Síguenos en:

¿Qué hacer con el espasmo del sollozo?

¿Qué hacer con el espasmo del sollozo?

Es como una rabieta que se acompaña de llanto, piel azul y desmayo.

Fotolia
Por: Luz Marina Rodríguez*
27 de Diciembre de 2012
Comparte este artículo

 

El enojo, el dolor, la tristeza y, muchas veces, la frustración por no obtener algo lleva a que algunos niños, entre 6 meses y 2 años de edad, tengan respuestas emocionales exageradas que se pueden manifestar con los temidos espasmos del sollozo.


Temidos para sus padres, quienes no saben qué hacer o cómo actuar ante esta transformación física y emocional de sus hijos.

 

Básicamente, esto ocurre porque “hay una detención de la respiración posterior a un evento que disguste a el niño, como una caída, sentirse frustrado, enojado o asustado”, manifiesta el doctor Nicolás Ramos, presidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría, regional Bogotá.

 

El niño, agrega, “produce uno o dos gritos largos y luego retiene su respiración en expiración hasta que sus labios se ponen de color azul, posteriormente puede desmayarse y luego vuelve a respirar de forma normal y regresa a su estado de alerta en menos de un minuto”.

 

También puede darse como respuesta a un dolor fuerte o miedo intenso, sin llorar previamente, entonces palidece y cae perdiendo la conciencia o con sacudidas musculares como  una convulsión.

 

Típicamente este cuadro solo se presenta con el niño despierto. “Es reacción emocional en que el niño pasa de un estado de llanto normal a otro en el cual presenta apnea o interrupción de la respiración y cambio en la coloración de la piel, azulada o palidez extrema”, complementa Lucía Vargas Posada, psicóloga infantil y de familia. En los casos más severos, explica, se acompañan de hipotonía y pérdida de conciencia.

 

¿Por qué se presenta?

 

La presencia de un reflejo anormal es la que permite que un bajo porcentaje de niños (menos del 5 por ciento) retengan la respiración un tiempo suficiente para desmayarse, conformando un cuadro clínico que si bien no se considera anormal, “ni es peligroso ni conduce a epilepsia o a daño cerebral”, como explica el doctor Ramos, sí angustia a los padres.

 

Para los especialistas, lo primero que se debe hacer es un diagnóstico diferencial entre los espasmos del sollozo, asociado a problemas orgánicos, por ejemplo, neurológicos, fisiológicos o alteraciones cardiorrespiratorias, y otras reacciones similares, que son de tipo comportamental, como los llamados ‘berrinches’.

 

Por tanto, el primer paso es consultar con el pediatra. Algunos niños son más susceptibles a sufrirlo, y de ahí la importancia de hacer una buena historia clínica y comportamental. “Si no hay una explicación orgánica, puede tratarse de una reacción emocional muy fuerte, que podría estar asociada a un manejo inadecuado de la frustración”, según lo indica Vargas Posada.

 

El doctor Ramos, por su parte, reitera que estos episodios son inofensivos y desaparecen solos. “Lo ideal es hacer que el niño se acueste y no mantenerlo de pie, así se asegura mejor flujo sanguíneo al cerebro. Posteriormente, se puede aplicar una toalla mojada fría en la frente hasta que respire normalmente, no hay que iniciar maniobras de reanimación ni llamar al servicio de urgencias, tampoco hay que colocarle nada en la boca, pues esto puede provocar que vomite o se ahogue”.

 

Cuando se recupere, hay que hablarle con voz firme, explicarle que está mal la rabieta. Si el espasmo es provocado por dolor o caída, habrá que tranquilizar y consolar al niño.

 

No se desespere

 

Cuando un niño empieza a hacer pataletas, lo mejor es no prestarle atención ni permitir que a través de esa conducta logre su objetivo. Es necesario enseñarle a pedir de buena manera y mediante el lenguaje las cosas que desea. En algunas ocasiones, no se les puede complacer y debe ir acostumbrándose a esas pequeñas frustraciones, aunque le produzca tristeza o llore un poco.

 

El método de “echar agua”, aunque ha sido muy utilizado, no es recomendable, afirman los especialistas, porque el niño puede broncoaspirar. Con un sacudón fuerte a veces se logra que recupere la respiración, pero no conviene hacerlo sino en casos en los que el niño no reaccione, y no debe ir acompañado de regaño ni otro castigo.

 

Es importante que los padres logren guardar la calma para que actúen correctamente y puedan superar el espasmo sin sentirse culpables y sin mimar demasiado al niño inmediatamente después de la crisis, porque esto lo único que puede generar es un aumento de las reacciones de llanto. Lo mejor es colocar al niño de lado y esperar unos segundos a que recupere la respiración, y dejarlo descansar sin hacer muchos comentarios ni mostrarse excesivamente preocupados.

 

¿Cuándo llamar al pediatra?              

 

Cuando el espasmo se produzca sin causa desencadenante, cuando el niño tenga movimientos como en las convulsiones, si ocurre mientras el niño duerme, si no recupera la conciencia después de 30 segundos, cuando se produce antes de los 5 meses de edad, o en caso de duda, asegura el doctor Nicolás Ramos. Lo que no es aconsejable es el castigo físico. “Una vez se descarte un trastorno orgánico por parte del médico, se debe hacer un estudio psicológico del comportamiento del niño, analizando cuidadosamente las prácticas de crianza. En muchos casos, la frecuencia de crisis disminuye cuando se modifican ciertas condiciones. Por ejemplo, si después de presentar el espasmo evitamos mimar al niño o premiarlo de alguna manera, si no le damos gusto en todo lo que pide con el fin de ayudarlo a lidiar con la frustración, etc.”, precisa la doctora Lucía Vargas, psicóloga infantil y de familia.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

3 Comentarios

imagen

Comentarios (3)

3
XIARA BEBE
Hace 2 años
Hola me interesa mucho est tema debido a q mi hija presento algo parecido casi a los 5 meses, presento un tipo d convulsion pero al realizar todo tipo d examenes se descarto daño neuronal, fisiologico y d otra indole, pero mi pregunta es si pued ser est espasmo ya q aun lo sigue presentando lo raro es q haya sido antes d los 6 meses.
1
FABIDAVIDTINSA
Hace 3 años
pero qué diablos hay que hacer en estos casos .....señor periodista lea el titular y luego lea los párrafos haber si está la respuesta , si comienza un escrit con pregunta debe responder en cualquiera de esos párrafos o fue que estudió en inpahu
2
Iluvatar666
Hace 3 años
Primero: No es "señor" periodista, sino señora periodista. Segundo: Para leer todo el artículo tiene que dar click en los botones de navegación.
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet