Síguenos en:

Detrás de todo gran hombre hay un hogar

Detrás de todo gran hombre hay un hogar

Son exitosos, pero no llegaron donde están por casualidad. Por años han trabajado para mantener a sus familias y seguir vigentes en su profesión. Siempre los

Detrás de todo gran hombre hay un hogar
Por:
10 de Julio de 2007
Comparte este artículo

Son exitosos, pero no llegaron donde están por casualidad. Por años han trabajado para mantener a sus familias y seguir vigentes en su profesión. Siempre los vemos trabajando; entonces, ¿a qué hora ven a sus hijos?

Candidato a buen padre

Coordinador nacional de la juventud de Anapo, Jefe de debate de la Alianza Nacional Popular en la campaña presidencial de Virgilio Barco y delegado por Colombia al Parlamento Mundial de los pueblos por la Paz, son algunos de los cargos que ha desempeñado el reconocido político Samuel Moreno, quien, además de ser un trabajador perseverante, ha sido un padre responsable.

Cuando estaba en campaña para las elecciones del noventa nació su primer hijo. Fue hace 18 años y la sensación de alegría sigue siendo inolvidable para Samuel. Como todos los padres, al comienzo no sabía con certeza lo que implicaba la responsabilidad de un bebé. “La novatada fue cambiar el primer pañal y el primer tetero de Sami, pero me volví un experto”, recuerda.

Dos pérdidas dolorosas para su esposa y él fueron la antesala de la llegada del segundo hijo: Mateo, mientras Samuel trabajaba en el Congreso. “Estábamos resignados y fue como un milagro. Esta vez, la gripa no nos angustiaba como con el primogénito”.

Para él ha sido difícil mantener en una balanza su trabajo y sus hijos, pero cuando eran niños intentó siempre estar en la noche para dormirlos. Sin embargo, “si uno echa el calendario hacia atrás se da cuenta que la actividad política exige sacrificio de la familia y el respaldo de ellos”, comenta. Luego enfatiza en lo orgullosos que están sus hijos, tanto que, en lo posible, lo acompañan a las reuniones políticas. Como son los hombres de la casa y a los tres les encanta Millonarios, comparten las tardes de domingo viendo fútbol en el estadio; cuando no es así, van a montar caballo a Villa de Leyva o juegan squash. “Las vacaciones son sagradas para mi familia, siempre reservo un espacio en Semana Santa y en diciembre para viajar con ellos”.

Espera que sean buenos ciudadanos y profesionales, ‘querendones’, como él dice. La llegada de la niña ya será por cuenta de sus hijos.

Tres no son multitud

La cadena de restaurantes Teriyaki es un ejemplo del empeño de un padre que trabaja duro para que sus hijos nunca pasen hambre. Luis Felipe Carbó es el dueño y quien alimenta las bocas y los corazones de los tres pequeños Carbó.

En Teriyaki se consigue todo tipo de combinaciones de comida asiática; detrás de los deliciosos platos y del chef está la mente de este empresario y su esposa, quienes desde el comienzo dedicaron cada uno de sus días a sacar adelante lo que empezó como una idea y ahora es un hecho “Todo se creó cuando me quedé sin trabajo. Decidimos montar un pequeño restaurante y fuimos la novedad. Ahora tenemos tres en Bogotá y uno en Cartagena”.

Desde las nueve de la mañana y hasta que se vaya la clientela, es deber de Felipe estar al mando de sus establecimientos, pero con la llegada de sus hijos el rígido horario que manejaba cambió. “Uno se siente casado realmente cuando tiene niños. Me cambiaron la vida y todos los días quiero llegar a la casa para estar con ellos. Hoy son la razón por la que seguimos creciendo y buscando un mejor futuro”.

Ser empresario es algo que lleva haciendo varios años y con la práctica ha fortalecido, lo mismo ha pasado con la paternidad. Al comienzo solamente era Felipe, quien va a cumplir 9 años, luego vino Daniel, que tiene 3, y sin que nadie se lo esperara llegó Pablo, que nació hace poco más de año y medio. “Cada uno de ellos tiene su personalidad y por más tiempo que les dedique siempre pienso que no es suficiente”.

Para que el negocio funcione Felipe Carbó trabaja todos los días y descansa el domingo.Aunque el sábado no madruga para llegar al restaurante, lo hace para pasar un buen rato con sus hijos, hasta que llegan las ocho de la noche, hora en la que vuelve a trabajar. “Los fines de semana salimos siempre juntos y buscamos actividades al aire libre para que se ejerciten”.

Los tres niños son muy apegados a su padre, él les habla con cariño y les explica lo que no entienden, pero a la vez les exige. Y después de estos años de experiencia, tiene claro que los varones en la casa son sus pequeños y que sin ningún problema se sacaría la comida de la boca para dársela a cualquiera de sus hijos.

Más que chistes y carcajadas

Ser humorista es una profesión impredecible porque nunca se sabe cómo va a ser la respuesta del público. Sin embargo, Juan Ricardo Lozano, más conocido como ‘Alerta’, le apostó a hacer reír. Su personaje de Cuentahuesos llegó al público y se quedó en la mente de los colombianos. A su vida también llegaron sus dos hijas y su hijo.

Su primogénita nació hace 14 años, coincidencialmente en el mismo momento que Lozano entró a trabajar a Sábados Felices. Les dedicaba mucho tiempo a las niñas y el restante, trabajaba en lo que saliera, ya fuera vendiendo libros o narrando partidos en los colegios.“Cuando supe que mis hijas estaban sanas, miré si al menos se parecían a un vecino conocido”, dice poniéndole el toque de buen humor que lo caracteriza. Se separó de la mamá de sus hijas hace 2 años, pero su relación con ellas sigue intacta. A diario las ve y en lo posible les ayuda a hacer sus tareas. Alerta tiene su propia empresa y aparte de ‘echar cuentos’, redacta libretos para televisión. Justamente, mientras era director de teatro de la Universidad Distrital conoció a Carolina, la mujer que le dio el anhelado hijo varón, que a sus 6 meses, considera es su vivo reflejo y se llama también Juan Ricardo.

“De ahí salió el chiste: si no es hijo de uno, al menos tocayos quedamos”, comenta mientras se ríe. En sus ratos de hombres disfruta haciéndole cosquillas y verlo reír. Para ‘Alerta’ lo más difícil de tener tres hijos es darles seguridad económica; por eso, los herederos tienen desde ya una póliza de educación que garantiza su universidad. “Ese es el mejor regalo que les puedo dar para que no tengan la dificultad que nosotros tuvimos”.

Por Margarita Barrero F.Redactora ABC del bebé.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet