  Cómo deben viajar según su edad:De recién nacidos hasta los 4 años: es importante saber que un bebé necesita su propio asiento de seguridad correctamente anclado e instalado. Se debe tener en cuenta que en el recién nacido la cabeza supone la mitad de su peso corporal. Esta cabeza desproporcionada, junto con las vértebras cervicales, músculos y ligamentos que aún no se han desarrollado del todo, hace del cuello el punto más débil del bebé.  “Cuando se va en el sentido de la marcha en un choque frontal, el cuerpo queda sujeto con el cinturón de seguridad mientras que la cabeza se proyecta hacia delante, cargando el cuello. Dependiendo de la gravedad del choque y del tamaño del niño, esta carga puede ser perjudicial. Por eso, siempre hay que colocar a los recién nacidos en sentido contrario a la marcha”, sostiene Sergio Escobar, gerente nacional de ventas de Volvo. Dependiendo del tipo de asiento que se empiece a utilizar, el bebe tendrá entre 9 y 18 meses antes de tener que cambiarlo de asiento.  De 4 a 12 años: el cuello de un niño de 4 años cuenta con un poco más de fuerza, lo que hace que pueda sentarse en el sentido de la marcha. Para aquellos niños que son grandes para usar asientos de seguridad que todavía no llegan a los 1,40 metros, y no han cumplido 10 años, lo mejor es usar un cojín infantil, con el fin de que puedan usar el cinturón, ya que el cojín aumenta su altura. Sabía usted que....• Un niño no es un adulto a pequeña escala: su cabeza representa ¼ de su cuerpo, mientras que para un adulto la relación es de 1/8.• Sin retención, un choque puede ser mortal desde los 20 km/h: el 10 por ciento de los niños no sujetos salen despedidos durante una colisión.• El 40 por ciento de los accidentes mortales para los niños pasajeros se producen en trayectos inferiores a 3 km. Cerca del 50 por ciento no va sujeto en los recorridos cortos.• En caso de accidentes, el riesgo de salir despedido del automóvil se multiplica por 6 o 7 para un niño no sujeto. Fuente: Prevención Vial, Seguridad Vial, Renault. Por  Jenny Rodríguez Cáceres

Especial para ABC del bebé

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet