Síguenos en:

Aprenda a identificar los síntomas de la depresión posparto a tiempo

Aprenda a identificar los síntomas de la depresión posparto a tiempo

Infelicidad con el nuevo papel de madre,  además la sensación de incapacidad, el llanto fácil y la irritabilidad son algunos de ellos. A pesar de que no es

Aprenda a identificar los síntomas de la depresión posparto a tiempo
Por:
03 de Abril de 2009
Comparte este artículo

Infelicidad con el nuevo papel de madre,  además la sensación de incapacidad, el llanto fácil y la irritabilidad son algunos de ellos.

A pesar de que no es un mal común en las mujeres embarazadas, sí es una situación a la que la falta de un buen control prenatal como de un sustento social adecuado las vuelve propensas.

Dar a luz un hijo es un momento importante e inolvidable para una mujer. Convertir el acontecimiento en un proceso tormentoso es lo que menos desearía una familia. La depresión posparto es uno de los causantes de que la maternidad y la vida en pareja, recién nacido el bebé, pasen a ser una carga emocional y física difícil de llevar para ella.

Lo importante es que esta patología, la cual, según estudios, pueden padecerla entre el 8  y 20 por ciento de las mujeres, tiene solución y existen consejos para prevenirla (aunque no hay una garantía del ciento por ciento).

 

¿Por qué se puede presentar la depresión posparto?   Wilmar García, médico ginecoobstetra, explica que esta anomalía posterior al embarazo se puede presentar porque disminuyen los niveles de hormonas progestacionales, las cuales han regulado el proceso de mantenimiento del embarazo, en lo que respecta al sistema nervioso central, que ya no son necesarias y llevan a un despertar sensorial de la madre, acompañado de un aumento de su capacidad de acción y reacción. A su vez, el abdomen disminuye su tamaño, generando la sensación de vacío físico.

Por otra parte, el especialista dice que la percepción que la madre tiene de su papel despierta en ese momento todos sus temores, la falta de afecto y las angustias sobre sí misma y su vida. Así mismo, García habla de unas situaciones físicas como las enfermedades propias del recién nacido, sicológicas como la falta de autovaloración, la necesidad de aprobación del medio o la excesiva necesidad de control, además de la falta de un sustento social, como posibles desencadenantes de una depresión posparto.

La siquiatra Rocío Barrios, por su parte, dice que la estructura del carácter de la madre también influye mucho en la posibilidad de que sufra una depresión. Así, es importante analizar si es obsesiva, fatalista, muy autocrítica, tiene patrones rígidos de comportamiento o es estricta en extremo, pues estos se convierten en importantes factores de riesgo. Otro tema para tener en cuenta es si existen antecedentes de alguna enfermedad sicológica o siquiátrica que pueda aparecer durante el embarazo o posterior a él. Aunque la siquiatra dice que no es determinante, el riesgo si es un poco más alto para estas mujeres, y por eso es fundamental avisar al médico encargado de los controles prenatales acerca de estas patologías previas.

 

Para ayudar a prevenirlaMantener una salud mental controlada, acompañada de comportamientos y personalidades flexibles y hacer actividades agradables, que no excedan el manejo adecuado de cada persona, son las primeras recomendaciones de Rocío Barrios sobre el cuidado que una futura madre debe tener para evitar un estado depresivo severo, posterior al parto.  Por su parte, el ginecoobstetra Wilmar García dice que es fundamental tener un buen control prenatal con un sustento social adecuado, pero principalmente con una autovaloración correcta. En este proceso de prevención juegan un papel importante el esposo y la familia de la futura madre, quienes se convierten en el pilar de apoyo y compañía constante, tanto emocionalmente como en las labores diarias de crianza.

Recomendaciones❋ No se empeñe ni se preocupe por convertirse en una supermujer. ❋ Reduzca sus compromisos al máximo y no se olvide de su salud, buena alimentación y descanso.❋ Realice cambios en la casa hasta después de los primeros seis meses del bebé. ❋ Intercambiar experiencias, ideas e información con parejas que también estén esperando un hijo o que lo hayan tenido recientemente es un ejercicio positivo para la pareja. ❋ Asista al curso psicoprofiláctico. Esto les dará mayor seguridad y conocimiento.❋ Posterior al nacimiento del bebé, aproveche cualquier momento para descansar. ❋ Comparta las tareas domésticas y de cuidado del bebé con su pareja o con otras personas de la familia.❋ No se descuide después del parto. Aproveche cualquier espacio de tiempo libre para caminar, bañarse con tranquilidad, leer, hacer un poco de ejercicio, cuidar su aspecto personal y hablar con otras personas. ❋ Busque tiempo para estar con su pareja. Cenar, ir al cine o compartir una buena charla con amigos reforzará la vida familiar y no permitirá que la rutina en torno sólo al bebé afecte la relación. ❋ Evite situaciones que la irriten o le provoquen demasiado cansancio. Aléjese de las discusiones. ❋ No sea tan exigente y crítica consigo misma y su pareja.❋ Aunque todavía no desee tener relaciones sexuales completas, es importante que tenga ciertos momentos de intimidad con su esposo: besos, abrazos y mimos. ❋ No dude en pedir ayuda cuando lo necesite. Si nota algún síntoma de depresión, consulte con su médico, esto no es una enfermedad incurable. Pero el mejor consejo de todos es que disfrute de su hijo recién nacido y no convierta la maternidad en una época llena de sufrimiento porque se puede perder de los mejores momentos de ser mamá y puede privar a su bebé de los grandes espacios con su madre.

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet