Síguenos en:

Una armadura para la influenza en época de lluvias

Una armadura para la influenza en época de lluvias

Los niños menores de 23 meses son más susceptibles de enfermarse y sufrir complicaciones, por eso deberían ser vacunados contra la influenza.

Una armadura para la influenza en época de lluvias
Por:
11 de Septiembre de 2007
Comparte este artículo

Los niños menores de 23 meses son más susceptibles de enfermarse y sufrir complicaciones, por eso deberían ser vacunados contra la influenza.

En Colombia, entre un 20 y un 30 por ciento de las enfermedades respiratorias son causadas por el virus de la influenza. Septiembre es el segundo pico del año en el que más casos de infecciones por este virus se registran y, aunque hay una vacuna que protege contra este germen, existen grupos para quienes sería más recomendable su aplicación. Infórmese de la realidad de esta enfermedad, que puede llegar a ser mortal.

 

¿Qué es la influenza?

 

Es un virus, distinto a la gripa común, que tiene la habilidad de transformarse constantemente. Cada año, de acuerdo con las regiones, se presentan temporadas en las cuales se elevan los casos de contagio. En nuestro país, febrero y septiembre son los meses más críticos, pues coinciden con la época de lluvias.

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

Nariz tapada o moqueadera, fiebre alta (a menudo mayor de 39 grados centígrados), dolores musculares y de cabeza, cansancio, debilidad, tos seca, dolor de garganta y en los niños, además, síntomas gastrointestinales como vómito y diarrea.

 

¿Cómo se propaga?

 

Se transmite fácilmente de persona a persona a través de estornudos, tos o tocando

superficies contaminadas.

 

¿Quiénes tienen mayor riesgo de enfermarse?

 

Los niños menores de 23 meses, pues su sistema inmune es aún débil, y los mayores de 65 años, debido a que la presencia de alguna enfermedad crónica puede complicar una infección por influenza.

 

¿Puede prevenirse?

 

Sí. Hay que lavarse con frecuencia las manos, cubrir la nariz y la boca al toser o estornudar, y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. Cuando los niños estén enfermos no deben ir al colegio, para evitar que se disemine la enfermedad.

 

¿La vacuna que existe es efectiva?

 

Sí. Disminuye hasta en un 63 por ciento las muertes por esta causa en menores de 5 años de edad. Si los niños menores de 23 meses no se inmunizan, tienen más riesgo de presentar complicaciones como neumonía bacterial, deshidratación, sinusitis e infecciones de oído, shock tóxico.

Se estima que por virus de influenza se hospitalizan entre 240 y 720 menores de 6 meses por cada 100 mil.

 

¿Quiénes deben vacunarse?

 

Todas las personas, especialmente si tienen contacto con niños –como padres y abuelos–. Existen pequeñas excepciones: quienes padecen enfermedades febriles agudas, alergia demostrada a la proteína del huevo o inmunodeficiencia severa.

 

¿Cuántas son las dosis indicadas para los niños?

 

En los menores de 9 años se recomiendan dos dosis, separadas cada una con un mes de diferencia, que vayan a ser vacunados por primera vez. Para los demás, es necesaria solo una dosis.

 

¿En dónde puedo vacunarme y vacunar a mi hijo?

 

En el consultorio del pediatra, en las campañas de vacunación pública o puede comunicarse con su Empresa Promotora de Salud. Para los menores de 23 meses y mayores de 65 años es gratuita.

 

Si me vacuné el año pasado, ¿no debo vacunarme ahora?

 

La habilidad que tiene el virus de mutar hace que una vacuna deje de ser efectiva entre una temporada y otra. Por eso, cada año cambia su composición.

 

No más mitos

 

Si una persona se vacuna y se enferma en las dos primeras semanas posteriores a la aplicación de la vacuna, ya estaba incubando la enfermedad previamente. Usualmente, nada que pase durante estos 15 días es causa de haberse inmunizado. Lo único que puede presentarse, apenas en el 1 por ciento de los vacunados, es fiebre o molestia en la zona de aplicación.

 

La influenza y el resfriado común no son lo mismo. Vacunarse contra la primera no va a hacer que la persona deje de sufrir gripas.

 

De la misma manera, tampoco es una contraindicación que el bebé o la mamá presenten gripa, fiebre leve o diarrea al momento de ser vacunados.

 

Los recién nacidos, hasta los 6 meses, no deben recibir la inmunización, porque no existen estudios de seguridad y efectividad de la vacuna en ellos.

 

La mamá, de alguna forma, le pasa anticuerpos cuando se inmuniza, que son efectivos en los primeros seis meses de vida del menor.

 

Asesoría

Sandra Beltrán, infectóloga pediatra; Carlos Espinal, infectólogo epidemiólogo, y Álvaro Morales, neumólogo.

 

Juliana Rojas y Andrea Linares

Redactoras ABC del bebé

Comparte este artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
kilogram
Hace 4 años
los mayores de 65 años, debido a que la presencia de alguna enfermedad crónica puede invisible dog fence cost
1
kilogram
Hace 4 años
Cuando se presentan trastornos, lo importante es que los niños reciban una evaluación por parte de un profesional en salud mental, flexpetz nyc
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet