Síguenos en:

‘Quienes no se vacunan son reservorio de enfermedades’

‘Quienes no se vacunan son reservorio de enfermedades’

Experto afirma que el movimiento contra las vacunas es perjudicial

Vacunación
Por: Andrea Forero
27 de Noviembre de 2012
Comparte este artículo

 

El movimiento mundial que se opone a las vacunas ha logrado sembrar la duda en muchos padres, que ya no saben si son ciertas las versiones de que estas podrían tener efectos negativos en los niños. En entrevista con  ABC del Bebé , el doctor Alfonso Vargas del Valle, considerado como uno de los principales conocedores de la endocrinología pediátrica, defiende que esta es la década de las vacunas y asegura que la polémica por este tema ya es un problema de salud pública muy grave, porque estos grupos contra las inmunizaciones se convierten en un “reservorio de enfermedades”.

 

En este momento hay un gran debate mundial porque hay quienes no creen en las bondades de las vacunas... 

Sí, hay gente que no cree mucho en esto, sobre todo en las inmunizaciones nuevas. Hay temor de que algo puede resultar mal con las vacunas, pero hay que aclarar que, cuando están disponibles, es porque han sido probadas; claro que a veces hay sorpresas. 

 

 ¿Cómo han evolucionado las vacunas?

Hace 50 años vacunábamos prácticamente contra cinco enfermedades: tos ferina, tétano, polio, tuberculosis, difteria y viruela. Hoy día el esquema es contra 16 enfermedades. Algunas vacunas son tomadas, pero la mayoría, inyectadas; se trata de ponerlas juntas para no tener que hacer tantas inyecciones.

 

¿Cuáles son las razones para aplicarlas?

Hay tres principios de base: las vacunas son absolutamente buenas para la comunidad, van a disminuir la tasa de infecciones y el gasto comunitario individualmente no tiene precio, y al niño se le evita una enfermedad que le va a producir retardos o secuelas. Uno que otro niño tiene reacción, una fiebrecita, un brotecito, no es más.

 

¿Por qué esas reacciones?  

Hay enfermedades y reacciones inapropiadas a la vacuna, o alergias a la proteína del huevo, pues algunas vacunas se preparan en embriones de huevo y entonces puede hacer un reacción alérgica, no necesariamente a la vacuna. Hay vacunas que se han preparado de forma alterna para evitarlo. Uno no puede decir qué es lo que uno hace con sus familias, pero hacerlo ayuda a las mamás, y en mi familia todos estamos vacunados. Mi padre, siendo pediatra, nos llevó a las primeras vacunas de polio, que en esa época eran inyectadas, luego fueron orales, y éramos parte del estudio cuando todavía no estaban completamente aprobadas. El riesgo de la enfermedad es muchísimo mayor cuando no se vacuna. Se acabó la viruela y el polio está a punto de acabarse. 

 

¿Qué piensa de este movimiento contra las vacunas?

En Europa y Estados Unidos hay grupos de personas que son más organicistas, dicen que la naturaleza y la fortuna o la suerte les pueden resolver la situación. Es un problema serio para Holanda y Bélgica, que son muy libres, ellos padecen epidemias de sarampión, por ejemplo, porque hay grupos de personas que no se vacunaron. Incluso, hay médicos que hacen parte de estos movimientos. Quienes no se vacunan son reservorio de enfermedades, y si hay ancianos o niños inmunosuprimidos expuestos, la enfermedad les va a dar de una forma muy grave y severa, de manera que es un problema muy grave de salud pública. Esta es la década de las vacunas, que ahora, además, previenen cáncer.

 

¿Cuál es la diferencia entre las vacunas normales y las acelulares, que se ofrecen con un costo adicional?

Les han cambiado el método de preparación. Cuando se hacen vacunas en células vivas, hay fragmentos celulares en las vacunas que pueden generar ciertas reacciones, y tiene que ver también con la capacidad del organismo de crear mejores anticuerpos. Una vez vacunados, hay mejores defensas. Pero las vacunas en realidad funcionan bien de las dos formas. El sistema de salud probablemente prefiere distribuir la vacuna más económica, que está usualmente más probada. Las otras son más nuevas y, por consiguiente, tienen un costo mayor. En general está el concepto de que si pago más, me dan un mejor producto, y no creo que sea verdad, pero disminuye un poquito las reacciones, eso sí es un hecho. 

 

Alfonso Vargas del Valle es pediatra y endocrinólogo.  / Claudia Rubio   Algunos niños, de forma excepcional, presentan fiebre o brotes tras la vacuna.  Fotolia

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

3 Comentarios

imagen

Comentarios (3)

3
AnnCoulter
Hace 4 años
Cual es la vacuna que previene el cance? Por favor cite estudios que lo demuestren, y demuestre su conocimiento citando los efectos secundarios que esta causando a nivel mudial tambien.
2
AnnCoulter
Hace 4 años
El tema de la vacunacion es extremadamente serio. Antes de vacunar a su nino, eduquece por favor. Articulos como este son escritos con la intencion de promover vacunas infundando miedo. El contenido carece de los puntos mas criticos cuando se discute vacunacion. De ninguna manera base la decicion de vacunar a sus hijos en articulos como este.
1
eroptico
Hace 4 años
Y quienes producen vacunas son un reservorio de utilidades ¿ Usted cómo va en ese negocio?
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet