Síguenos en:

Cuando una mujer desea hacerse una cirugía, el apoyo del hombre es fundamental

Cuando una mujer desea hacerse una cirugía, el apoyo del hombre es fundamental

Algunas mujeres consideran que la manera de superar la crisis en su matrimonio es practicándose una cirugía plástica. ¿Cierto o falso? Los expertos responde

Cuando una mujer desea hacerse una cirugía, el apoyo del hombre es fundamental
Por:
05 de Enero de 2009
Comparte este artículo

Algunas mujeres consideran que la manera de superar la crisis en su matrimonio es practicándose una cirugía plástica. ¿Cierto o falso? Los expertos responden.

La imagen que los demás tienen sobre nosotros resulta para muchos demasiado importante. La autoestima y el concepto que se tenga sobre sí mismo es construido, en determinada medida, sobre lo que queremos reflejar. De ahí que si no estamos cómodos como nos vemos, la autoestima se verá lesionada; es el caso de algunas mujeres que después del posparto, con los cambios físicos que se sufren tras el embarazo, se afectan emocionalmente, lo que puede influir incluso en su relación de pareja.

Después de lactar a su bebé por casi dos años, Adriana se veía al espejo y no le gustaba cómo habían quedado sus senos. “Desocupados”, decía y lo mismo pasaba con los rollitos en su abdomen, que a pesar de hacer ejercicio con regularidad sabía que no desaparecerían sin ayuda del bisturí; y aunque sentía ganas de operarse, enterarse de la infidelidad de su esposo fue el impulso que hacía falta para tomar la decisión. Se sometió a una mamoplastia de aumento y una abdominoplastia. Fueron seis horas en un quirófano, que le valieron una recuperación lenta, una infección urinaria y una profunda depresión.

Sin embargo, hoy se mira al espejo y dice que le gusta lo que ve, aunque no está convencida de si volvería a someterse a una nueva intervención. Adriana asegura que ha sentido un cambio positivo en su esposo, porque la busca con más frecuencia para tener relaciones sexuales; lo ha sentido más cariñoso y cercano, aunque ella aún está en tratamiento para su depresión, debido a que por la infidelidad estaba atravesando un difícil momento cuando tomó la decisión de operarse.La siquiatra Rocío Barrios asegura que las mujeres asocian la infidelidad con que ya no son lo suficientemente seductoras para sus parejas y ven la cirugía como una herramienta de reconquista. “Ellas asocian que si cambian físicamente serán las personas que sus parejas conocieron y podrán recuperar la vida juntos”, explica.  Y si las mujeres no están satisfechas con su apariencia física, la autoestima baja hasta el punto de afectar la relación.

El cirujano plástico Ernesto Andrade considera que la mujer no necesita aumentarse los senos para lograr el amor del hombre, pero si sus razones son las adecuadas y no genera sobreespectativa en los resultados, podrá encontrar que además de verse bien, se favorecese su sexualidad.

 

El apoyo del hombreSon pocos los novios o esposos, según el cirujano plástico Ernesto Andrade, que acompañan en las consultas iniciales a sus esposas para ayudarlas a indagar sobre la cirugía y sus consecuencias. “No me cabe duda de que juntos lo hablan antes, después de la consulta y durante el procedimiento en su totalidad; por esa razón, asisten más a los controles para aclarar dudas”.

Para el experto, el apoyo del hombre en la decisión de la pareja debe ser completo. “En la toma de la decisión, como soporte económico y emocional el día antes, el día de la cirugía y todo el tiempo después de la misma”, añade el experto. “En la medida en la que sea algo racional, considero que debería apoyarla, porque la autoimagen es muy importante para la autoestima”, dice la siquiatra Barrios.

Sin embargo, la experta asegura que es una actitud facilista pensar que una cirugía plástica es la solución a los problemas. “La construcción de la vida en pareja se basa en fundamentos más profundos y estructurados, pero, a pesar de eso, sí es un salvavidas mágico al que acuden y luego viene el malestar y la frustración. La cirugía plástica se debe hacer por y para sentirse bien con uno mismo”. 

Así que el papel del hombre cuando la mujer manifiesta el deseo de hacerse una cirugía debe ser de apoyo completo, de reconocimiento y de atención, además de búsqueda de soluciones cuando otros aspectos de la vida en común pueden estar en conflicto.

“Después de la cirugía, las parejas viven en goce, es más que un soporte, es disfrutar de esa novedad”, dice Ernesto Andrade. Pero hasta las que han sido consideradas ‘las mujeres más hermosas del mundo’ han sufrido por causa de la infidelidad, porque el éxito y el amor de una pareja no se construyen a partir del gusto físico exclusivamente; aunque el verse y sentirse bien refleja seguridad y agrado hacia el otro, son los factores emocionales los que deben entrar en el quirófano cuando no hay satisfacción.

Quiénes no deben entrar al quirófano

- Las personas que sufran depresión y ansiedad severa.- Quienes tengan una personalidad inestable y hayan creado falsas expectativas con la cirugía. - Quienes estén pasando por una crisis vital o disfunción con su pareja. - Quienes crean que la intervención quirúrgica  es la solución a sus problemas emocionales.- Cuando no están bien informados sobre el proceso de la intervención y sus riesgos. - Quienes quieren parecerse a otros.  - Mujeres que quieran competir con la amante o ex esposa.

 

Por Edna Juliana Rojas H.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet