Síguenos en:

Prevenga el estreñimiento en bebès y niños

Prevenga el estreñimiento en bebès y niños

Tomada por: Archivo particular

Prevenga el estreñimiento en bebès y niños
Por: Mónica Toro
03 de Enero de 2014
Comparte este artículo

El estreñimiento en bebés es uno de los 10 motivos de consulta pediátrica en Colombia. Este dolor se identifica en los menores con deposiciones duras, secas, dolorosas; con posturas de retención y pujo, con esfuerzo, distensión abdominal, sangrado rectal, deposiciones de gran diámetro, para el tamaño del niño, y menos de tres por semana.

Según José Fernando Vera, gastroenterólogo pediatra jefe de sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica de la Fundación Santa Fe, de Bogotá, el estreñimiento en bebés de 6 a 12 meses de edad se debe, en un 5 por ciento, a causas orgánicas (alergia alimentaria, anomalías anatómicas,hipotiroidismo).

El 95 por ciento restante se refiere, principalmente, a la ausencia de lactancia materna y uso temprano de fórmulas (leches de tarro). Esto es una respuesta de un niño inteligente ante el dolor; es decir, hace que el niño ‘apriete’ el ano para defenderse ante la aflicción, lo que produce acumulación y retención de materia fecal y miedo a defecar. Al final: movimiento nulo del metabolismo, colon y abdomen inflamado.

“La leche materna tiene lo que la leche de fórmula no: una estructura de ácidos grasos y proteínas adecuadas que pone las heces más blandas y facilita la evacuación, por lo que estriñen menos”, afirma Vera.

Sin embargo, no todos los pequeños que consuman leche de tarro padecerán de esta patología. Esto también depende del ritmo intestinal propio, además de la coordinación entre los movimientos de su intestino y de la relajación del esfínter de su ano que maduran cada día.

A partir de los 6 meses de edad los niños se ven afectados por el estreñimiento, ya que ocurre al inicio de la alimentación complementaria. Según la nutricionista Clara Rojas, el consumo exclusivo o abundante de los alimentos sin fibra, como papa, plátano, arroz, la introducción de nuevos alimentos, como chocolate y golosinas, el consumo insuficiente de agua, frutas y verduras, y la falta de un horario para el consumo de los alimentos puede favorecer, en gran medida, el estreñimiento.

Es fundamental –según la experta Rojas– que los padres comiencen a conocer a sus bebés y se percaten de los alimentos que le caen mal a su estómago para, así, prevenirlos o combinarlos con alimentos que le permitan crear unamejor digestión.

Prevenir y tratar

Para el pediatra Camilo Luna, el cuerpo de un bebé hay que prepararlo, por eso es fundamental que ante la llegada de la alimentación complementaria los padres sean asesorados por el experto para dar los alimentos en su correcto orden.

Ese será el primer paso para evitar que el bebé esté predispuesto. Si, pese a ello, los menores sufren de estreñimiento, el gastroenterólogo pediatra Óscar Javier Quintero afirma que se debe controlar desde casa con la alimentación.

“Durante el tiempo en que estén estreñidos hay que brindarles leche materna, frutas y verduras –dice Quintero–, para garantizar la ingesta suficiente de fibra (no en jugos) y un volumen de líquidos correcto. Asimismo, debe evitar ofrecer al bebé gaseosas, jugos artificiales, chocolates, dulces, salsas ni condimentos”.

Será necesario recurrir a urgencias cuando, aparte de que no presenta deposiciones en varios días, el bebé tiene vómito, intolerancia a la vía oral y fiebre.

Nunca automedique. El uso de laxantes seguros y con los menores efectos colaterales es base fundamental en el manejo del estreñimiento moderado y severo; sin embargo, muchos médicos son reticentes a prescribirlos y los padres expresan su preocupación en el uso en sus hijos, sin tener información adecuada.El estreñimiento mal tratado en bebés puede convertirse en crónico y disminuir su calidad de vida.

Sugerencias

• Una dieta rica en fibra y con una adecuada cantidad de líquido se convierte en la primera herramienta terapéutica para los niños con estreñimiento.

• Para  niños menores de 2 años, lo ideal es el consumo de fibra de, aproximadamente, 5 gramos por día. Esto se puede lograr al proporcionar varias porciones diarias de puré de verduras, frutas como manzana, ciruela, papaya o pera. Un cereal que contenga fibra, como trigo, cebada, avena y los cereales multigrano.

• Los bebés alimentados con leche materna exclusiva pueden hacer deposiciones cada 5 días, y esto no sería estreñimiento.

• Brinde jugo de granadilla y compota de ciruela si su bebé, mayor de seis meses, tiene distensión abdominal.

Métodos alternativos   

Norella Vásquez, médica especialista en terapias alternativas y farmacología vegetal, señala que la homeopatía y la fitoterapia son opciones para ayudar a los pequeños que sufren de estreñimiento.  La primera –según Vásquez– estimula los mecanismos de autocuración del organismo a  través del uso de sustancias naturales.

“Sus sustancias producen efectos semejantes a los síntomas de la enfermedad que se desea combatir, y así se activa la respuesta metabólica. En menores de 2 años es aconsejable utilizar la homeopatía en glóbulos para que los chupen o los tomen disueltos en agua o leche”, asegura la médica.

La fitoterapia, por su parte, consiste en el empleo de plantas medicinales laxantes con fines curativos, las cuales facilitan la evacuación de las heces por diferentes mecanismos.

“Se deben evitar darle a los niños las plantas con acción laxante, como hojas de sen, cáscara sagrada y té verde, entre otras, ya que estas tienen un efecto irritante y su uso prolongado puede provocar alteraciones en el colon”. Siempre consulte a los expertos y nunca intente medicar. La valoración exhaustiva por un especialista en medicina alternativa determinará cuál es la mejor terapia para su hijo.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet