Síguenos en:

Bella después del parto

Bella después del parto

Después del embarazo, la mujer desea recuperar la ?forma? y la apariencia que tenía antes de este. Para lograrlo, tiene a su disposición una serie de cirug

Bella después del parto
Por: Especial ABC del bebé
17 de Octubre de 2006
Comparte este artículo

Después del embarazo, la mujer desea recuperar la “forma” y la apariencia que tenía antes de este. Para lograrlo, tiene a su disposición una serie de cirugías estéticas que le permitirá verse muy bien tras el nacimiento de su hijo.

“Los principales cambios fisiológicos que se producen en la mujer, durante el embarazo, se presentan en los senos, que aumentan de tamaño, se llenan de estrías, se caen y, algunas veces, se atrofian después de suspender la lactancia; en el abdomen, donde la piel se vuelve flácida, aparecen estrías y aumenta el volumen” explica el cirujano plástico Iván Santos, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, es uno de los inconvenientes más frecuentes para las mujeres.

En consecuencia, las cirugías más solicitadas son las de senos (aumento, levantamiento y reducción), del contorno corporal (la lipoescultura) y otras que eliminan piel sobrante, como la minilipectomía y la abdominoplastia.

Pero antes de que una mujer que dio a luz vaya al quirófano es fundamental saber que toda cirugía corporal debe realizarse por lo menos seis meses después del parto.

Este es el tiempo promedio en que el cuerpo vuelve a su estado de preconcepción: se invierte la relación entre estrógenos (hormonas que estimulan el crecimiento del útero) y la progesterona (cuya producción aumenta durante el embarazo e influye en el desarrollo de las glándulas mamarias), disminuye la prolactina (hormona que estimula el crecimiento de las mamas y la producción de leche materna) que, a su vez, reduce el volumen de la glándula mamaria (involución) cuando termina la lactancia, asegura Alfredo Hoyos, cirujano plástico miembro de la  Sociedad Americana de Cirugía Estética y de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica.

Cirugías de contorno corporal

La lipoescultura, explica Hoyos, elimina los depósitos de grasa que se ubican especialmente en las caderas, la  cintura y los muslos. Esta realiza con cánulas de liposucción y tecnología de punta como Vaser (ultrasonido por resonancia) para obtener un resultado natural. El procedimiento dura entre una y tres horas. La recuperación, siete días.

Además de la extracción de grasa, se puede realizar, si lo requiere la paciente, la minilipectomía, que mejora la apariencia de los músculos rectos abdominales dilatados debido al embarazo.

Esta cirugía se recomienda a mujeres sin flacidez severa en la piel, ni estrías abundantes. La duración de esta intervención es de dos a tres horas y la recuperación aproximada de 10 días.  Al final, queda una cicatriz parecida a la de una cesárea.

Y para quienes desean corregir, de una vez por todas, las secuelas físicas dejadas por el embarazo, existe la lipectomía completa o abdominoplastia, que incluye la extracción de grasa localizada, el cierre de los músculos rectos abdominales –mejorando el contorno de la cintura– y el estiramiento de la piel abdominal, eliminando la piel debajo del ombligo donde hay estrías.

Este procedimiento es ideal, dice Hoyos, para mujeres con exceso de piel y/o estrías abundantes que no desean tener más hijos, ya que ofrece una solución definitiva.

La operación dura entre dos y cuatro horas; la recuperación, 14 días. La cicatriz resultante es horizontal y se extiende sobre el abdomen anterior hasta las crestas iliacas (prominencias óseas laterales y anteriores en la cadera. Se denominan así porque son del hueso iliaco) a nivel del pubis.

Cirugías de seno

En cuanto a los senos, es aconsejable finalizar la lactancia antes de realizar cualquier procedimiento estético. Así se podrán determinar el tamaño, la forma  y la apariencia deseada. De lo contrario, advierte Hoyos, no se obtendrán los resultados esperados ya que los senos cambian (las glándulas mamarias vuelven a su tamaño normal al terminar la lactancia) y hay una mayor probabilidad de infecciones debido a la lactancia activa.

La cirugía de senos más común es el aumento mamario, en la cual se utiliza una prótesis de silicona para mejorar el volumen y la forma. También se practica el levantamiento de senos (pexia) con el fin de recuperar la forma y la posición que tenían antes del embarazo. En esta se realizan incisiones más grandes. El procedimiento tarda entre una y tres horas. La recuperación, en promedio, siete días.

Las cirugías de reducción o levantamiento no requieren prótesis, pero dejan cicatrices más visibles. Estas operaciones se practican, especialmente, para mejorar la apariencia de los senos, después del posparto, cuando estos se han caído o aumentado de tamaño exageradamente.

La cicatriz resultante se localiza alrededor de la areola (área circular de color oscuro  que rodea el pezón), en medialuna en el borde superior areolar, en forma de "j" o de “t” invertida. Ambas son efectivas, aclara el cirujano Iván Santos, pero tienen indicaciones distintas según el volumen y la caída del seno. Se aconseja realizarlas tres meses después de suspender la lactancia.

Esta intervención dura entre dos y cuatro horas. La recuperación, aproximadamente, siete días.

 

Johana Fernanda SánchezPara ABC del Bebé

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet