Síguenos en:

Dulces, un dolor de cabeza

Dulces, un dolor de cabeza

Los dulces son fuente de calorías y energía. Sin embargo, su consumo debe ser limitado para evitar que los pequeños puedan tener problemas de azúcar, sobrep

Dulces, un dolor de cabeza
Por: ABCdelbebe.com
13 de Septiembre de 2006
Comparte este artículo

Los dulces son fuente de calorías y energía. Sin embargo, su consumo debe ser limitado para evitar que los pequeños puedan tener problemas de azúcar, sobrepeso o dentales, en un determinado momento.

Entre los 2 y 3 años un pequeño debe recibir una importante mas no abundante dosis de dulces para satisfacer los requerimientos de su cuerpo en las actividades diarias.

Sin embargo, no hay que excederse en dicha cantidad, pues las comidas de sal aportan nutrientes y energía para el desarrollo normal del pequeño.

Según la nutricionista Bibiana Rojas, la dosis ideal es de uno a dos alimentos dulces o golosinas diarios.

Se recomendable que el pequeño los consuma en el día para que pueda procesar toda la energía que le proveen y gastarla en las actividades que desarrolla, como jugar, correr, estudiar y recorrer su entorno.

Mejor pocos...Aunque muchos consideran que el dulce es indispensable para el niño y que no hay límites en su cantidad, la nutricionista sugiere no suministrarles todo lo que pidan para evitar problemas de ansiedad.

Según diversos estudios, entre más dulces se le ofrezcan al niño más de estos querrán consumir porque se convierten en una ‘adicción’ y ello genera ansiedad.

Los dulces ‘naturales’ son los mejores, ya que los comerciales poseen una gran cantidad de edulcorantes que poco satisfacen las necesidades del infante. Esto significa que es mejor un bocadillo, un poco de arequipe o un helado, más que una colombina o una gaseosa. Los primeros sí le dan al niño las calorías y energía que requieren, mientras los segundos crean adicción.

Además, estos últimos  (los que con más frecuencia piden los niños y que generalmente se ofrecen en televisión) tienden a generar problemas de azúcar en los pequeños e incluso llevarlos a padecer problemas de sobrepeso.

Otros inconvenientes derivados del consumo exagerado de dulces son fatiga, malestar, sueño y cansancio extremo, ya que la elevada cantidad de azúcar que llega al cuerpo no alcanza a procesarse adecuadamente y se requiere más tiempo del normal.

¿Cuándo ofrecerlos?La nutricionista Bibiana Rojas afirma que los dulces deben suministrarse en las meriendas, es decir, en las medias nueves y en las onces.Absténgase de darle alimentos dulces en el desayuno y la comida y procure evitar los postres dulces en el almuerzo, pues lo ideal es que  ingiera los alimentos que le proporcionen más nutrientes (plato normal con dos harinas pequeñas, vegetales, carne o pollo y jugo).

Aunque usted puede darle dulces en ambos momentos, no lo convierta en algo obligatorio. Recuerde que la media mañana y las onces son comidas en las cuales se deben incluir alimentos nutritivos.

¿Qué dulces darle y cuáles no?Teniendo en cuenta que hay dulces más ‘sanos’ que otros y que deben incluirse en la dieta de los niños con moderación, a continuación presentamos una lista de posibles alimentos dulces que usted puede darles.- Postres congelados y bajos en grasa.- Yogur, helados de frutas en agua o en leche y pasteles bajos en grasa.- Galletas, especialmente aquellas que contienen fibra y son bajas en azúcar, o preferiblemente de soda. De vez en cuando, puede incluir galletas rellenas con crema o incluso aquellas que vienen con chispas de chocolate.- Un trozo de bocadillo, un poco de arequipe o una chocolatina pequeña, acompañados con leche. Esta bebida ayuda a disminuir un poco el azúcar y aporta calcio, vital para el desarrollo y la formación de huesos.- Propuestas caseras: gelatina, flan, pudín y helados, que se pueden acompañar con frutas. El cereal con yogur es otra opción saludable, así como los postres de fruta que usted haga en casa.- Frutas dulces como las uvas, las fresas y el banano, las cuales se puede servir en un plato con un poco de yogur.- Las bebidas achocolatadas se pueden preparar en casa, acompañadas con galletas de soda.- Evite ofrecerle bizcochos horneados, pues se elaboran con bastante margarina.- Los helados cremosos y los postres con crema tampoco se recomiendan por su alto contenido de grasa.

Catalina SuárezPara ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet