Síguenos en:

Cuatro maneras de encontrar la felicidad y evitar la depresión durante el posparto

Cuatro maneras de encontrar la felicidad y evitar la depresión durante el posparto

La llegada de un bebé supone cambios físicos y emocionales que alteran los estados de ánimo de la mujer. Si estos persisten, es necesario consultar con el m

Cuatro maneras de encontrar la felicidad y evitar la depresión durante el posparto
Por:
09 de Julio de 2010
Comparte este artículo

La llegada de un bebé supone cambios físicos y emocionales que alteran los estados de ánimo de la mujer. Si estos persisten, es necesario consultar con el médico.

Los días posteriores al alumbramiento suelen estar acompañados de una carga emocional importante. Desde el punto de vista biológico, los niveles de hormonas disminuyen y se afecta la producción de serotonina, neurotransmisor responsable de inhibir sentimientos como el disgusto. En consecuencia, la vida cotidiana sufre un revés debido a que se activa la sensibilidad.

Esta situación, perfectamente normal, no solo tiene un fundamento médico, sino que también se deriva del hecho de que la madre enfrenta molestias físicas y cambios en su apariencia y entorno. Por eso, el apoyo de la familia y de la pareja, los pensamientos positivos, la alimentación adecuada y todas las herramientas que proporcionen calma son claves.

El primer paso es entender que la vida no se detiene. Esto se traduce en encontrar la fortaleza para realizar actividades que generen bienestar, mientras el cuerpo recupera su estado natural. “La madre debe buscar espacios para sí misma, dormir suficiente y permitirse sentirse mal, porque está pasando por un momento de convalecencia”, dice Rocío Barrios, siquiatra y sicoterapeuta. Para ayudarla a equilibrar sus emociones, tenga en cuenta estas sugerencias. Combínelas con una buena dosis de optimismo y una consulta médica.

 

1. Ejercítese y llénese de vitalidad

Además de todas las bondades que se asocian con el ejercicio, es también eficaz para prevenir la depresión en el posparto, disminuir el estrés que genera la maternidad, controlar el peso y tonificar el cuerpo. Además, hay evidencia de que reduce la angustia, aumenta la autoestima, mejora la concentración y genera bienestar, pues en el proceso se liberan endorfinas, hormonas que aumentan la alegría y disminuyen el dolor. Para disfrutar de todos estos beneficios, se debe practicar bajo la supervisión de un especialista en deporte, quien diseñará un esquema de trabajo que se ajuste a las necesidades de la madre. De acuerdo con Alejandro Sarmiento, médico deportólogo de Bodytech, se debe comenzar un plan de ejercicios desde el día 31 de los 40 del puerperio, excepto en los casos que exista una restricción médica. Si la mujer ha tenido parto por cesárea, el día 45 será el más oportuno para iniciar. De cualquier manera, es indispensable someterse a una fase de acondicionamiento antes de iniciar la práctica.

 

2. Aliméntese balanceadamentePara aprovechar los nutrientes de los alimentos, hay que ingerirlos en su justa medida. “En muchos casos, la depresión lleva a comer en exceso o muy poco”, explica Adriana Amaya, nutricionista dietista y asesora pediatra del Centro Colombiano de Nutrición Integral CECNI. Algunas personas encuentran refugio en el chocolate. Este eleva los niveles de serotonina e interviene en los procesos de saciedad y control de ansiedad. Al respecto, la especialista recomienda no abstenerse de degustarlo.  “Cómase un chocolate pequeño al día o cuatro pastillas de uno grande cuando se sienta mal”, aclara. Cuando el problema es la falta de apetito, lo indicado es fraccionar la dieta, es decir, hacer varias comidas pequeñas al día.Comer bien es una responsabilidad que no se puede obviar, pues para lactar se necesitan, en promedio, 350 calorías. “Esto garantiza una buena cantidad y calidad del líquido”, dice Amaya.

 

3. Aurosoma: añádale color a su vidaHace 20 años, una mujer inglesa descubrió el poder que tienen los colores para sanar. “En nuestra sociedad, tendemos a vestirnos de negro por estatus, aunque este significa ausencia y hace que la energía se baje”, explica Antonina Canal, directora de la Academia de danza Prem-Shakti y terapeuta de Aurosoma.Precisamente esa es la tarea de esta terapia: equilibrar los siete centros energéticos del organismo o chakras, que pasan por diferentes sistemas y órganos del cuerpo, utilizando las siete tonalidades del arco iris, con el fin de combatir enfermedades y todo tipo de desajustes emocionales.¿Y cómo funciona? Cada color reestablece un chakra. Algunos fomentan la espiritualidad, otros trabajan la autoestima o activan la sensualidad. “Lo ideal es vestirse cada uno de los siete días de la semana de un tono distinto”, añade Antonina.El objetivo es corregir y desechar, pues algunas personas emplean en exceso un color, mientras a otras les hace falta alguno. Para el posparto, el rosado, el naranja y el violeta son los más poderosos. El primero aumenta la conexión con el bebé y balancea las hormonas; el segundo ayuda a crear espacios de alegría y desarrolla la creatividad, y el tercero sirve para adquirir conciencia sobre ser madre. Las cualidades terapéuticas pueden producirse también a través de la comida. “Coma zanahoria, que es naranja, o pinte el cuarto del bebé de lila”, recomienda Antonina.

 

4. Busque la asesoría de un especialista para equilibrarse

El puerperio representa un duelo, tanto para la madre como para el hijo. Se produce una transmutación en la cual muere una situación y nace otra: el bebé pierde su entorno tal y como él lo conoce (el vientre) y la mamá encara una nueva realidad.Esto, sumado al desajuste hormonal y biológico, hace que la madre se sienta vulnerable e indefensa. “Llora por todo, se sienta tensa, temerosa y se puede deprimir por el más pequeño detalle, porque su mundo le resulta extraño”, explica  Rocío Barrios. Según esta especialista, durante el primer mes del puerperio estas emociones son normales. Sin embargo, si se prolongan más allá de ese tiempo, hay que consultar. “No es normal que después de ese lapso, tenga una carga de culpabilidad alta o se sienta incapaz de criar”, dice. A nivel terapéutico, la ayuda de un siquiatra puede ser muy educativa y útil. “Mi labor es la de dar apoyo, escuchar y darles las herramientas que les permitan comprender el proceso que están viviendo”, concluye.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet