Síguenos en:

Cirugías y procedimientos estéticos más comunes para la vagina

Cirugías y procedimientos estéticos más comunes para la vagina

La himenoplastia y la inyección de grasa son algunos de ellos.

Cirugías y procedimientos estéticos más comunes para la vagina
Por: Margarita Barrero
02 de Octubre de 2006
Comparte este artículo

Las cirugías estéticas en los genitales femeninos cada día son más frecuentes. Las mujeres desde los 20 años recurren a este tipo de operaciones para mejorar la parte exterior de su órgano sexual o para superar una limitante funcional que se presenta en el conducto.

El sexo antiguamente se tenía en medio de la oscuridad y no importaban los cambios que sufría la vagina después del parto. Pero ahora, en la intimidad, cuando una mujer está desnuda se revelan los detalles a plena luz. Si su zona íntima está ancha o delgada, si los labios son salidos o metidos, si es muy abierta o demasiado estrecha, ya no es problema. La medicina creó una solución para cada caso.

Hay tres razones determinantes en una mujer para efectuar este procedimiento quirúrgico. La primera se basa en el aspecto exterior, que se hace evidente cuando está de pie. La segunda se determina dependiendo de cómo luce la cavidad cuando la mujer está acostada y abre las piernas.

En cualquier posición se notan las secuelas de la episiotomía (incisión para que no haya desgarro durante el parto) y son evidentes los cambios externos después de dar a luz.La tercera razón es consecuencia del aumento del diámetro interno del tubo vaginal, que también se presenta en mujeres que no han quedado embarazadas. Como consecuencia, se genera poca sensibilidad a nivel interno porque no se lleva a cabo la suficiente fricción en el encuentro sexual.

El remedio

La solución en cada caso es una cirugía. Si el problema es exterior, las cicatrices se quitan dependiendo de la dirección del corte y luego se reconstruye la zona.

Si la vagina es demasiado delgada, se inyecta grasa. Si se ve ancha, se realiza una liposucción. Los labios menores a veces son más largos que los mayores; por lo tanto, a través del procedimiento se cortan e introducen para que estén en el lugar correcto.

Cuando se presenta dolor en la penetración o no se siente lo suficiente, lo que ocurre es que la cicatriz pudo haber dejado abierta la vagina en su canal exterior, pero cociéndola se soluciona, comenta el cirujano plástico Ernesto Andrade.

El canal vaginal es un ‘tubo’ y a medida que aumenta su tamaño la mujer puede dejar de sentir placer. Además, se rompe cuando sale un bebé y es lógico que sangre o duela en el parto, pero no es normal que se dañe la vida sexual, afirma el cirujano. Por dentro, la vagina es similar a un acordeón en todos los ejes, pero después del parto vaginal se alisa la superficie, afectando el desempeño sexual. Si un pene se aloja en el medio y el interior está liso, las vibraciones del acto sexual no se sienten igual, explica Andrade.

Para estrechar el canal vaginal interno se quitan tres tiras localizadas en puntos distintos y luego se pega el ‘tubo’ vaginal, disminuyendo así el diámetro. La profundidad no mejora, pero la sensibilidad aumenta.

A dos manos

La cirugía se hace en compañía del ginecoobstetra, quien previamente hace los exámenes correspondientes para determinar si hay o no problemas de celes, es decir, descenso del útero y la vejiga.

Después de la operación hay que evitar las relaciones sexuales durante tres semanas. Es normal que se presente sangrado durante las dos primeras horas, pero la mujer puede caminar sin problema y sin dolor.

El himen

Una cirugía une las membranas del himen que se despegaron después de la primera relación sexual. Las personas que más se la hacen son las mujeres mayores de 40 años. La unión no cicatriza; por lo tanto, no es seguro que se rompa durante el acto sexual.

Si es muy estrecha

Cuando es muy estrecha la vagina, las relaciones sexuales son dolorosas y una cirugía no puede solucionar este inconveniente. La terapia se hace metiendo dilatadores metálicos para que se rompa y quede al tamaño justo.

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet