Síguenos en:

Dudas de las horas previas al nacimiento

Dudas de las horas previas al nacimiento

El momento en que se establece la mayor conexión humana posible.

Dudas de las horas previas al nacimiento
Por: Redacción ABC del bebé
22 de Octubre de 2014
Comparte este artículo

Tal vez uno de los momentos que mayor expectativa y nervios generan, luego de saber que se está embarazada, es el día del parto. Y no es para menos, este es un proceso algo incierto, pues ningún parto es igual a otro; sin embargo, existen parámetros comunes que le transmiten a la madre tranquilidad y confianza. 

Además, ellas deben perderle el miedo al parto natural, que por desinformación, pánico a los dolores de las contracciones o vanidad, lo han estigmatizado, al preferir la cesárea para traer al mundo a sus hijos, desconociendo las bondades que tiene el parto vaginal en torno al fortalecimiento del sistema digestivo e inmunológico del bebé, y para la lactancia.

Se calcula que en Colombia el 50 por ciento de los bebés nacen por cesárea, y de estos el 80 por ciento no es decisión del especialista, sino de la madre. Esto preocupa a los médicos que dicen que el parto natural beneficia altamente al niño y genera una conexión especial madre-hijo.

Por qué darle el sí a la naturaleza

Lo primero que hay que decir del parto natural es eso precisamente, que es la forma original prevista por la naturaleza para el nacimiento de los seres humanos, y que es un proceso que se da libremente desde el organismo de la mujer. Es el cuerpo el que hace el trabajo físico, hormonal y mecánico para que nazca el bebé.

Un parto natural comienza con las contracciones uterinas regulares, que aumentan en intensidad y frecuencia. Seguidamente, el cuello uterino se dilata para dar paso a que el bebé descienda y baje por la vagina. En algunos casos es necesario hacer una episiotomía (corte vaginal) para ampliar el conducto y permitir la salida del bebé con mayor facilidad.

Según el ginecobstetra Andrés Daste, el tiempo del parto natural depende, en gran medida, de la experiencia de la madre. Si es primeriza dilatará, en promedio, un centímetro por hora una vez inicie su trabajo de parto, y tomará en total 10 horas, pero algunas tardan 20 horas y más. Las que ya son madres dilatan 1,5 centímetros por hora, y el proceso se agiliza.

Es necesario que luego del parto se cuide mucho la herida para evitar que se infecte, el único riesgo que se puede presentar. El cuidado solo implica una buena higiene diaria, y su recuperación total durará aproximadamente 7 días. 

Para el tema del dolor en el parto natural, a la madre le administrarán anestesia para que no padezca, y pueda pujar ayudando a su hijo a nacer. En este punto, la respiración y la tranquilidad son clave.

El doctor Fernando Laverde explica que en el parto natural y en la cesárea, la anestesia abarca de la cintura hacia abajo. En el parto natural se pone la epidural, y en la cesárea, la peridural o la raquídea. La diferencia entre una y otra, radica en que la primera es analgésica, para no sentir las contracciones, y con la segunda se pierde completamente la sensibilidad. El efecto de ambas se percibe de 25 a 30 minutos después de ponerlas. La calma es muy importante en el proceso de dar a luz, pues al sentir dolor, la mujer libera catecolaminas, sustancias en la sangre que producen alteración en su flujo al útero. Si está angustiada se generan estas en mayor cantidad, aumentando también las contracciones y, por supuesto, el dolor.

La cesárea

Antes de conocer lo pertinente sobre la cesárea es importante saber en qué casos es la opción apropiada o la mejor posible. Por ejemplo, es el parto acertado si hay un tumor en el cuello uterino u otro sitio, que dificulte el paso del bebé.

Así también, un 50 por ciento de las cesáreas se decide por motivos asociados al bienestar del bebé. Uno de los casos es cuando el útero ya no es seguro ni cómodo para él, porque no recibe los nutrientes ni el oxígeno que necesita.

Otros bebés están sentados, es decir, vienen de nalgas, y aunque pueden nacer así por vía vaginal, es mucho más difícil, y por ello los médicos prefieren ordenar una cesárea. Del mismo modo, se elige la cesárea si se ha cumplido el tiempo de la gestación y no hay muestras de darse el alumbramiento.

Es importante recalcar que muchas veces es mejor una cesárea si la madre padece de enfermedades como la diabetes, problemas de hígado, neofropatías, o si se presenta preeclampsia o es portadora del VIH. Así, es mejor que el bebé no pase por el conducto vaginal.

Ahora, conociendo los principales casos en los que se recomienda una cesárea, porque hay más razones, podemos explicar que el método consiste en una incisión quirúrgica en el abdomen, que se hace para abrir la piel y extraer al bebé o a los bebés. La incisión se hace arriba del pubis, se abre el útero, se extrae el líquido amniótico y luego se saca al recién nacido. Las cesáreas tienen como principal objetivo proteger la vida de la madre y su hijo. Es una medida de prevención y reacción ante cualquier imprevisto; sin embargo, el procedimiento tiene algunos aspectos que hay que atender.

A veces, el bebé no expulsa el líquido almacenado en sus pulmones (pulmón húmedo), si esto sucede, el pequeño requiere respiración asistida mientras se secan los pulmones. Es importante calcular bien y verificar la edad gestacional del bebé para evitar esto, pues se puede dar la membrana hialina, síndrome de dificultad respiratoria, frecuente en los niños prematuros, porque sus pulmones no se han desarrollado.

Por otra parte, la herida de la cesárea se infecta más fácil que las aberturas del parto natural, porque se corta tejido y músculo, dejando así una vía fácil para crear una infección intraabdominal, y su recuperación puede tardar hasta mes y medio.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
gersan.00
Hace 1 año
!
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet